SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Unos medicamentos comunes para el corazón y la diabetes podrían ayudar a aliviar las enfermedades mentales

JUEVES, 10 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio plantea la pregunta de si ciertos medicamentos para el colesterol, la presión arterial y la diabetes podrían ayudar a gestionar enfermedades mentales como la esquizofrenia.

Los hallazgos provienen de un estudio de más de 142,000 pacientes suecos con enfermedades mentales graves, entre ellas la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Los investigadores encontraron que a esos pacientes les iba mejor en general en los periodos en que tomaban ciertos fármacos para tratar el colesterol alto, la hipertensión o la diabetes.

En comparación con los periodos en que no tomaban esos medicamentos, era menos probable que acabaran en un hospital psiquiátrico o que intentaran autolesionarse.

Específicamente, los hallazgos del estudio mostraron que el beneficio se observó cuando los pacientes tomaban: estatinas, que reducen el colesterol; bloqueadores de los canales de calcio, un grupo de medicamentos para la presión arterial; o la metformina, un medicamento oral para la diabetes.

Los hallazgos no prueban que los medicamentos tuvieran un efecto directo en los síntomas de salud mental, señaló el investigador principal, el Dr. Joseph Hayes, del Colegio Universitario de Londres.

Pero, dijo, sí plantean que se debe realizar más investigación.

"Creemos que unos ensayos aleatorios y controlados de esos fármacos para la enfermedad mental grave deberían ser el próximo paso, y se están llevando varios a cabo en todo el mundo", añadió Hayes.

Una ventaja es que los fármacos ya están aprobados, anotó, y los investigadores saben bastante sobre sus efectos secundarios y su seguridad.

Terry Goldberg, profesor de psicología médica en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, indicó algunas precauciones respecto a los hallazgos.

Ya se han realizado ensayos pequeños que evaluaron estos medicamentos en el tratamiento de la enfermedad mental, anotó Goldberg, y los resultados "no han sido impresionantes".

Enfatizó que los nuevos hallazgos solo muestran una correlación entre los medicamentos y unas tasas más bajas de hospitalización y autolesiones.

"Eso no prueba causalidad", dijo Goldberg.

Una posibilidad es que cuando los pacientes tomaban esos medicamentos, recibían una mejor atención de la salud en general, añadió.

También podrían haber tenido un respaldo adicional de la familia para llevarlos a las citas médicas y ayudarlos a seguir las recetas, sugirió Goldberg.

Hayes se mostró de acuerdo, y explicó la forma en que su equipo intentó tener esos factores en cuenta: observaron si a los pacientes mentalmente enfermos les iba mejor si tenían una receta de un diurético, que es un medicamento para la hipertensión.

Hay evidencias existentes de que las estatinas, los bloqueadores de los canales de calcio y la metformina podrían, en teoría, tener beneficios para la salud mental. Al contrario, no hay una evidencia similar para los diuréticos. Entonces, explicó Hayes, si el uso de un medicamento es simplemente un marcador de una mejor atención de la salud o de más estabilidad en las vidas de los pacientes, a los que toman diuréticos también debería irles mejor.

Pero no fue así.

"Esto contradice el argumento de que lo que observamos se relacionaba solo con un periodo de mayor estabilidad", dijo Hayes.

Los resultados se basan en los expedientes médicos de 142,691 adultos y adolescentes suecos que fueron tratados por esquizofrenia, trastorno bipolar o una psicosis no afectiva entre 2005 y 2016.

Los investigadores se enfocaron en el uso de las estatinas, los bloqueadores de los canales de calcio o la metformina de los pacientes debido a las evidencias de que esos fármacos podrían aliviar los síntomas de salud mental.

Por ejemplo, las estatinas son antiinflamatorias, y se cree que varios trastornos psiquiátricos implican una inflamación en el sistema nervioso central, según Hayes. Además, la investigación con animales ha dado pistas de que las estatinas podrían tener efectos antipsicóticos o proteger a las células cerebrales del daño.

Por otra parte, la metformina podría ayudar a abordar los problemas en la forma en que el cerebro utiliza la glucosa (el azúcar) en las personas con ciertos trastornos mentales. Por su lado, los bloqueadores de los canales de calcio se dirigen a los llamados canales de calcio tipo L, que solo existen en el corazón y en los vasos sanguíneos, pero no en el cerebro. Y la investigación con animales sugiere que ayudan a controlar la conducta emocional.

En general, encontraron los investigadores, los pacientes eran menos propensos a ser admitidos a un hospital psiquiátrico durante los periodos en que tenían recetas de cualquiera de esos medicamentos, en comparación con otros periodos.

También eran menos propensos a autolesionarse, lo que incluye los intentos de suicidio.

El estudio, que aparece en la edición en línea del 9 de enero de la revista JAMA Psychiatry, fue financiado por subvenciones del gobierno y de fundaciones.

"En esta etapa", apuntó Hayes, "no sugerimos que las personas con estas enfermedades mentales cambien su tratamiento".

Pero añadió que si tienen afecciones de salud que ameritan tomar una estatina, un bloqueador de los canales de calcio o metformina, quizá deban hacerlo.

Goldberg se mostró de acuerdo. "Es mejor tratar esas afecciones que no tratarlas", aseguró.

Más información

La Alianza Nacional Sobre Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness) ofrece más información sobre los tratamientos de salud mental.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad