Unos fuertes anticoagulantes podrían ayudar a los pacientes con COVID, pero la gravedad de la enfermedad es clave

LUNES, 25 de enero de 2021 (HealthDay News) -- Unas dosis completas de unos anticoagulantes pueden ser beneficiosas para los pacientes hospitalizados con COVID-19, pero la gravedad de su enfermedad importa, señalan unos investigadores.

El nuevo análisis global encontró que los pacientes hospitalizados con una COVID-19 moderada podrían beneficiarse del poder de prevención de los coágulos de los fármacos, pero que los pacientes con una enfermedad tan grave que requieren la admisión a una unidad de cuidados intensivos quizá no se beneficien.

Unos fuertes anticoagulantes podrían ayudar a los pacientes con COVID, pero la gravedad de la enfermedad es clave

"La infección con el SARS-CoV-2 puede aumentar el riesgo de desarrollar coágulos de sangre, al provocar una respuesta inflamatoria significativa en el cuerpo", explicó la Dra. Aeshita Dwivedi, cardióloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Esos coágulos sanguíneos pueden además conducir a afecciones debilitantes y potencialmente letales, como ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares o embolias pulmonares", comentó Dwivedi, que no participó en el nuevo estudio.

Dijo que los nuevos datos "han demostrado que unas dosis más altas de anticoagulantes, además de ser seguras, redujeron la necesidad de soporte vital y quizá incluso de muerte" en los pacientes con una enfermedad moderada en el hospital.

A principios de la pandemia de COVID-19, los médicos de todo el mundo notaron que los pacientes con COVID-19 tenían unas tasas altas de coágulos sanguíneos e inflamación, que conducían a complicaciones como insuficiencia pulmonar, ataque cardiaco y accidente cerebrovascular. En ese momento, no se sabía si administrar a los pacientes con COVID-19 unas dosis altas de anticoagulantes sería seguro y efectivo.

El diciembre pasado, el mismo grupo de investigadores publicó unos hallazgos que mostraban que el uso de rutina de anticoagulantes a dosis completa en los pacientes con COVID-19 enfermos de gravedad no era beneficioso, y que podría ser incluso nocivo en algunos casos.

¿Pero qué hay del efecto de los fármacos en los pacientes con una enfermedad moderada?

"Para vencer al desafío de esta pandemia, los investigadores de todo el mundo se unieron para responder a esta pregunta lo antes posible", según un comunicado de prensa del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) de EE. UU. El instituto se asoció con agencias similares en Canadá, Reino Unido y Australia para ayudar a producir esta investigación, en que participaron más de 300 hospitales de todo el mundo.

Los investigadores evaluaron si unas dosis completas del anticoagulante heparina eran más beneficiosas para más de 1,000 adultos hospitalizados con una COVID-19 moderada que las dosis más bajas que en general se utilizan para prevenir los coágulos.

Se definió que los pacientes tenían una enfermedad moderada si no estaban en cuidados intensivos y si no requirieron un respaldo orgánico, por ejemplo ventilación mecánica.

Los hallazgos preliminares de los ensayos mostraron que los anticoagulantes a dosis completa eran seguras, reducían la necesidad de soporte vital, mejoraron los resultados de los pacientes con una enfermedad moderada, y quizá hayan reducido su riesgo de morir. Este último hallazgo requiere más investigación, señaló el NHLBI.

Muchos pacientes con COVID-19 deben ser hospitalizados, pero estos hallazgos sugieren que el uso de anticoagulantes a dosis completa podría reducir la carga de las unidades de cuidados intensivos en todo el mundo.

Los investigadores dijeron que ahora están actuando con la mayor rapidez posible para hacer que los resultados completos de los ensayos estén disponibles para ayudar a los médicos a tomar decisiones informadas sobre el tratamiento de los pacientes con COVID-19 hospitalizados.

Por su parte, Dwivedi enfatizó que el análisis todavía es preliminar.

"Aunque los resultados ofrecen esperanzas, no deben influir en la práctica clínica actual hasta que los datos se analicen del todo y se sometan a una revisión profesional rigurosa", aseguró. "Se están realizando más de 20 estudios en todo el mundo para responder a esta pregunta. Si los estudios reflejan a los resultados preliminares de forma constante, añadiría otra herramienta útil al arsenal terapéutico, que actualmente es limitado, para el tratamiento de la COVID-19".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Aeshita Dwivedi, MD, cardiologist, Lenox Hill Hospital, New York City; U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute, news release, Jan. 22, 2021

Comparte tu opinión