Unos factores invisibles nos ayudan a encontrar los objetos perdidos con una mayor rapidez, según un estudio

Unos factores invisibles nos ayudan a encontrar los objetos perdidos con una mayor rapidez, según un estudio

DOMINGO, 7 de junio de 2020 (HealthDay News) -- Cuando alguien busca un artículo perdido, es útil pensar en su color, tamaño y forma. Pero los investigadores de Johns Hopkins señalan que unos rasgos que son invisibles también tienen algo que ver.

Los investigadores aseguraron que unos voluntarios encontraron unos artículos cotidianos un 20 por ciento más rápido al enfocarse inconscientemente en unos rasgos que no se pueden ver, como la dureza y la blandura.

"Simplemente conocer las propiedades físicas latentes de los objetos es suficiente para ayudar a orientar la atención hacia ellos", observó el autor sénior del estudio, Jason Fischer, neurocientífico cognitivo del departamento de ciencias psicológicas y del cerebro.

"Es sorprendente, porque casi todas las investigaciones anteriores en esta área se han enfocado en una variedad de propiedades visuales que pueden facilitar la búsqueda, pero encontramos que lo que se sabe sobre los objetos puede ser tan importante como lo que en realidad se ve", dijo.

En el estudio, el equipo de Fischer realizó experimentos en que las personas intentaban encontrar objetos cotidianos en medio del desorden.

En algunas búsquedas se implicó la dureza del objeto perdido. Los investigadores encontraron que las personas usaban la percepción de la dureza para encontrar el objeto más rápidamente, pero ninguno de los participantes fue consciente de lo que hacía.

"Si está buscando un suéter en una habitación desordenada, sin ninguna conciencia de hacerlo, puede evitar desperdiciar tiempo buscando entre los objetos duros de la habitación, sino que se enfoca en los objetos blandos", explicó Fischer.

Mientras mayor era el desorden, mayor fue el rol de la dureza. La dureza se tomó en cuenta incluso cuando a las personas se les mostraron dibujos lineales del objeto perdido.

Cuando los investigadores rastrearon los lugares donde las personas revisaron durante su búsqueda, encontraron que pasaban menos tiempos viendo las cosas que no tenían la dureza o la blandura correctas.

"A mí, eso me dice que lo tenemos pendiente, siempre estamos evaluando el contenido físico de una escena para decidir qué hacer luego", aseguró Fischer. "Nuestros motores mentales intuitivos de la física trabajan de manera constante para orientar no solo la forma en que interactuamos con los objetos de nuestro ambiente, sino también cómo distribuimos nuestra atención entre ellos".

Espera usar estos hallazgos para estudiar lo que las personas saben intuitivamente sobre los objetos, que podría ayudarles a predecir qué es lo próximo que sucederá en su ambiente.

El informe se publicó en una edición reciente en línea de la revista Journal of Experimental Psychology: General.

Más información

Si quiere consejos sobre cómo encontrar los objetos perdidos, visite wikiHow.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión