Unos experimentos de laboratorio muestran cómo las máscaras podrían proteger de la COVID-19

Unos experimentos de laboratorio muestran cómo las máscaras podrían proteger de la COVID-19

MARTES, 9 de junio de 2020 (HealthDay News) -- Unos científicos que estudian al coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la COVID-19, creen que han descubierto por qué las máscaras faciales podrían ayudar a limitar la transmisión del virus.

El virus tiende a infectar primero a la cavidad nasal, y se replica menos bien en el tracto respiratorio inferior, encontraron los investigadores, de la Universidad de Carolina del Norte (UNC). Pero a veces llega a los pulmones, donde puede provocar graves consecuencias, entre ellas una neumonía letal.

"Si la nariz es el lugar inicial dominante a partir del cual se inician las infecciones pulmonares, entonces el uso generalizado de las máscaras para proteger a los conductos nasales, además de cualquier estrategia terapéutica que reduzca al virus en la nariz, por ejemplo la irrigación nasal o los aerosoles nasales antivirales, podría ser beneficioso", aseguró en un comunicado de prensa de la universidad el coautor del estudio, el Dr. Richard Boucher.

Boucher es profesor de medicina y director del Instituto Pulmonar de la Facultad de Medicina de la UNC.

El estudio revela nueva información sobre la progresión y la gravedad de la enfermedad tras la infección, señalaron los investigadores.

En una serie de experimentos, los investigadores encontraron que el virus puede infectar con facilidad a las células en la nariz, pero no tan fácilmente a las células que revisten a la garganta y a los bronquios, y todavía menos a las células en los pulmones.

Los hallazgos también mostraron que las células en los conductos nasales tenían más proteína ACE2, que el virus necesita para vincularse, que el sistema respiratorio inferior. Esto podría explicar por qué la nariz es el foco de la infección.

Los investigadores también encontraron que algunas células de las vías respiratorias no estaban infectadas, lo que es interesante, anotaron.

Esto sugiere que unos factores desconocidos de las vías respiratorias determinan cómo la infección progresa, y podrían explicar por qué algunas personas enferman más que otras y por qué algunas personas no tienen ningún síntoma en lo absoluto, añadieron los autores del estudio.

También es posible que las personas que hayan sido expuestas a otros coronavirus tengan cierta inmunidad al SARS-CoV-2, apuntaron los investigadores.

Según James Kiley, director de la división de enfermedades pulmonares del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU., "estos resultados, que usan una metodología novedosa e innovadora, abren nuevas direcciones para estudios futuros sobre el SARS-CoV-2 que podrían orientar al desarrollo y a las prácticas terapéuticas para reducir la transmisión y la gravedad de la COVID-19".

El informe aparece en la edición en línea del 26 de mayo de la revista Cell.

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión