Unos datos muestran que la COVID-19 es mucho más letal y nociva que la gripe

Unos datos muestran que la COVID-19 es mucho más letal y nociva que la gripe

VIERNES, 18 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- La COVID-19 es mucho más dañina y letal que la gripe estacional, confirma un estudio reciente.

Los investigadores analizaron los datos del Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU. sobre más de 3,600 pacientes hospitalizados con COVID-19 entre el 1 de enero y el 17 de junio de este año, y de más de 12,600 hospitalizados con gripe entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2019. La edad promedio de los pacientes de ambos grupos era de 69 años.

La tasa de mortalidad entre los pacientes con COVID-19 de un 18.5 por ciento, mientras que fue de un 5.3 por ciento entre los que tuvieron la gripe. Los que tenían COVID fueron casi cinco veces más propensos a fallecer que los pacientes con gripe, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 15 de diciembre de la revista BMJ.

Los pacientes con COVID-19 con el riesgo más alto de morir incluyeron a los que tenían a partir de 75 años que también padecían de enfermedad renal crónica o demencia, y los negros que eran obesos, o que tenían diabetes o enfermedad renal.

El estudio también encontró que los pacientes con COVID-19 tenían cuatro veces más probabilidades de requerir máquinas para respirar, casi 2.5 veces más probabilidades de ser admitidos a cuidados intensivos, y que permanecieron en el hospital tres días más, en promedio, que los pacientes con gripe.

Un estudio distinto, de Francia, que se publicó en línea el 17 de diciembre en la revista The Lancet Respiratory Medicine, llegó a conclusiones similares. Casi el doble de personas fueron admitidas al hospital por la COVID-19 en el pico de la pandemia que por influenza en el pico de la temporada de gripe de 2018/2019. Y la tasa de mortalidad fue casi tres veces más alta.

El equipo francés, dirigido por el Dr. Dr. Pascale Tubert-Bitter, director de investigación de L'Institut National de la Santé et de la Recherche Médicale (Inserm), y Catherine Quantin, del Hospital Universitario de Dijon y del INSERM, compararon los datos de los pacientes con COVID-19 admitidos al hospital en un periodo de dos meses en la primavera de 2020 con los pacientes de influenza admitidos en un periodo de tres meses durante el brote de gripe estacional de 2018/2019.

"El hallazgo de que la tasa de mortalidad de la COVID-19 fue tres veces más alta que la de la influenza estacional es particularmente llamativo cuando recordamos que la temporada de gripe de 2018/2019 fue la peor en los cinco años anteriores en Francia, en cuanto al número de muertes", anotó Quantin en un comunicado de prensa de Lancet.

Tubert-Bitter añadió que, "en conjunto, nuestros hallazgos indican con claridad que la COVID-19 es mucho más grave que la influenza estacional. En un momento en que ningún tratamiento ha mostrado efectividad para la prevención de una enfermedad grave en los pacientes con COVID-19, este estudio resalta la importancia de todas las medidas de protección físicas, y subraya la importancia de unas vacunas efectivas".

Los investigadores de EE. UU. dijeron que una gran sorpresa en el estudio fue que los pacientes con COVID-19 tenían un riesgo más alto de desarrollar diabetes, con 9 casos adicionales por cada 100 que los pacientes con gripe.

"Esos pacientes no tenían diabetes hasta que contrajeron la COVID-19", comentó el autor sénior del estudio, el Dr. Ziyad Al-Aly, profesor asistente de medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis. "Entonces su azúcar en la sangre se disparó, y necesitaron unas dosis inmensas de insulina. ¿Es la diabetes reversible, o requeriría gestión a largo plazo? ¿Será diabetes tipo 1 o tipo 2? No lo sabemos, porque la COVID-19 apenas existía hace un año".

Otro hallazgo fue que los pacientes con COVID-19 tenían un riesgo más alto de daño renal agudo y de un shock séptico grave. En ambas complicaciones, hubo un promedio de 6 casos más por cada 100 pacientes con COVID-19 que entre los pacientes con gripe.

Además, los pacientes con COVID-19 fueron más propensos a necesitar medicamentos para tratar una presión arterial baja grave, una afección que puede conducir a daño en los órganos y muerte. La tasa fue de 11.5 casos más por cada 100 pacientes que entre los pacientes con gripe.

"Se han hecho muchas comparaciones públicas de alto perfil entre la COVID-19 y la gripe, pero esas comparaciones se sacaron sobre todo usando datos dispares y métodos estadísticos que han resultado en muchas conjeturas. Nuestra investigación representa una comparación directa entre ambas enfermedades", enfatizó Al-Aly en un comunicado de prensa de la universidad.

"Una comprensión más profunda de los riesgos que la COVID-19 representa para la salud ayuda a anticipar la demanda de servicios de atención de la salud y a proyectar la mortalidad con una mayor precisión", añadió.

"Sabemos muy poco sobre la COVID-19 debido a lo nueva que es", anotó Al-Aly. "No estoy seguro del motivo de que los pacientes sufran y mueran más. Mi instinto me dice que la causa se relaciona con disparidades raciales en la atención de la salud, pero podría haber otros factores que aún no conozcamos".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Washington University in St. Louis, news release, Dec. 15, 2020; The Lancet Respiratory Medicine, news release, Dec. 17, 2020

Comparte tu opinión