Unos científicos detectan pistas del motivo de que las infecciones con la ómicron sean más leves

LUNES, 3 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Una nueva investigación con animales ofrece una explicación convincente sobre cómo la variante ómicron provoca una enfermedad menos grave que algunas de sus predecesoras: parece implantarse en la nariz, la garganta y la tráquea, en lugar de bajar hasta los pulmones.

"Es justo decir que está surgiendo la idea de una enfermedad que se manifiesta sobre todo en el sistema respiratorio superior", declaró al The New York Times Roland Elis, biólogo computacional del Instituto de Salud de Berlín, que ha estudiado la forma en que los coronavirus infectan a las vías respiratorias.

Unos científicos detectan pistas del motivo de que las infecciones con la ómicron sean más leves

Más de una docena de grupos de investigación han estado observando a la variante ómicron en los laboratorios, usando animales, en el mes pasado. Han estado infectando células en placas de Petri con la ómicron, y entonces infectan a animales.

Más de seis estudios han encontrado que la ómicron es más leve que la variante delta y otras. Aunque las variantes anteriores han cicatrizado los pulmones y han provocado dificultades respiratorias en los humanos, varios estudios con ratones y hámsteres han encontrado que la variante provocaba unos síntomas mucho más leves. Esto incluyó a una investigación con hámsteres sirios, que se había encontrado que enferman de gravedad con otras variantes, informó el Times.

"Esto fue sorprendente, dado que todas las demás variantes han provocado una infección robusta en estos hámsteres", dijo al Times el Dr. Michael Diamond, virólogo de la Universidad de Washington y coautor de ese estudio.

Un gran consorcio de científicos japoneses y estadounidenses publicó un informe sobre sus estudios con hámsteres y ratones la semana pasada: sus hallazgos incluyeron que los animales infectados con la ómicron tenían menos probabilidades de fallecer, además de perder menos peso y presentar menos daño pulmonar.

Aunque la ómicron presente en las narices de los hámsteres era la misma que en los animales infectados con una variante anterior del coronavirus, el equipo de Diamond encontró que los niveles de ómicron en los pulmones eran un décimo o menos respecto al nivel de las demás variantes. Se debería anotar que la investigación realizada en animales no siempre se replica en los humanos.

Por otro lado, otro estudio consiguió información sobre el virus usando trocitos de tejido tomados de las vías respiratorias humanas durante la cirugía. Los investigadores de la Universidad de Hong Kong estudiaron 12 muestras pulmonares, y encontraron que la ómicron crecía con una mayor lentitud que las variantes anteriores.

Aunque este estudio iluminó por qué las personas infectadas con la ómicron parecen tener menos probabilidades de ser hospitalizadas que las que tienen la delta, la pregunta requerirá más investigación para verificar los hallazgos.

La ómicron porta más de 50 mutaciones genéticas, algunas de las cuales pueden permitir a un coronavirus aferrarse de forma más estrecha a las células, mostraron investigaciones anteriores, y otras que pueden permitirle evadir a los anticuerpos.

Una vez el coronavirus llega a los pulmones, las células inmunitarias pueden reaccionar de forma exagerada, y matar no solo a las células infectadas, sino también a las que están sin infectar. También pueden producir una inflamación descontrolada, cicatrizar las delicadas paredes de los pulmones y pasar al torrente sanguíneo, lo que desencadena coágulos y daña a otros órganos.

El Dr. Ravindra Gupta, virólogo de la Universidad de Cambridge, sugiere una explicación molecular de por qué la ómicron no parece prosperar en los pulmones.

Una proteína llamada TMPRSS2, que portan muchas células de los pulmones, no se aferra bien a la ómicron. Esto significa que la ómicron no infecta a estas células con la misma efectividad que la delta, algo que tanto Gupta como un equipo de la Universidad de Glasgow han descubierto de forma independiente, reportó el Times. Unas células encontradas más arriba en las vías respiratorias tienden a no portar esta proteína, y los coronavirus también pueden entrar en las células que no producen a esta proteína.

"Todo se trata de lo que sucede en las vías respiratorias superiores para que se transmita, ¿correcto?", le dijo Gupta al Times. "En realidad no es lo que sucede abajo, en los pulmones, donde ocurren las cosas de la enfermedad grave. Así que se puede comprender por qué el virus evolucionó de esta forma".

Pero Diamond enfatizó que todavía es prematuro afirmar que la TMPRSS2 es la clave para comprender a la ómicron. Y los estudios aún no responden a por qué la variante es tan buena en la propagación de una persona a otra.

"Quizá sea tan sencillo como que hay mucho más virus en la saliva y los conductos nasales de las personas", dijo al Times Sara Cherry, viróloga de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

La variante quizá también sea más estable en el aire, o infecte mejor a los nuevos anfitriones.

"Creo que es una pregunta de verdad importante", añadió Cherry.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: The New York Times

Comparte tu opinión