Unos científicos desarrollan una prueba rápida del consumo de marihuana

VIERNES, 22 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Los investigadores podrían estar un paso más cerca de desarrollar el equivalente a un alcoholímetro para detectar el consumo de marihuana.

En un estudio inicial, los científicos encontraron que su prueba rápida podía detectar el THC de forma fiable en la saliva de las personas en cuestión de 5 minutos. THC son las siglas de tetrahidrocannabinol, el ingrediente activo de la marihuana.

Unos científicos desarrollan una prueba rápida del consumo de marihuana

Ahora mismo el "estándar de excelencia" para la detección del uso de marihuana es medir el THC en la sangre o en la orina. Pero el procesamiento de estas pruebas puede tardar días. La otra desventaja es que, a diferencia del alcohol, el THC puede permanecer durante días en el torrente sanguíneo, de forma que una prueba sanguínea "positiva" no necesariamente refleje un uso reciente.

Estos factores han hecho que desarrollar una prueba de consumo de marihuana para el uso en la carretera, parecida al alcoholímetro utilizado para medir los niveles de alcohol de los conductores, sea difícil.

Pero el THC en la saliva solo refleja el consumo de marihuana en las 12 horas anteriores, comentó Hakho Lee, investigador sénior del nuevo estudio.

Hay algunas pruebas existentes de THC en la saliva, pero las entorpecen problemas como un procesamiento lento o los resultados "binarios", similar al sí/no de una prueba de embarazo.

Lee dijo que su equipo pudo desarrollar una prueba que no solo detecta el THC con rapidez en la saliva, sino que cuantifica el nivel.

En pruebas iniciales de 43 consumidores y 43 no consumidores de marihuana, detectó el THC de forma precisa en las muestras de saliva de todos los usuarios de la droga.

Tardó unos 3 minutos desde la introducción de la muestra hasta la obtención del resultado, según Lee, que trabaja en el Centro de Biología de Sistemas del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Los investigadores también utilizaron la prueba para monitorizar cómo los niveles de THC de los usuarios variaron con el tiempo. En general, el THC en la saliva se redujo con bastante rapidez después de que las personas fumaran la droga, aunque 6 horas más tarde estos niveles permanecían por encima de 1 ng/ml. Este es el umbral que recomienda el proyecto europeo Driving Under the Influence of Drugs, Alcohol and Medicines (algo así como "Conducción bajo la influencia de las drogas, el alcohol y los medicamentos").

Un problema más amplio es que, a diferencia de lo que sucede con el alcohol, no hay un nivel de THC que defina la "intoxicación". Esto es complicado, explicó Lee, porque el nivel de alteración asociado con una concentración dada de THC varía, por ejemplo según cómo se ingiere la marihuana y si la persona es un usuario regular.

Aun así, con ciertos ajustes, Lee aseguró que la prueba rápida de su equipo podría resultar útil como prueba en la carretera para los conductores de los que se sospecha que están alterados. E incluso hay aplicaciones potenciales para el público, anotó. Una es evaluar la leche materna, para que los bebés no se expongan accidentalmente al THC.

El rendimiento inicial de la prueba es "muy alentador", aseguró el Dr. Guohua Li, profesor de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Li, que no participó en la investigación, estudia el rol de las drogas en los accidentes de tráfico y otras lesiones.

"Hay evidencias abrumadoras y coherentes que muestran una relación entre el uso [de la marihuana] y un aumento en el riesgo de estar implicado en un accidente letal", advirtió Li.

El riesgo asociado con el consumo exclusivo de marihuana no es igual de alto que el de la conducción bajo la influencia del alcohol, anotó Li. Pero en promedio, afirmó, los conductores que han consumido marihuana tienen más o menos el doble de riesgo de estar implicados en un accidente letal que los no usuarios.

Además, apuntó Li, hay una prevalencia creciente de uso de marihuana. En las dos últimas décadas, señaló, ha habido un aumento marcado en la proporción de conductores lesionados letalmente con THC en sus sistemas.

Los hallazgos más recientes, comentó Li, ofrecen una "prueba de concepto" de que una prueba rápida de THC para usar en la carretera es posible. Pero "hace falta mucho más trabajo antes de que se pueda usar en el campo", añadió.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 20 de octubre de la revista Science Translational Medicine. Lee y varios coinvestigadores se incluyen como inventores en una solicitud de patente que cubre a la prueba.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre la conducción bajo la influencia del alcohol.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Hakho Lee, PhD, director, biomedical engineering program, Center for Systems Biology, Massachusetts General Hospital, Boston; Guohua Li, DPh, MD, professor, epidemiology, and founding director, Center for Injury Epidemiology and Prevention, Columbia University Mailman School of Public Health, New York City; Science Translational Medicine, Oct. 20, 2021, online

Comparte tu opinión