Antihipertensivos comunes podrían reducir el riesgo de cáncer de colon

Antihipertensivos comunes podrían reducir el riesgo de cáncer de colon

Millones de estadounidenses toman medicamentos para mantener su presión arterial bajo control. Un nuevo estudio sugiere que dos tipos de antihipertensivos podrían tener una función doble, y que también mantienen al cáncer de colon alejado.

Los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (que con frecuencia se conocen como inhibidores de la ECA) y los bloqueadores del receptor de la angiotensina II (BRA) ayudan a reducir la presión arterial al relajar y abrir a los vasos sanguíneos estrechados, permitiendo que la sangre fluya con libertad.

Los investigadores analizaron los expedientes de salud de casi 200,000 pacientes adultos en Hong Kong entre 2005 y 2013. En comparación con los que no usaban los fármacos, los que tomaban los inhibidores de la ECA o los BRA presentaron un riesgo un 22 por ciento más bajo de desarrollar un cáncer de colon en los tres años después de que una colonoscopia los declarara libres de cáncer, encontraron.

Los investigadores, de la Universidad de Hong Kong, excluyeron a todos los pacientes que tenían antecedentes de cáncer de colon.

El beneficio se observó de forma particular en los pacientes de a partir de 55 años, y entre los que tenían antecedentes de pólipos del colon, que son unos tumores potencialmente cancerosos.

En los tres años tras una colonoscopia limpia, ya hay un riesgo bajo de desarrollar un cáncer de colon. Aun así, el autor del estudio, el Dr. Wai Leung, profesor de medicina de la Universidad de Hong Kong, dijo que el cáncer se puede desarrollar durante este periodo.

"Encontramos que hay un efecto protector muy potente, en particular en ese periodo corto tras una colonoscopia negativa", explicó Leung.

Pero los efectos protectores solo duraron esos tres primeros años.

Los resultados se publicaron en la edición del 6 de julio de la revista Hypertension. Mostraron que los medicamentos no reducen el riesgo de todos los cánceres de colon, sino que son particularmente beneficiosos en la prevención del cáncer de colon que llega poco después de una colonoscopia.

El cáncer de colon es el tercer tipo de cáncer más común y la segunda causa de muerte por cáncer en todo el mundo.

Si unos medicamentos que se recetan con frecuencia se pueden también utilizar para prevenir el cáncer de colon, esto tendría un impacto significativo en la salud pública, aseguró el Dr. Raymond Townsend, director del programa de hipertensión y profesor de medicina del Hospital de la Universidad de Pensilvania.

Townsend dijo que los resultados de este estudio son significativos, sobre todo dado que los investigadores observaron una población tan grande.

"Una reducción del 22 por ciento no es banal, así que creo que aquí hay algo", añadió Townsend, que no participó en el estudio.

El estudio también encontró que, mientras más tiempo se utilizan los medicamentos, más probable es que se experimente un beneficio.

Por cada año que los pacientes tomaron los fármacos, el riesgo de desarrollar un cáncer de colon en los tres años tras una colonoscopia limpia se redujo en un 5 por ciento.

Pero, enfatizó Townsend, estudios como este generan más preguntas que respuestas.

La población de personas que toman medicamentos para reducir su presión arterial con frecuencia tiene una edad más avanzada y otros factores de riesgo del cáncer.

A medida que las personas envejecen, sus probabilidades de desarrollar hipertensión aumentan de forma dramática... al igual que sus probabilidades de desarrollar cáncer.

"Se trata de una población que ya tiene una propensión a desarrollar el problema en primer lugar", apuntó Townsend.

Como el estudio observó a personas en el mundo real, hay factores de riesgo y variables que afectan los resultados de forma natural.

"¿Se trata de la persona o del medicamento?", se preguntó Townsend.

E investigaciones anteriores han mostrado el efecto contrario, es decir, que los antihipertensivos podrían provocar cáncer, en lugar de prevenirlo.

"Más o menos desde 1976, el problema de los pacientes con cáncer que toman medicamentos para la presión arterial se ha observado repetidamente en la literatura", explicó Townsend.

Basándose en la forma en que los antihipertensivos funcionan, hay algunos motivos para creer que podrían prevenir el cáncer.

Para crecer, los cánceres deben desarrollar nuevos vasos sanguíneos, y los antihipertensivos podrían bloquear la formación de esos nuevos vasos sanguíneos.

"Es posible que estos medicamentos de verdad reduzcan el suministro sanguíneo de estos tumores y prevengan su crecimiento", señaló el Dr. Andrew Chan, especialista en cáncer de colon y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard. Chan no participó en el estudio.

Pero el estudio no puede probar una relación causal directa. Y Chan añadió que "un estudio no es suficiente para influir en la práctica clínica, y de verdad hay que verificar que otros estudios tengan asociaciones similares".

Comparte tu opinión