SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Uno es menos propenso a comprobar la veracidad de las 'noticias falsas' cuando aparecen en los medios sociales, según un estudio

Cuando los usuarios vieron a otros mirando la misma noticia en internet, eran menos propensos a verificarla

Cuando los usuarios vieron a otros mirando la misma noticia en internet, eran menos propensos a verificarla

MARTES, 23 de mayo de 2017 (HealthDay News) -- Este año en todas partes se habla de "noticias falsas". Ahora, un nuevo estudio sugiere que las personas podrían ser menos propensas a comprobar la veracidad de las noticias que ven en los medios sociales, en comparación con otros lugares.

¿Por qué? Los investigadores creen que simplemente saber que la información la están viendo otras personas en línea reduce las conductas de comprobación de los hechos, aunque no haya contacto directo entre los usuarios.

"La mera presencia de otras personas nos hace bajar la guardia y hace que estemos menos alerta", dijo la autora del estudio, Dita Johar, profesora de negocios en el departamento de mercadeo de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Pero la poca disposición a comprobar la veracidad de los hechos de la información que ven en Facebook, por ejemplo, no significa necesariamente que los usuarios sean más o menos propensos a creer esa información que tienen a mano.

Johar dijo que, de hecho, las personas tienden a emplear lo que se conoce como "razonamiento motivado" cuando están en línea.

Esto se produce cuando "las personas son más propensas a creer las declaraciones políticas que están en sintonía con sus propias ideas políticas", explicó. Pero ejemplo, dijo, "los republicanos registrados son más propensos a considerar que las afirmaciones que reflejan un punto de vista conservador son ciertas. Estar solos o en presencia de otras personas [en internet] no afectó a esta tendencia".

El estudio incluyó 8 experimentos, cada uno de los cuales contó con entre 175 y 385 participantes. Estos experimentos evaluaron cómo podría afectar la presencia de otros usuarios en línea a su conducta de verificación de los hechos.

Una prueba pidió a los usuarios a inscribirse en sitio de noticias simulado con 36 titulares nuevos supuestamente publicados por una organización noticiosa estadounidense.

Aunque algunos usuarios solamente se veían a sí mismos "conectados ahora", otros veían que había otros 100 usuarios en línea en el mismo momento. Se dijo a todos los participantes del estudio que algunos "hechos" eran ciertos y algunos eran falsos. Luego, se pidió a todos que indicaran cuál de los dos creían, o si querían "marcar" un hecho para verificarlo luego.

Los investigadores encontraron que las personas que eran conscientes de que había otros usuarios en línea comprobaban los hechos con menos frecuencia que los que no lo eran.

Otras tres pruebas observaron una dinámica parecida, pero con pequeños cambios. En una se ofreció a los que verificaran los hechos una pequeña recompensa económica. En otra se informó a algunos usuarios que otros usuarios estaban interactuando con la misma información que ellos en tiempo real. En una tercera se informó a algunos usuarios de que otros usuarios estaban en línea, pero no revisando la misma información en tiempo real.

En cada caso el resultado siguió siendo el mismo, y las personas que eran conscientes de que había otros usuarios en línea eran menos propensas a comprobar los hechos.

Pero un experimento adicional obtuvo unos hallazgos distintos. En este experimento, se dijo a los usuarios que su evaluación de los titulares de noticias finalmente se compartiría con otros usuarios.

En este escenario, se encontró que estos usuarios a los que "se pedía una responsabilidad" mayor eran más propensos a comprobar los hechos que los que pensaban que estaban solos en línea. Y ambos grupos también eran más propensos a verificar los hechos que los que sabían que había otros en línea pero no pensaban que se informaría sobre su conducta.

De forma colectiva, los hallazgos revelan "una respuesta casi instintiva ante la presencia de otras personas", quizá junto con una sensación de que "otros podrían hacerse cargo de la responsabilidad de comprobar los hechos", sugirió Johar.

Kelly Garrett, profesora asociada en la Facultad de Comunicación de la Universidad Estatal de Ohio, dijo que los hallazgos tienen "implicaciones importantes con respecto al modo en que los medios sociales podrían alterar la manera en que los individuos responden a afirmaciones no corroboradas".

Garrett cree que es el contexto de estar en un grupo lo que más importa, en lugar de la presión de las demás personas o cualquier propensión a confiar en que los demás comprueben los hechos.

Se mostró de acuerdo con el equipo del estudio en que "las creencias de las personas no siempre concuerdan con lo que saben sobre las evidencias". Por ejemplo, "muchas de las mismas personas que dijeron que el Presidente Obama había nacido fuera de Estados Unidos sabían que los que habían verificado los hechos y los periodistas habían concluido que esta afirmación era falsa", dijo Garrett.

Johar y sus colaboradores publicaron sus hallazgos en la edición en línea del 22 de mayo de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

Hay más información sobre las noticias y los medios sociales en el Centro de Investigación Pew.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad