Esperanza por insulina de acción ultrarrápida

Esperanza por insulina de acción ultrarrápida
| Foto: GETTY IMAGES

Una insulina experimental de acción ultrarrápida podría funcionar cuatro veces más rápido que las fórmulas de actuación rápida actuales, señalan unos investigadores.

En el estudio, los investigadores se enfocaron en una forma de insulina llamada insulina monomérica. Aunque su estructura debería, en teoría, permitirle funcionar con una mayor rapidez, la insulina monomérica es demasiado inestable para un uso práctico, pero el equipo de la Universidad de Stanford encontró una solución a ese problema.

"Las moléculas de insulina en sí son adecuadas, de forma que deseábamos desarrollar un 'polvo mágico de hadas' que se añade a un frasco que resolviera el problema de la estabilidad", apuntó el autor sénior, Eric Appel, profesor asistente de ciencias e ingeniería de los materiales.

"Con frecuencia, las personas se enfocan en los agentes terapéuticos de una formulación de un medicamento, pero, al enfocarnos en el rendimiento de los aditivos (las partes que antes se denominaban 'ingredientes inactivos') podemos lograr unos avances de verdad importantes en la eficacia general del medicamento", añadió Appel en un comunicado de prensa de la universidad.

Su equipo identificó un aditivo de polímero que podría estabilizar a la insulina monomérica durante más de 24 horas bajo condiciones de estrés. La insulina de acción rápida comercialmente disponible ahora permanece estable entre seis y 10 horas bajo las mismas condiciones.

Los investigadores confirmaron la acción ultrarrápida de su formulación en cerdos con diabetes, el modelo animal no humano más avanzado. Sus resultados se publicaron el 1 de julio en la revista Science Translational Medicine.

En los cerdos, la insulina experimental alcanzó un 90 por ciento de su actividad máxima en un periodo de 5 minutos tras la inyección, mientras que la insulina de acción rápida comercialmente disponible comenzó a mostrar una actividad significativa solo tras 10 minutos.

La actividad de la insulina experimental alcanzó su pico en unos 10 minutos, mientras que la insulina comercial requirió 25 minutos.

Aunque los resultados de los experimentos con animales no siempre son iguales en los humanos, los investigadores dijeron que la diferencia podría ser significativa. Se podría traducir en una reducción de cuatro veces en el tiempo que la insulina tarda en alcanzar su actividad máxima en las personas.

"De verdad no tiene precedentes", dijo Appel. "Este ha sido un importante objetivo de muchas grandes compañías farmacéuticas durante años".

Se están realizando pruebas adicionales con la meta de solicitar la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para ensayos clínicos en humanos.

Más información sobre Diabetes

Comparte tu opinión