Unas organizaciones de la salud demandan a la FDA para que acelere la revisión de los cigarrillos electrónicos

Unas organizaciones de la salud demandan a la FDA para que acelere la revisión de los cigarrillos electrónicos

MIÉRCOLES, 28 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- La decisión que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. tomó a finales del año pasado de retrasar una revisión de los cigarrillos electrónicos y cigarros es ilegal y una amenaza para la salud pública, según una demanda presentada por siete organizaciones médicas y de salud pública, además de cinco pediatras individuales.

Según las organizaciones, la decisión de la FDA de retrasar la revisión significa que en la actualidad los cigarrillos electrónicos y los cigarros pueden seguir vendiéndose sin información sobre sus riesgos para la salud o cualquier evidencia científica que respalde sus afirmaciones de que reportan beneficios para la salud pública.

Estos productos incluyen productos con sabores a dulces que resultan atractivos a los jóvenes y que podrían llevarles a volverse adictos al tabaco, según la demanda.

La FDA "debería retirar del mercado comercial esos productos de tabaco que plantean los mayores riesgos para la salud, en particular los que se dirigen a los niños y adolescentes", afirmaron las organizaciones en la demanda.

La demanda fue presentada el martes en la corte federal de Maryland por parte de la Asociación Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y sus filial de Maryland; la Red de Acción de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society Cancer Action Network); la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association); la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), la Campaign for Tobacco-Free Kids, la Truth Initiative y 5 pediatras individuales.

La demanda también advierte que la decisión de la FDA de retrasar la revisión de los cigarrillos electrónicos y los cigarros "entorpecerá el desarrollo de la ciencia necesaria para comprender, y educar al público sobre, qué productos realmente facilitan que se deje de fumar y cómo se pueden mercadear sin exponer a las personas jóvenes a un riesgo innecesario".

En agosto de 2016, la FDA obtuvo la jurisdicción sobre los cigarrillos electrónicos, los cigarros y otros productos de tabaco que antes no estaban regulados. Pero en agosto de 2017, la agencia retrasó un requerimiento de que los fabricantes de los productos que estaban entonces en el mercado tenían que proporcionar información sobre cada producto y que cada producto tenía que pasar un revisión de la FDA sobre su impacto en la salud pública, incluyendo si resulta atractivo a los jóvenes.

Los nuevos plazos para enviar solicitudes se retrasaron hasta agosto de 2021 para los cigarros y hasta agosto de 2022 para los cigarrillos electrónicos. La FDA dijo que los productos podrían seguir en el mercado indefinidamente durante el proceso de revisión y no estableció un plazo para finalizar su revisión.

El largo retraso de la revisión de estos productos contraviene la ley de 2009 que otorgó a la FDA la supervisión de los productos de tabaco, afirman las organizaciones de salud. Su demanda también afirma que la FDA incumplió las normas de requerimiento de los comentarios del público en la decisión y "no ofreció ninguna justificación significativa para no cumplir con el marco reglamentario al dejar exentos, durante más de cinco años, a los productos recién considerados para la revisión previa a su entrada en el mercado, una revisión que la FDA anteriormente describió como 'central' para la estructura reguladora que el Congreso habilitó para los productos de tabaco".

La FDA hasta ahora no ha dado una respuesta a la demanda. Pero según Associated Press, el comisionado de la agencia, el Dr. Scott Gottlieb, dijo en 2017 que el retraso en la revisión de los cigarrillos electrónicos era necesario porque la FDA y el sector de los cigarrillos electrónicos necesitaban más tiempo para prepararla.

Y al hablar la semana pasada con AP, Gottlieb dijo que la FDA pronto tomaría medidas contra "los productos que se están mercadeando de formas que resultan atractivas a los menores".

Pero también cree que los cigarrillos electrónicos y otras alternativas al tabaco que se fuma podrían tener un papel con respecto a evitar que los fumadores adultos fumen cigarrillos.

"Lo que no queremos hacer es acabar con el potencial de esa innovación antes de que realmente tengamos la oportunidad de evaluarla adecuadamente", señaló Gottlieb al servicio noticioso.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre los cigarrillos electrónicos y los jóvenes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión