Unas nuevas directrices desaconsejan los probióticos para los problemas digestivos

Unas nuevas directrices desaconsejan los probióticos para los problemas digestivos

MARTES, 9 de junio de 2020 (HealthDay News) -- No hay suficientes evidencias científicas como para respaldar el uso de los probióticos para tratar a la mayoría de los trastornos digestivos, según una nueva directriz de la Asociación Americana de Gastroenterología (American Gastroenterological Association, AGA).

Los probióticos son unos organismos microscópicos vivos que se encuentran en los alimentos o en los complementos dietéticos, según la AGA. Incluyen a ciertas bacterias y hongos.

Se estima que 3.9 millones de adultos estadounidenses toman probióticos, y muchos lo hacen para mejorar su salud digestiva, de forma que la AGA revisó la investigación publicada sobre su uso para los trastornos digestivos.

La revisión encontró evidencias insuficientes para recomendar los probióticos para el tratamiento de la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerativa, el síndrome del intestino irritable (SII) y la infección con la C. difficile, reportó la AGA en la edición del 9 de junio de la revista Gastroenterology.

"Los pacientes que toman probióticos para el Crohn, la colitis ulcerativa o el SII deben pensar en dejar de hacerlo", señaló la Dra. Grace Su, una profesora de gastroenterología de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, que dirigió al panel de la directriz. "Los complementos pueden ser costosos y no hay suficientes evidencias como para probar un beneficio o confirmar una falta de daño. Hable con su médico".

La nueva directriz de la AGA también desaconseja el uso de los probióticos para tratar la gastroenteritis infecciosa aguda en los niños.

La directriz sí respalda el uso de ciertas formulaciones probióticas en tres situaciones: la prevención de la infección con la C. difficile en los adultos y los niños que toman antibióticos; la prevención de la enterocolitis necrotizante en los bebés prematuros con un peso bajo al nacer; y, la gestión de la pouchitis, una complicación de la enfermedad intestinal inflamatoria.

"Si bien nuestra directriz sí resalta algunos casos de usos para los probióticos, subraya, lo que es más importante, que las suposiciones del público sobre los beneficios de los probióticos no están bien fundamentadas, y que también hay una variación importante en los resultados según la formulación del producto probiótico", comentó Su en un comunicado de prensa de la AGA.

La AGA dijo que se necesitan ensayos clínicos bien diseñados para refinar las directrices sobre los probióticos e investigar otras afecciones clínicas relevantes.

La asociación apuntó que los gastroenterólogos deben sugerir los probióticos a sus pacientes solo si hay un beneficio claro. Deben tener en cuenta que los efectos de los probióticos aplican a cepas de bacterias y a combinaciones de cepas específicas, añadió la AGA.

Más información

La Asociación Americana de Gastroenterología ofrece más información sobre los probióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión