Unas normas más estrictas sobre los opioides tras las cirugías no significan que los pacientes vayan a sufrir más dolor

Unas normas más estrictas sobre los opioides tras las cirugías no significan que los pacientes vayan a sufrir más dolor

MIÉRCOLES, 30 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- La gestión del dolor de los pacientes no se vio afectada después de que Vermont implementara unas nuevas normas que buscaban reducir el uso de los analgésicos opioides después de las cirugías, muestra un estudio reciente.

Las nuevas normas, introducidas en julio de 2017, requieren que los médicos expliquen a los pacientes los riesgos y los beneficios de los opioides (como el OxyContin), que presenten alternativas de analgésicos no opioides, y que los eduquen sobre la eliminación segura de los opioides que no hayan utilizado.

Antes de emitir una nueva receta para más de 10 pastillas de opioides, los médicos deben revisar el historial de analgésicos de un paciente en la base de datos de recetas del estado, y los pacientes deben firmar un consentimiento informado.

En este estudio, los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vermont examinaron las recetas de opioides en 15 operaciones comunes en cuatro especialidades quirúrgicas (cirugía vascular, general, ortopédica y urológica). Observaron los patrones de emisión de recetas durante los 12 meses anteriores a la entrada en vigencia de la nueva norma (365 procedimientos) y en los 17 meses posteriores (768 procedimientos).

La mediana de los equivalentes a miligramos de morfina (MME, por sus siglas en inglés), una medida de la potencia acumulativa de los analgésicos recetados, se redujo en un 33 por ciento, mostraron los hallazgos.

La mediana de los MME recetados antes y después de julio de 2017 fue de 96 y 64, respectivamente. La mediana de MME usados después de la cirugía fue de cero tras las regulaciones, en comparación con 16 MME antes de las regulaciones, señalaron los autores del estudio.

El porcentaje de pacientes que no recibieron ningún opioide tras una cirugía se multiplicó por más de dos, de un 12.7 por ciento antes de las nuevas normas a un 26 por ciento después de las nuevas normas.

El estudio fue presentado el martes en la reunión anual del Colegio Americano de Cirujanos (American College of Surgeons), en San Francisco. La investigación debe considerarse como preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

"La tendencia clara es que los médicos están recetando menos, los pacientes están usando menos, y no hay un cambio apreciable en el control del dolor ni la satisfacción reportados por el paciente tras la implementación de estas regulaciones", comentó la investigadora, la Dra. Mayo Fujii, profesora clínica de cirugía en el Colegio de Medicina Larner de la Universidad de Vermont.

"Que los pacientes estén usando menos podría reflejar el impacto de los esfuerzos de educación de los pacientes por establecer expectativas respecto al dolor postoperatorio y las estrategias no opioides de gestión del dolor, además de la concienciación del público sobre la epidemia de opioides", señaló en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Cirujanos.

Un mal control del dolor es una dificultad posible cuando se reduce el uso postquirúrgico de los opioides, pero el estudio encontró que no fue un problema.

"A pesar de la reducción en la cantidad de fármaco recetada, no pareció haber ningún cambio significativo en la tasa de resurtido ni en la satisfacción reportada por el paciente con el control del dolor", añadió Fujii.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre el control del dolor después de una cirugía.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión