SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Unas leyes más duras sobre el alcohol significan que menos jóvenes mueren en la carretera

Hubo una reducción del 9 por ciento en la mortalidad en los lugares donde las políticas de prevención de que se conduzca bajo la influencia del alcohol para todos los conductores eran más estrictas

Hubo una reducción del 9 por ciento en la mortalidad en los lugares donde las políticas de prevención de que se conduzca bajo la influencia del alcohol para todos los conductores eran más estrictas

LUNES, 13 de febrero de 2017 (HealthDay News) -- En los estados de EE. UU. con las leyes más duras para evitar que se conduzca bajo la influencia del alcohol, hay menos niños y adolescentes que mueren en accidentes de coche, según muestra un estudio reciente.

La mitad de los accidentes de vehículos con motor que acaban con las vidas de niños y adolescentes en Estados Unidos están motivados por el alcohol, indicaron los investigadores.

De los casi 85,000 niños y adolescentes que fallecieron en accidentes de coche en Estados Unidos entre 2000 y 2013, en el 28 por ciento de los casos había conductores que están legalmente ebrios. Aproximadamente la mitad de los niños fallecieron en accidentes en los que el conductor tenía alcohol en su sistema, según el estudio.

Pero los estados con las políticas más duras vieron una reducción del 9 por ciento en las muertes de niños y adolescentes en accidentes.

"Para reducir la mortalidad por accidentes relacionados con el alcohol entre los jóvenes, es importante fortalecer las políticas que se centran en los adultos, y no solamente en los jóvenes, y que la atención se centre en la bebida, no solamente en la conducción", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Tim Naimi, epidemiólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Un experto en el abuso del alcohol dijo que el estudio apunta a un hecho importante.

"Creo que este estudio entra en un área que habitualmente se olvida: las políticas públicas pueden tener impactos positivos en la salud y en la conducta", dijo el Dr. J. C. Garbutt, director médico del programa de abuso de alcohol y de sustancias de la Universidad de Carolina del Norte.

Aunque los esfuerzos para reducir la conducción bajo la influencia del alcohol han tenido mucho éxito en los últimos 30 años, "como profesional clínico, padre y abuelo, esperaría que se realizaran unos mayores esfuerzos para adoptar estas políticas razonables en todo Estados Unidos. Muchas familias evitarán un tragedia terrible si lo hacemos", dijo Garbutt.

Naimi indicó que el estudio, que evaluó 29 políticas sobre el alcohol en 50 estados y Washington, D.C., se centró en más cosas además de en las leyes sobre la conducción cuando se está ebrio.

"La mayoría de las políticas que incluimos en nuestro estudio fueron diseñadas para reducir el consumo de alcohol, en lugar de reducir la conducción entre los que ya se encuentran incapacitados para ello", comentó Naimi. "Y la mayoría de las políticas se centraban en la población general, en lugar de centrarse específicamente en los jóvenes".

Naimi cree que las leyes que aumentan los precios del licor y limitan las ventas son un modo importante de evitar que las personas se emborrachen en primer lugar.

Los 50 estados ya han aumentado la edad legal para beber hasta los 21 años, y Naimi confía en que los estados adopten leyes más restrictivas para el alcohol, al igual que ya han hecho para el tabaco.

Además, las leyes que prohíben a los conductores jóvenes que conduzcan por la noche y restringen la cantidad de pasajeros que pueden llevar en el coche también podrían reducir la cantidad de muertes en accidentes de coche, dijo.

Sin embargo, el estudio también mostró que casi la mitad de todas las personas jóvenes que fallecieron en accidentes eran pasajeros, y el 80 por ciento de esos jóvenes iban en un coche cuyo conductor era un adulto de 21 años o más que había estado bebiendo, dijo Naimi.

Esto no significa que no se debería poner la atención en los conductores ebrios, comentó Naimi. También respalda la retirada de la licencia de los conductores ebrios y la obligación del uso de los dispositivos de control de ignición en los coches que evitan que los conductores que hayan estado bebiendo arranquen el coche.

J.T. Griffin es el director de asuntos gubernamentales de MADD. "Conducir cuando se ha bebido alcohol sigue siendo la causa principal de muertes en las carreteras", dijo. "Tenemos que ver el problema en su totalidad, y no solamente centrarnos en un área, como puede ser la de los conductores jóvenes".

Un método importante es hacer que todas las personas que hayan sido condenadas por conducir ebrias tengan que usar un dispositivo de cierre por ignición que evita que puedan arrancar el coche si han bebido, dijo Griffin. En la actualidad, 28 estados, más el Distrito de Columbia, tienen leyes de este tipo, dijo.

"Hemos observado reducciones significativas en las muertes en las que se ha conducido bajo la influencia del alcohol después de que se aprobaran estas leyes", señaló Griffin.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición en línea del 13 de febrero de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre la conducción bajo la influencia del alcohol, visite MADD.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad