Unas inyecciones superfrías podrían derretir la 'grasa profunda'

Unas inyecciones superfrías podrían derretir la 'grasa profunda'

MIÉRCOLES, 22 de enero de 2020 (HealthDay News) -- El laboratorio asociado con la Universidad de Harvard que creó el proceso de "CoolSculpting" para reducir la grasa afirma que está desarrollando el próximo avance en el adelgazamiento no quirúrgico.

El CoolSculpting congela a las células grasas al aplicar un parche de gel helado a la piel, provocando la muerte de las células para que el cuerpo las elimine o las absorba, explicó la investigadora principal, la Dra. Lilit Garibyan, investigadora del Centro Wellman de Fotomedicina del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Ahora, su laboratorio está intentando hacer que el proceso sea incluso más efectivo al inyectar una mezcla líquida helada en los depósitos de grasa.

En pruebas con cerdos, el líquido inyectable, que contenía entre un 20 y un 40 por ciento de hielo, hizo que los depósitos de grasa desaparecieran a lo largo de varias semanas, informaron los investigadores en una edición reciente de la revista Plastic and Reconstructive Surgery.

Ahora, el procedimiento pasará a ensayos clínicos con humanos, y los investigadores esperan tener la aprobación y sacarlo al mercado en unos pocos años, señaló Garibyan.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó el CoolSculpting en 2008. Garibyan dijo que sigue siendo la única tecnología no invasiva que la FDA ha aprobado para reducir y reconfigurar los depósitos de grasa en el cuerpo.

El proceso funciona usando un principio observable cada vez que alguien abre la nevera: la grasa se congela a una temperatura más baja que el agua, apuntó.

La mantequilla vuelve a ser líquida a unas temperaturas más altas, pero se solidifica en la nevera, señaló Garibyan. El agua permanece líquida a temperaturas tibias o frescas.

"El tejido rico en lípidos es mucho más susceptible a la lesión por el frío", dijo Garibyan. "Se puede hacer que el tejido adiposo, o rico en lípidos, muera, sin que le suceda nada al tejido circundante rico en agua, como la piel o el músculo".

Si aplicar parches fríos al exterior de la piel puede hacer que las células grasas mueran, razonaron los investigadores, entonces una solución muy fría inyectada directamente en un depósito de grasa podría funcionar incluso mejor.

Una solución estéril de solución salina normal y glicerol se lleva a temperaturas cercanas al punto de congelación, y entonces se inyecta en las áreas grasas.

La solución hizo que las células grasas cristalizaran y murieran en pruebas con cerdos, y que los depósitos de grasa se encogieran, reportaron los investigadores.

Pero no hizo daño a ningún tejido circundante, añadió Garibyan.

"Cuando lo inyectamos directamente en el músculo o la piel, no sucede nada. No hay una lesión significativa. Solo afecta al tejido graso", afirmó.

Este nuevo proceso parece promisorio, pero es más invasivo que el CoolSculpting y se necesitarán pruebas para probar su seguridad, comentó el Dr. Charles Salzberg, jefe de cirugía plástica y reconstructiva del Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. Salzberg no participó en la investigación.

Salzberg dijo que el CoolSculpting es un proceso muy seguro, pero que con frecuencia no alcanza la reducción anticipada de la grasa.

La inyección recién desarrollada "es algo muy positivo, y podría ser una herramienta maravillosa para deshacerse de la grasa localizada, pero habría que probar que es segura", añadió Salzberg. "Se inyecta fluido en los pacientes. ¿Tienen algún problema?".

Más información

Wake Forest Baptist Health ofrece más información sobre el CoolSculpting.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión