Unas duras restricciones de viaje ralentizan solo 'modestamente' la propagación del coronavirus, según un estudio

Unas duras restricciones de viaje ralentizan solo 'modestamente' la propagación del coronavirus, según un estudio

VIERNES, 6 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Un análisis a profundidad de unas estrictas restricciones de viaje, tanto dentro como fuera de China, encuentra que quizá hayan hecho poco por impedir la propagación del coronavirus.

De hecho, las draconianas restricciones de viaje del 90 por ciento para los residentes del epicentro de la epidemia, Wuhan, "retrasó la progresión general de la epidemia en apenas de 3 a 5 días en China continental", según los investigadores, que publicaron sus hallazgos en la edición del 6 de marzo de la revista Science.

En cuanto a las restricciones en los vuelos desde Wuhan a otros países, incluyendo a Estados Unidos, la nueva investigación sugiere que esos esfuerzos ralentizaron solo temporalmente la propagación internacional del COVID-19.

Esto se debe a que muchos casos sin detectar ya circulaban por el mundo, creen los investigadores, y una vez esos casos se "implantaron" en un nuevo país, unos brotes locales no conectados con China comenzaron a desarrollarse con rapidez.

La conclusión es que "en el futuro, prevemos que las restricciones de viaje en las áreas afectadas por el COVID-19 tendrán [solo] unos efectos modestos" respecto al control del número de casos nuevos, señaló un equipo dirigido por Matteo Chinazzi, de la Universidad del Noroeste, en Boston.

Entonces, ¿qué ayudará a ralentizar al virus?

La respuesta: "las intervenciones de reducción de la transmisión", según el grupo de Chinazzi.

Esas intervenciones incluyen medidas de sentido común que las autoridades de salud de EE. UU. han estado propugnando durante semanas, y que incluyen lavarse las manos con frecuencia, el "distanciamiento social" (no darse las manos y evitar las multitudes), quedarse en casa si está enfermo, toser en el brazo y limpiar las superficies que se tocan con frecuencia.

En el nuevo estudio, los investigadores crearon un complejo modelo de la situación en China y en todo el mundo. En parte, esto implicó el uso de "datos del mundo real en que el mundo se divide en subpoblaciones centradas en los principales centros de transporte [usualmente los aeropuertos]".

En general, en el modelo se implicaron más de 3,200 "subpoblaciones" de más de 200 países, según el equipo. También reunieron los datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (International Air Transport Association, IATA), y datos de los viajes por tierra de los gobiernos de más de 30 países en cinco continentes.

Aunque el inicio exacto del brote de coronavirus sigue sin estar claro, Chinazzi y sus colaboradores basaron sus hallazgos en la idea de que unos 40 casos emergieron por primera vez en Wuhan entre mediados de noviembre y diciembre de 2019.

A partir del 23 de enero de 2020, el alcance de la epidemia provocó alarmas, y el gobierno chino implementó estrictas restricciones respecto al movimiento de los ciudadanos que vivían en y cerca de Wuhan. Durante semanas, millones de personas fueron obligadas a permanecer en casa, fuera del transporte público, los lugares de trabajo y las escuelas.

Pero el nuevo modelo muestra que las restricciones de viaje de un 90 por ciento usadas en Wuhan controlaron la propagación del nuevo coronavirus en China durante apenas unos pocos días.

¿Por qué? Porque el 23 de enero "la epidemia [ya] se había implantado en varios lugares de China continental", apuntaron los investigadores.

Este sigiloso "implante" ocurre porque los expertos suponen que alrededor de un 60 por ciento de los casos de infección con el coronavirus en realidad no se detectan, en parte porque muchos de los infectados no muestran ningún síntoma o solo muestran síntomas leves.

De hecho, incluso en China, los autores del estudio estimaron que apenas 1 de cada 4 casos se detecta y confirma.

¿Y qué hay de los efectos de prohibir los viajes aéreos internacionales a y desde Wuhan?

En este caso, el efecto inicial fue beneficioso. Según el grupo de Chinazzi, esos esfuerzos pudieron ralentizar la "importación" del COVID-19 de China continental a otros países en alrededor de un 77 por ciento a mediados de febrero.

Pero esos beneficios fueron pasajeros.

A mediados de febrero, países como Irán, Italia y Corea del Sur ya habían reportado importantes brotes domésticos. Aunque las restricciones de viaje ralentizaron la propagación internacional del coronavirus en dos a tres semanas, el equipo de Chinazzi considera que "el número de casos observados fuera de China continental reanudará su crecimiento después de dos o tres semanas debido a casos originados en otros lugares".

"Incluso con una estrictas restricciones de viaje... un gran número de individuos expuestos al [nuevo coronavirus] han estado realizando viajes internacionales sin ser detectados", advirtieron los autores del estudio.

El Dr. Robert Glatter es médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al leer el nuevo informe, se mostró de acuerdo en que "aunque las restricciones de viaje podrían haber retrasado la propagación del COVID-19 en las etapas iniciales, las medidas más importantes y relevantes para reducir la propagación del virus surgen de la identificación rápida, el aislamiento y la monitorización de los contactos de las personas con resultados positivos del COVID-19".

Los esfuerzos individuales rutinarios de millones de estadounidenses serán vitales, añadió.

"Esto significa una meticulosa higiene de las manos, el distanciamiento social, cubrir la tos y los estornudos, y quedarse en casa si está enfermo", enumeró Glatter.

Hasta el viernes, la Organización Mundial de la Salud había reportado que más de 100,000 personas habían sido diagnosticadas con el COVID-19 en todo el mundo, y que casi 3,400 habían fallecido. En Estados Unidos se han reportado más de 220 casos (todos han entrado en cuarentena), entre ellos 14 fallecimientos.

More información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión