Unas dosis adicionales de la vacuna de Pfizer en los frascos podrían ampliar el suministro en EE. UU.

JUEVES, 17 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- El miércoles, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. dijo que se pueden sacar dosis adicionales de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus, después de que los farmacéuticos notaran que los frascos contenían más de las cinco dosis previstas.

El descubrimiento podría ampliar el suministro del país en millones de dosis, mientras la administración de Trump negocia con Pfizer para acelerar la entrega de la próxima ronda de dosis de la vacuna, reportó el Washington Post. La agencia dijo que está en contacto con Pfizer sobre cómo gestionar el tema de los frascos, pero los reguladores dijeron que esas dosis adicionales, de un solo frasco, se pueden utilizar.

Unas dosis adicionales de la vacuna de Pfizer en los frascos podrían ampliar el suministro en EE. UU.

"En este momento, dada la emergencia de salud pública, la FDA aconseja que es aceptable usar toda dosis completa que se pueda obtener (la sexta, o incluso una séptima) de cada frasco, pendiente la resolución del tema", confirmó al Post un vocero de la agencia.

Jeanne Marrazzo, directora de la división de enfermedades infecciosas de la Universidad de Alabama, en Birmingham, declaró al Post que el potencial de millones de dosis adicionales es "una noticia buenísima".

"Si la vacuna es tan buena como ha sido en los ensayos, es una noticia positiva, dado el hecho de que no obtuvimos tanta cantidad de la vacuna de Pfizer como podríamos haber obtenido originalmente", comentó.

Ahora, el suministro de la vacuna restante podría ser hasta un 40 por ciento mayor, aunque Pfizer advirtió que no está seguro de cuántas dosis adicionales hay disponibles, reportó el Post. La FDA y Pfizer también enfatizaron que cualquier vacuna sobrante de distintos frascos que sea menos de una dosis completa no se debe mezclar.

"La cantidad de vacuna que queda en un frasco de dosis múltiples después de que se extraigan las 5 dosis puede variar, dependiendo del tipo de aguja y de jeringuilla que se utilicen", explicó en una declaración Sharon Castillo, vocera de Pfizer.

La credibilidad de la vacuna de Pfizer también mejorará cuando el Vicepresidente Mike Pence y el Cirujano General Gerome Adams reciban sus vacunas el viernes, ante las cámaras.

Pero un trabajador de la atención de la salud de Alaska sufrió una reacción alérgica grave tras recibir la vacuna a principios de semana. El trabajador ya se está recuperando, reportó el Post.

Por otra parte, las autoridades federales de salud dijeron el miércoles que están en negociaciones con Pfizer para comprar docenas de millones de dosis adicionales esta primavera, después de que la compañía farmacéutica dijera que es probable que Estados Unidos tenga que esperar hasta verano.

Alex Azar, secretario de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., dijo que se siente "muy optimista" sobre las negociaciones, en que las autoridades federales intentan ayudar a Pfizer a acelerar la producción para el segundo trimestre de 2021.

"Estamos trabajando con ellos para ofrecerles cualquier ayuda, ahora que hemos identificado algunas de las dificultades de la producción", aseguró Azar el miércoles en una conferencia, reportó el Post.

Las autoridades federales han insistido en que tienen suficientes dosis de otras vacunas que probablemente reciban la autorización de emergencia, entre ellas la vacuna de Moderna, a la que, según las previsiones, se le otorgará el uso de emergencia en los próximos días.

Comienza la campaña de vacunación, y las encuestas muestra que un 70 por ciento se vacunarán

El martes en la mañana, científicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. publicaron una revisión de datos que casi garantiza que una segunda vacuna pronto se una a la vacuna de Pfizer a medida que se distribuye en los 50 estados: un ensayo clínico encontró que el régimen de dos dosis de Moderna, que se basa en la misma tecnología que la vacuna de Pfizer, tiene una efectividad del 94 por ciento, y no conlleva preocupaciones graves de seguridad. Esa brillante valoración posiciona a la vacuna de Moderna para obtener la aprobación de un panel asesor de la FDA que se reunirá el jueves, reportó el Post.

Mientras las primeras dosis de la vacuna de Pfizer llegaron a los brazos de los trabajadores de la atención de la salud de todo Estados Unidos, una nueva encuesta de la Kaiser Family Foundation mostró que un 71 por ciento de los estadounidenses "definitiva o probablemente" se pondrán una vacuna contra la COVID-19.

Esto es un aumento respecto al 63 por ciento en septiembre, y es una señal de que un creciente número de estadounidenses comienzan a confiar en la ciencia en la que se basan las vacunas, a medida que se sienten más cómodos con la velocidad a la que se están desarrollando las vacunas.

Aun así, poco más de una cuarta parte de los estadounidenses se muestran reacios a ponerse una vacuna, y dicen que probable o definitivamente no se pondrán una vacuna contra la COVID-19 aunque sea gratis y los científicos la consideren segura. La mayor renuencia se observó entre los afroamericanos, las personas que vivían en áreas rurales y los republicanos.

Y no todo el mundo quiere vacunarse de inmediato. Un tercio de los encuestados dijeron que desean ponerse una vacuna "lo antes posible", mientras que un 39 por ciento de los participantes dijeron que "esperarían para ver" cómo van los esfuerzos de vacunación iniciales antes de vacunarse. Kaiser encuestó a 1,676 adultos.

Las autoridades de EE. UU. dijeron que están en buen camino para cumplir los objetivos iniciales de las entregas de vacunas de esta semana. Hasta ahora, se han realizado las entregas a 636 centros, y se planifican 886 adicionales para el jueves, reportó el Post.

Se tiene programada la entrega de 2 millones de dosis adicionales de Pfizer la próxima semana, y de 5.9 millones de dosis de Moderna, si la vacuna supera los obstáculos de la regulación en los próximos días, anunció el Post.

La mayor parte de la primera ronda de inyecciones se administrarán a los trabajadores de la atención de la salud de alto riesgo, reportó el The New York Times. Como las vacunas pueden provocar efectos secundarios, entre ellos fiebre y dolor, los hospitales han aclarado que escalonarán la vacunación de sus trabajadores.

Los residentes de los hogares de ancianos, que han sufrido una cantidad desproporcionada de muertes por la COVID-19, comenzarán a recibir las vacunas la próxima semana, reportó el Times. Una inmensa mayoría de los estadounidenses no serán elegibles para la vacuna hasta la primavera o más adelante.

Azar dijo que el plan es haber vacunado a 20 millones de personas a finales de diciembre, a hasta 50 millones a finales de enero, y a 100 millones a finales de febrero, señaló el Post.

Un azote global

El jueves, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 16.9 millones, mientras que el número de muertes superó a las 307,000, según los cálculos del Times. El jueves, los cinco estados con más casos de infecciones con el coronavirus eran: California, con más de 1.7 millones de casos; Texas, con más de 1.5 millones de casos; Florida, con más de 1.1 millones de casos; Illinois, con más de 872,000 casos; y Nueva York, con casi 809,000 casos.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

En India, el número de casos de coronavirus superó los 9.9 millones el jueves, mostró un conteo de la Universidad de Johns Hopkins. Más de 144,400 pacientes con coronavirus han fallecido en India, según el conteo de la Hopkins, pero cuando esto se mide como una proporción de la población, el país ha tenido muchas menos muertes que muchos otros. Los médicos dicen que esto es un reflejo de la población más joven y delgada de India. Aun así, el sistema de salud pública del país está extremadamente saturado, y algunos pacientes enfermos no pueden encontrar camas de hospital, anunció el Times. Solo Estados Unidos tiene más casos de coronavirus.

Por otra parte, el jueves Brasil superó los 7 millones de casos y tenía casi 184,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas había superado los 73.4 millones el jueves, con más de 1.6 millones de muertes registradas, según el conteo de la Hopkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Washington Post; The New York Times

Comparte tu opinión