El embarazo aumentaría el riesgo de una peligrosa afección cardíaca

El embarazo aumentaría el riesgo de una peligrosa afección cardíaca
| Foto: HEALTHDAY

El embarazo puede aumentar el riesgo de una rara y peligrosa afección cardiaca llamada disección aórtica, informan unos investigadores.

Esto es cierto particularmente entre las mujeres que tienen afecciones cardiacas subyacentes que pueden escapar a la detección.

Las disecciones aórticas, que afectan a 3 de cada 100,000 personas al año, hacen que las capas de la aorta se rompan, y que la sangre se acumule o escape en lugar de fluir con normalidad. Los pacientes requieren atención para salvar sus vidas.

Los investigadores analizaron los datos de 29 mujeres que fueron hospitalizadas de forma inesperada por una disección aórtica mientras estaban embarazadas. La mayoría ya tenían una afección cardiaca que, en muchos casos, no se había diagnosticado.

Con frecuencia, se encuentran enfermedades aórticas y afecciones como el síndrome de Marfan o el síndrome de Loeys-Dietz en las mujeres que sufren una disección aórtica mientras están embarazadas, señalaron los investigadores. Pero añadieron que la hipertensión, el factor de riesgo más común en la población general, también podría ser un factor.

Los investigadores encontraron que un 19 por ciento de las disecciones aórticas en las mujeres menores de 35 años se asociaban con el embarazo. Esto significa que una mujer que ya tiene una predisposición a sufrir una disección es más propensa a sufrirla durante el embarazo, posiblemente debido a las hormonas y a los cambios corporales que ocurren durante el embarazo y el periodo postparto.

Las mujeres del estudio sufrieron disecciones aórticas en los tres trimestres del embarazo, además de en el periodo de tres meses tras dar a luz, pero la mayoría de los casos ocurrieron en la parte más avanzada del embarazo e inmediatamente después.

La atención previa al embarazo de las mujeres con una enfermedad aórtica conocida incluiría la evaluación del riesgo materno y fetal, la consejería y quizá las pruebas genéticas, seguido por una monitorización y unas pruebas continuas, comentó en un comunicado de prensa de University of Michigan Medicine la coautora del estudio, la Dra. Melinda Davis, experta en cardiología obstétrica de la universidad.

La disección aórtica se observa con la mayor frecuencia en los hombres mayores, pero este estudio muestra la importancia de una monitorización cuidadosa de las afecciones cardiacas durante el embarazo, según Davis y sus colaboradores.

El estudio aparece en la edición en línea del 14 de octubre de la revista JAMA Cardiology.

Comparte tu opinión