Una vida saludable en la mediana edad de verdad da frutos en la vejez

MIÉRCOLES, 31 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Para vivir más tiempo, viva mejor.

Una nueva investigación ofrece más evidencias de que este adagio es cierto. Las personas que hacían ejercicio de forma regular y consumían una dieta saludable en la mediana edad tenían un riesgo reducido de problemas de salud graves en la vejez.

Una vida saludable en la mediana edad de verdad da frutos en la vejez

"Los profesionales de la atención de la salud podrían usar estos hallazgos para promocionar y enfatizar más a sus pacientes los beneficios de una dieta saludable y un programa de ejercicio regular para evitar el desarrollo de numerosas afecciones de salud crónicas en el presente y más adelante en la vida", planteó la autora del estudio, Vanesa Xanthakis, profesora asistente de medicina y bioestadística de la Sección de Medicina Preventiva y Epidemiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Su equipo analizó los datos a largo plazo de casi 2,400 estadounidenses que participaban en un gran estudio en curso sobre la salud en EE. UU., para determinar qué tan de cerca seguían las directrices dietéticas y sobre la actividad física del gobierno de EE. UU. La directriz sobre la actividad física propone al menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física intensa por semana, por ejemplo caminar o correr.

Los adultos del estudio tenían una edad promedio de 47 años cuando fueron evaluados entre 2008 y 2011, y estaban en la vejez cuando fueron evaluados en 2016-2019.

En la mediana edad, un 28 por ciento de los adultos seguían las directrices tanto de la actividad física como dietéticas, mientras que un 47 por ciento seguían una de las directrices.

Cumplir las directrices sobre la actividad física y dietéticas en la mediana edad se asoció con unas probabilidades más bajas de desarrollar el síndrome metabólico y otras afecciones de salud graves a una edad más avanzada, según el estudio, que se publicó el 31 de marzo en la revista Journal of the American Heart Association.

"Mientras antes hacían las personas estos cambios en el estilo de vida, más probable era que redujeran su riesgo de enfermedades asociadas con el sistema cardiovascular más adelante en la vida", comentó Xanthakis en un comunicado de prensa de la revista.

El síndrome metabólico es un conjunto de afecciones de la salud (que incluyen el exceso de grasa alrededor de la cintura, la hipertensión, la resistencia a la insulina, al azúcar alto en sangre, y unos niveles anómalos de colesterol o triglicéridos) que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2.

El riesgo de síndrome metabólico fue un 51 por ciento más bajo entre los que seguían solo las recomendaciones sobre la actividad física, un 33 por ciento más bajo entre los que seguían solo las directrices sobre la dieta, y un 65 por ciento más bajo entre los que seguían ambas directrices.

Todos los adultos del estudio eran blancos, de forma que los hallazgos no se pueden generalizar a otros grupos raciales/étnicos, y se necesitan más estudios que incluyan a una variedad de grupos raciales y étnicos, plantearon los investigadores.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre una vida saludable.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Journal of the American Heart Association, news release, March, 31, 2021

Comparte tu opinión