Una vacuna contra la COVID en forma de pastilla muestra un potencial inicial

VIERNES, 6 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Una vacuna experimental contra la COVID-19, en forma de pastilla, podría ser ventajosa para todo el mundo, ya que no solo protege contra la infección, sino que también limita la propagación aérea del virus, muestran unas pruebas en animales de laboratorio.

Las vacunas actuales reducen el riesgo de una enfermedad grave por la COVID-19, pero no son infalibles contra la infección con el SARS-CoV-2.

Una vacuna contra la COVID en forma de pastilla muestra un potencial inicial

"Si se toma en cuenta que la mayor parte del mundo no se ha inmunizado lo suficiente, y esto es cierto en particular respecto a los niños, la posibilidad de que una persona vacunada con una infección postvacunación pueda contagiar la COVID a miembros de su familia o comunidad sin vacunar plantea un riesgo de salud pública", advirtió la líder del estudio, Stephanie Langel, de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

"El desarrollo de vacunas que no solo protejan de la enfermedad, sino que también reduzcan la transmisión a las personas sin vacunar, tendría un beneficio sustancial", aseguró Langel en un comunicado de prensa de la universidad.

En pruebas con hámsteres, la vacuna produjo una fuerte respuesta de anticuerpos en la sangre y los pulmones. Cuando los animales fueron expuestos al SARS-CoV-2 a unos niveles altos, y desarrollaron infecciones postvacunación, fueron menos sintomáticos que los hámsteres sin vacunar.

Los hámsteres vacunados también tenían unas cantidades más bajas de virus infeccioso en la nariz y los pulmones, así que no excretaban tanto virus a través de las exposiciones aéreas normales, según el estudio.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 5 de mayo de la revista Science Translational Medicine.

La vacuna utiliza un adenovirus como vector para expresar la proteína de pico del virus SARS-CoV-2, explicaron los autores del estudio.

A diferencia de las vacunas que se inyectan en el músculo, la vacuna experimental busca neutralizar el coronavirus al aumentar la producción de inmunoglobulina A (IgA), la primera línea de defensa del sistema inmunitario contra los patógenos, en los tejidos mucosos de la nariz y los pulmones.

Proteger estas ubicaciones hace que sea menos probable que las personas vacunadas transmitan el virus infeccioso mediante un estornudo o al toser, según los investigadores.

"Nuestros datos muestran que la inmunización de la mucosa es una estrategia viable para reducir la propagación de la COVID a través de la transmisión aérea", señaló Langel.

Este estudio se enfocó en la versión original del coronavirus. Estudios futuros evaluarán la vacuna contra las variantes ómicron, apuntó Langel. También está por verse si los resultados obtenidos en estudios con animales se pueden replicar en los humanos.

La investigación incluyó a equipos del desarrollador de la vacuna, Vaxart, y de una organización de investigación sin fines de lucro llamada el Instituto de Investigación Biomédica Lovelace en Albuquerque, Nuevo México.

Más información

Aprenda más sobre las vacunas contra la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Duke University, news release, May 5, 2022

Comparte tu opinión