Una vacuna china contra la COVID se muestra promisoria

Una vacuna china contra la COVID se muestra promisoria
| Foto: HEALTHDAY

Una vacuna experimental contra la COVID-19 pareció ser segura y provocó una respuesta inmunitaria en personas sanas, según los resultados preliminares de un pequeño ensayo clínico en etapa inicial.

El estudio de la vacuna, que se basa en un virus entero inactivado SARS-CoV-2 (BBIBP-CorV), incluyó a más de 600 voluntarios en China, de 18 a 80 años. En el día 42 tras la vacunación, todos tenían respuestas de anticuerpos al virus, según los investigadores.

La vacuna fue segura y se toleró bien en todas las dosis evaluadas, reportaron los líderes del estudio. El efecto secundario más común fue dolor en el lugar de la infección. No hubo reacciones adversas graves.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 15 de octubre de la revista The Lancet Infectious Diseases.

Se reportaron unos resultados similares de un ensayo anterior de una vacuna distinta, que también se basa en un virus SARS-CoV-2 completo inactivado. Ese ensayo se limitó a personas menores de 60 años.

El nuevo ensayo encontró que las personas de a partir de 60 años respondieron a la vacuna con una mayor lentitud. Se tardó 42 días en detectar anticuerpos en todos ellos, en comparación con 28 días entre los que tenían de 18 a 59 años.

Los niveles de anticuerpos también fueron más bajos en las personas de 60 a 80 años, en comparación con los voluntarios más jóvenes.

"Proteger a las personas mayores es un objetivo clave de una vacuna exitosa contra la COVID-19, ya que este grupo de edad tiene un riesgo más alto de una enfermedad grave si se infectan. Pero las vacunas son a veces menos efectivas en este grupo, porque el sistema inmunitario se debilita con la edad", indicó el coautor del estudio, Xiaoming Yang, profesor en la Beijing Institute of Biological Products Company Limited.

"Por tanto es alentador ver que la BBIBP-CorV induce respuestas de anticuerpos en las personas de a partir de 60 años, y creemos que esto justifica que haya más investigación", comentó Yang en un comunicado de prensa de la revista.

Como el ensayo no se diseñó para evaluar la efectividad de la vacuna BBIBP-CorV, no es posible saber si la respuesta de anticuerpos que desencadenó tiene la suficiente potencia para proteger a las personas de la infección con el nuevo coronavirus.

Después de que los investigadores completen un análisis completo de los datos de los adultos, planifican evaluar la vacuna en los niños y adolescentes menores de 18 años.

Larisa Rudenko, investigadora del Instituto de Medicina Experimental de San Petersburgo, en Rusia, fue autora de un editorial que se publicó junto con los hallazgos.

Comentó que "se necesitan estudios para establecer si las vacunas de SARS-CoV-2 inactivado son capaces de inducir y mantener respuestas en las células T específicas al virus".

Comparte tu opinión