Una sencilla medida hace que más niños coman sus verduras en la escuela

LUNES, 26 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Si quiere que los niños coman mejor, hay que darles un poco más de tiempo.

Una investigación reciente sugiere que unos almuerzos escolares más largos podrían mejorar su ingesta de frutas y verduras.

Una sencilla medida hace que más niños coman sus verduras en la escuela

"Tiene sentido que quizá alguien coma la parte de la comida que más le gusta primero, y si queda suficiente tiempo, quizá consuma las otras partes", señaló la autora del estudio, Melissa Pflugh Prescott, profesora asistente de alimentos y nutrición escolar/infantil de la Universidad de Illinois, en Urbana-Champaign. "Pero si no hay suficiente tiempo, esos artículos sufren, y tienden a ser las frutas y las verduras".

Su equipo observó las elecciones de alimentos de 38 estudiantes de escuela primaria e intermedia en un campamento de verano en el campus universitario. En el almuerzo, pasaban por una fila en la cafetería para seleccionar comidas preparadas según las directrices del Programa Nacional de Almuerzo Escolar.

De 241 observaciones, los investigadores compararon el consumo de frutas y verduras de los niños cuando tenían 10 o 20 minutos para sentarse a comer.

"Durante los almuerzos más cortos, los niños comieron significativamente menos de las partes de frutas y verduras de su comida, mientras que no hubo una diferencia significativa en la cantidad de bebidas o platos principales que consumieron", dijo Prescott en un comunicado de prensa de la universidad.

Las largas esperas en la fila podrían afectar de forma particular a los niños que participan en el Programa Nacional de Almuerzos Escolares, porque no pueden permitirse traer su propia comida desde casa.

"Tener 10 minutos o menos para sentarse a almorzar es bastante común", aseguró Prescott. "El periodo de almuerzo programado podría ser más largo, pero los estudiantes tienen que esperar en la fila para que les den su comida. Y, a veces, el periodo de almuerzo es compartido con el receso. Esto significa que el tiempo que los niños en realidad tienen para comer es mucho menos que el tiempo programado".

Prescott sugirió que los hallazgos tienen implicaciones para los esfuerzos federales de EE. UU., implementados en 2010, para mejorar los estándares nutricionales de las comidas en las escuelas.

"En mi opinión, una de las mejores cosas sobre los nuevos estándares de nutrición es que requieren que se sirva una variedad de verduras cada semana, para garantizar que los niños con todos los niveles de ingresos y recursos se expongan a una variedad de alimentos saludables a los que quizá no tengan acceso en casa", añadió Prescott. "Pero si tenemos unos periodos de almuerzo demasiado cortos para permitir que los niños tengan la oportunidad de acostumbrarse a esos alimentos, entonces casi estamos haciendo que las políticas fracasen".

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista JAMA Network Open.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la nutrición.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Illinois Urbana-Champaign, news release, July 21, 2021

Comparte tu opinión