Una reducción sin explicación en la frecuencia cardiaca en reposo de los jóvenes 'no es algo bueno'

LUNES, 19 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Los niños que presentan una reducción repentina de la frecuencia cardiaca en reposo a medida que pasan a la adultez temprana podrían tener un mayor riesgo de enfermedad cardiaca más adelante en la vida, informan unos investigadores.

En el nuevo estudio, evaluaron los datos de 759 participantes negros y blancos del Estudio cardiaco de Augusta, que se diseñó para evaluar el desarrollo de los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca. Siguió a participantes jóvenes del área de Augusta, Georgia, que estaban sanos y que tenían entre 5 y 16 años en el momento de la inscripción, mientras crecían hasta llegar a la adultez.

Una reducción sin explicación en la frecuencia cardiaca en reposo de los jóvenes 'no es algo bueno'

A lo largo de 21 años, la frecuencia cardiaca en reposo de los participantes se evaluó un mínimo de tres veces. A más de la mitad les evaluaron la frecuencia cardiaca ocho o más veces, hasta un máximo de 15 veces.

Los investigadores encontraron que un 30 por ciento de los participantes comenzaron con una frecuencia cardiaca en reposo baja, que se redujo de forma relativamente rápida a medida que pasaron a la adultez temprana; un 45.6 por ciento comenzaron con una frecuencia cardiaca en reposo moderada, y tuvieron una reducción moderada; y poco más de un 24 por ciento comenzaron con una frecuencia cardiaca en reposo alta y tuvieron una reducción baja.

Las reducciones en la frecuencia cardiaca fueron de 24.1, 19.1 y 17.4 latidos por minuto, respectivamente.

Una investigación más a fondo reveló una asociación significativa entre una reducción más rápida en la frecuencia cardiaca en reposo entre la niñez y la adultez y un ventrículo izquierdo (la principal cámara de bombeo del corazón) de mayor tamaño.

Una reducción más rápida en la frecuencia cardiaca también se asoció con un nivel más alto de presión dentro de los vasos sanguíneos del cuerpo, contra los que el corazón tiene que bombear para distribuir la sangre y el oxígeno por todo el cuerpo.

En general, estas asociaciones fueron más firmes entre los participantes negros, según el estudio, del Colegio Médico de Georgia (MCG), en Augusta, que se publicó en una edición reciente de la revista Acta Cardiologica.

"Una reducción sin explicación con el tiempo no es algo bueno", aseguró en un comunicado de prensa del colegio el autor del estudio, el Dr. Gaston Kapuku, investigador cardiovascular del Instituto de Prevención de Georgia del MCG.

En respuesta a latir de forma continua contra una presión arterial más alta, el ventrículo izquierdo se hace más grande pero más débil, lo que podría al final conducir a la insuficiencia cardiaca, explicaron los investigadores.

Entonces, a menos que una reducción significativa en la frecuencia cardiaca se deba a la actividad aeróbica, es probable que indique que una persona está en un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, y que se podría beneficiar de medicamentos, un marcapasos o ejercicio para normalizar la frecuencia, según los autores del estudio.

Más información

La Sociedad del Ritmo Cardiaco (Heart Rhythm Society) ofrece más información sobre un latido cardiaco lento.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Medical College of Georgia, news release, April 14, 2021

Comparte tu opinión