Una prueba genética podría algún día evaluar el riesgo de ataque cardiaco

Una prueba genética podría algún día evaluar el riesgo de ataque cardiaco

MARTES, 11 de junio de 2019 (HealthDay News) -- ¿Puede una prueba de ADN predecir la salud cardiaca futura de una persona? Quizá sí, afirman unos investigadores.

Un equipo de investigadores canadienses encontró que al analizar el genoma completo de una persona, tal vez sea posible predecir su riesgo de enfermedad cardiaca futura.

El análisis, llamado "puntuación de riesgo poligénico", observa los indicadores clave de la enfermedad cardiaca (los "biomarcadores" genéticos) junto con el mapa genético completo de un individuo, o genoma.

Investigaciones anteriores ya habían sugerido que este tipo de análisis podría determinar el riesgo de ataque cardiaco en las personas de ascendencia europea sin antecedentes de ataque cardiaco. Pero el nuevo análisis sugiere que el método puede funcionar igual de bien en otras poblaciones.

Como explicó Guillaume Lettre, el investigador principal, la puntuación de riesgo poligénico "es como tener una instantánea de la variación genética completa que se encuentra en el ADN, y puede predecir el riesgo de enfermedad de una persona de forma más potente. Usando la puntuación, podemos comprender mejor si alguien tiene un riesgo más alto o bajo de desarrollar un problema del corazón".

Lettre es profesor asociado en el Instituto Cardiaco de Montreal y en la Universidad de Montreal.

Un experto cardiaco de EE. UU. se mostró de acuerdo en que se necesita con urgencia un medio preciso de determinar el riesgo cardiaco.

Con demasiada frecuencia, "el primer síntoma de un ataque cardiaco es el ataque cardiaco [mismo]", comentó el Dr. Guy Mintz, director de salud cardiovascular en el Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass, en Manhasset, Nueva York.

Usando herramientas como la puntuación de riesgo poligénico, los pacientes en riesgo se podrían detectar antes, de forma que "podamos aplicar unas mejoras más intensas a sus factores de riesgo cardiaco personales a una edad más temprana", razonó.

"Me alegraría usar este tipo de medicina de precisión, de medicina individualizada, para identificar a los niños y adolescentes, además de los adultos" con un riesgo alto de enfermedad cardiaca, planteó Mintz.

En el nuevo análisis, el grupo de Lettre reunió las puntuaciones de riesgo poligénico de más de 3,600 pacientes de enfermedad cardiaca francocanadienses. Entonces, compararon esos resultados con los de casi 7,400 personas que no tenían enfermedad cardiaca.

El resultado: las puntuaciones de riesgo poligénico fueron igual de útiles para la predicción en los francocanadienses que en las personas de otras ascendencias genéticas, y tuvieron la capacidad de precisar que alrededor de un 6 a un 7 por ciento de los evaluados tenían un riesgo alto de enfermedad cardiaca.

Una salvedad es que el análisis no fue igual de útil para los que ya habían sufrido un ataque cardiaco. Esto podría deberse a que las personas con ataques cardiacos anteriores tendían a ser mayores, y la mayoría ya tomaban medicamentos, como las estatinas, para reducir su riesgo cardiovascular, teorizó el equipo.

La Dra. Eugenia Gianos es directora de salud cardiaca de las mujeres en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al revisar los hallazgos, afirmó que la nueva prueba "se sostuvo bastante bien en cuanto a su capacidad predictiva de la presencia de enfermedad de la arteria coronaria".

Cree que si la prueba da resultados "podría mejorar la forma en que personalizamos las terapias médicas para los que tienen el riesgo más alto, a una edad más temprana".

Y Mintz anotó que muchas personas viven con una enfermedad cardiaca durante años sin saberlo.

"Una idea aleccionadora es que la enfermedad cardiaca, la placa [en las arterias], se ha encontrado en las autopsias de adolescentes y adultos jóvenes", apuntó. "Entonces, saber pronto quién necesita una vigilancia y una terapia más intensivas podría cambiarlo todo", explicó Mintz.

"Si bien la puntuación de riesgo poligénico es menos precisa para predecir los segundos ataques cardiacos, esa población no me preocupa, porque hacemos un buen trabajo tratando a ese grupo", añadió.

Lettre y sus colaboradores publicaron sus hallazgos el 11 de junio en la revista Circulation: Genomic and Precision Medicine.

Más información

Para más información sobre la prevención del ataque cardiaco, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión