Una prueba de saliva para la COVID-19 podría ser una alternativa al frotis nasal profundo

Una prueba de saliva para la COVID-19 podría ser una alternativa al frotis nasal profundo

LUNES, 27 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Las pruebas del coronavirus de la COVID-19 pueden ser un asunto desagradable: un médico o un enfermero introduce un hisopo en la profundidad de la cavidad nasal para obtener una buena muestra.

Pero se pueden tener unos resultados igual de precisos con una muestra de saliva, que se obtiene con una mayor facilidad, informa un nuevo estudio de la Universidad de Yale.

Las muestras de saliva tomadas justo en el interior de la boca fueron más precisas y constantes que los frotis nasales profundos tomados de 44 pacientes y 98 trabajadores de la atención de la salud, reportaron los investigadores.

Por ejemplo, las muestras de saliva detectaron el coronavirus en dos trabajadores de la atención de la salud sin síntomas en que un frotis nasal profundo anterior había resultado negativo, señalaron los investigadores de la Yale.

"Encontramos que funciona igual de bien, y en muchos casos mejor, que el frotis nasofaríngeo", comentó la investigadora principal, Anne Wyllie, científica investigadora asociada de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut. "Tenemos otra opción muy viable".

Los hallazgos se publicaron el 22 de abril en medRxiv, un servidor de investigación emergente previo a la publicación.

Cambiar a las pruebas de saliva tendría muchas ventajas respecto a la recolección de muestras nasales profundas, aseguró Wyllie.

Las pruebas de saliva requieren muchos menos materiales, y por tanto serían más inmunes a los problemas con la cadena de suministros que han entorpecido los esfuerzos por ampliar las pruebas de COVID-19 a través de los frotis nasales profundos, apuntó Wyllie.

"No habría una escasez de cosas para recolectar muestras de saliva, porque hay tantas opciones posibles", dijo Wyllie, y añadió que cualquier recipiente de recolección podría reutilizarse tras su desinfección.

Los trabajadores de la atención de la salud también tendrían que usar menos equipo de protección personal al tomar una muestra de saliva, en comparación con un frotis nasofaríngeo, dijo Wyllie.

Las pruebas nasofaríngeas implican insertar un hisopo en la profundidad de la nariz, en la región de la faringe. Entonces, el hisopo se rota para recolectar la secreción antes de sacarlo y enviarlo al laboratorio.

"Tomar el frotis en sí puede hacer que el paciente estornude o tosa, lo que conlleva un gran riesgo para los trabajadores de la atención de la salud", comentó Wyllie.

Las pruebas de saliva también podrían adaptarse con facilidad para unas pruebas rápidas en casa, añadió Wyllie, y anotó que la mayoría de las personas tendrían dificultades para introducir un hisopo con suficiente profundidad en sus propias narices como para obtener una buena muestra.

"No puedo imaginarme hacerlo por mi cuenta de forma fiable", comentó Wyllie respecto a realizar el frotis uno mismo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. concedió la autorización para el uso de emergencia el 13 de abril a una prueba de saliva para la COVID-19 desarrollada por RUCDR Infinite Biologics, un grupo respaldado por la Universidad de Rutgers. La prueba aprobada se debe realizar en un ámbito de atención de la salud bajo la supervisión de un profesional calificado.

Wyllie anotó que varios equipos de investigación adicionales también están evaluando la fiabilidad y la precisión de las pruebas de saliva, y que están obteniendo buenos resultados.

Algunos centros ya están implementando las pruebas de saliva.

Jill Taylor, directora del Centro Wadsworth del Departamento de Salud Pública del Estados de Nueva York, comentó que su institución podría cambiar a una combinación de un frotis leve y una prueba de saliva en lugar de un frotis nasofaríngeo profundo, basándose en un estudio interno que realizaron.

Un frotis alrededor del interior de la nariz en combinación con una prueba de saliva pasaría por alto un 5 por ciento de los casos COVID-19 positivos, en comparación con un 2 por ciento que se pasan por alto con las pruebas de frotis nasofaríngeo, encontraron los investigadores de Nueva York en un estudio con 226 especímenes.

"El frotis [nasofaríngeo] fue claramente la mejor muestra, pero el frotis nasal y la saliva también fueron bastante buenos", aseguró Taylor. "De momento, estamos observando una combinación de un frotis nasal y saliva para de forma que, en comparación con [el frotis] nasofaríngeo, nos acerquemos a la sensibilidad".

Wyllie cree que las pruebas de saliva se convertirán en la prueba estándar para la COVID-19 en un futuro, sobre todo dada la necesidad de unas pruebas rápidas a medida que Estados Unidos, y otros países, comiencen a salir del cierre.

"Quitará mucha presión a distintos aspectos de las cadenas de suministros. Obtener muestras de saliva será mucho más rápido y fácil. De verdad creo que se hará así en el futuro", añadió Wyllie.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión