SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Una prueba de escáner cerebral predice el riesgo de caída en las personas ancianas

Dicha prueba da una idea de los cambios neurológicos que hacen que las caídas sean más probables, según los investigadores

Dicha prueba da una idea de los cambios neurológicos que hacen que las caídas sean más probables, según los investigadores

MIÉRCOLES, 7 de diciembre de 2016 (HealthDay News) -- Las caídas pueden resultar muy incapacitantes para las personas ancianas, y una nueva investigación sugiere que las mediciones de la actividad cerebral de las personas mayores podrían ayudar a determinar su riesgo futuro.

"Nuestros hallazgos sugieren que los cambios en la actividad cerebral que influyen al caminar podrían estar presentes mucho antes de que las personas muestren cualquier señal de dificultad para caminar", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Joe Verghese, director del Centro Montefiore Einstein sobre el Envejecimiento del Cerebro en la ciudad de Nueva York.

Verghese cree que la investigación podría incluso ser útil en la prevención de las caídas. "Tenemos que encontrar los mecanismos o enfermedades biológicas subyacentes que podrían estar alterando la actividad cerebral y, si es posible, corregirlas para prevenir las caídas", explicó.

La nueva investigación contó con 166 personas con una edad promedio de 75 años sin ninguna discapacidad, demencia o dificultad para caminar al inicio del estudio.

Todas se sometieron a escáneres cerebrales a fin de evaluar la actividad de la corteza prefrontal del cerebro mientras hacían pruebas específicas: caminar, recitar las letras del alfabeto de manera alterna, y luego hacer las dos cosas a la vez.

A lo largo de 4 años de seguimiento, 71 de los participantes (el 43 por ciento) reportó un total de 116 caídas, y 34 de ellos sufrieron más de una caída. La mayoría de las caídas fueron menores, y solamente el 5 por ciento resultaron en fracturas, indicaron los investigadores.

Unos niveles más altos de actividad cerebral en la prueba combinada de "caminar y hablar" se asociaron con un riesgo más alto de sufrir caídas, y cada incremento de la actividad cerebral se vinculó con un riesgo un 32 por ciento más alto de caída.

Esta asociación se mantuvo incluso después de que los investigadores tuvieran en cuenta otros factores de riesgo de caída, como una velocidad lenta al caminar, la fragilidad y haber sufrido caídas previamente.

Sin embargo, no se encontró ningún vínculo entre el riesgo de caída y los niveles de actividad cerebral mientras caminaban o hablaban (pero no ambas cosas a la vez), encontró el grupo de Verghese.

Dos expertos en la salud cerebral que revisaron el estudio dijeron que da nuevas ideas sobre por qué las caídas son más habituales con el envejecimiento.

"El cerebro humano es un órgano increíblemente eficiente, que cuando está sano usa la activación precisa de circuitos focales para distintas actividades", dijo la Dra. Gayatri Devi, neuróloga en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. "La pérdida de dicha precisión con un reclutamiento generalizado asociado podría ser una señal de la presencia de una enfermedad cerebral en ciernes".

El nuevo estudio mostró que "aquellas personas en las que se activaron más áreas del cerebro mientras caminaban (en otras palabras, que emplearon un mayor esfuerzo cerebral) eran más propensas a sufrir caídas en los cuatro años siguientes", dijo.

Verghese afirmó que "Estos hallazgos sugieren que podrían haber cambios en la actividad cerebral antes de que los síntomas físicos, como un modo de caminar no habitual, aparezcan en personas que son más propensas a sufrir caídas en el futuro".

El Dr. Paul Wright, catedrático de neurología del Hospital de la Universidad de North Shore en Manhasset, Nueva York, cree que una prueba de escáner cerebral como la usada en el estudio podría usarse algún día para predecir y prevenir las caídas de las personas ancianas.

Usando los resultados de la prueba, "los médicos podrían luego usar esta información para educar y aconsejar a sus pacientes con técnicas de modificación de la conducta" a fin de reducir el riesgo de caída, dijo Wright.

El estudio aparece en la edición en línea del 7 de diciembre de la revista Neurology.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. tiene más información sobre las caídas y las personas mayores.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad