Una 'polipíldora' combinada podría reducir el riesgo de ataque cardiaco y ACV en hasta un 40 por ciento

Una 'polipíldora' combinada podría reducir el riesgo de ataque cardiaco y ACV en hasta un 40 por ciento

LUNES, 16 de noviembre de 2020 (HealthDay News) -- Una sola píldora llena de medicamentos para el colesterol y la presión arterial puede reducir su riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular (ACV) en hasta un 40 por ciento, informa un nuevo estudio internacional.

La "polipíldora", que contiene tres antihipertensivos y una estatina genéricos, redujo de forma dramática el riesgo de enfermedad relacionada con el corazón en personas sin antecedentes de problemas cardiacos, según los resultados de un ensayo clínico.

Cuando se tomó sola, la polipíldora redujo el riesgo de ataque cardiaco, ACV, procedimientos para reabrir arterias obstruidas y otras enfermedades cardiacas en alrededor de un 20 por ciento, reportaron los investigadores.

La polipíldora combinada con una aspirina de dosis baja fue incluso más efectiva, y redujo los problemas cardiacos en hasta un 40 por ciento, mostraron los hallazgos.

"Hemos estimado que si incluso apenas la mitad de las personas con hipertensión o diabetes se trataran con una polipíldora de este tipo, cada año se evitarían al menos entre 2 y 4 millones de muertes prematuras, ataques cardiacos y ACV", dijo el investigador principal, el Dr. Salim Yusuf, profesor de medicina de la Universidad de McMaster, en Canadá.

Una polipíldora de este tipo también tendría otros beneficios, aseguró Yusuf. Sería más fácil para los pacientes, que no tendrían que gestionar varios medicamentos al día, y para los médicos, que solo tendrían que emitir una receta. Una sola píldora también es más fácil de mercadear y distribuir.

"Personalmente, me gustaría lograr que la gente use los componentes, ya sea de forma separada o juntos. Si tomarlos juntos es más cómodo, ¿por qué no?", planteó Yusuf.

Los resultados del estudio se publicaron en línea el 13 de noviembre en la revista New England Journal of Medicine. En el ensayo, más de 5,700 personas de nueve países se asignaron al azar a uno de cuatro grupos. Se les pidió que tomaran uno de los siguientes regímenes a diario: la polipíldora y aspirina, la polipíldora sola, aspirina sola, o solo un placebo.

La polipíldora usada en el estudio incluía simvastatina para reducir el colesterol, y tres antihipertensivos (un betabloqueador llamado atenolol, un diurético llamado hidroclorotiazida, y un inhibidor de la ECA llamado ramipril).

En comparación con el placebo, la polipíldora redujo la presión arterial y el colesterol de forma exitosa, encontraron los investigadores.

Apenas un 4.4 por ciento de los que tomaron la polipíldora sola tuvieron un ataque cardiaco, un ACV, un procedimiento para reabrir las arterias o fallecieron de enfermedad cardiaca, frente a un 5.5 por ciento de los que tomaron el placebo. Alrededor de un 4.1 por ciento de los que tomaron solo aspirina desarrollaron una enfermedad relacionada con el corazón, frente a un 4.7 por ciento de los que tomaron el placebo.

Combinar una polipíldora con aspirina proveyó los mayores beneficios, señalaron los autores del estudio.

La combinación de polipíldora/aspirina redujo los problemas cardiacos y las muertes en un 31 por ciento, descubrieron los investigadores. Las personas que siguieron tomando la píldora sin interrupción durante unos cuatro años experimentaron una reducción del 40 por ciento en el riesgo de problemas cardiacos.

"Cuando se observa la combinación de aspirina y la polipíldora, sin duda se observa una reducción significativa en los eventos cardiovasculares", aseguró el Dr. Eugene Yang, presidente electo del Consejo de Prevención de la Enfermedad Cardiovascular del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

En Estados Unidos, una polipíldora de este tipo podría ser una herramienta valiosa para proteger el corazón de las personas que tienen menos acceso a la atención de la salud, planteó Yang.

"Con las disparidades en la atención de la salud que existen en este país, podría haber oportunidades en que la polipíldora pudiera resultar beneficiosa en Estados Unidos", aseguró Yang.

Actualmente, en Estados Unidos no existe ninguna polipíldora de este tipo para el colesterol y la presión arterial, dijo Yusuf.

Yang apuntó que "el hecho de que sea genérica es una espada de doble filo, porque ninguna gran compañía farmacéutica está dispuesta a invertir mucho dinero en el desarrollo y el mercadeo de una polipíldora Tal vez se necesite que las compañías de seguro, los gobiernos o las organizaciones caritativas desarrollen las polipíldoras".

Los médicos también podrían mostrar cierta renuencia a recetar una píldora llena de varios medicamentos distintos, añadió Yang.

"En las facultades de medicina a todos nos han enseñado a administrar un medicamento a la vez y ver qué hace antes de añadir un segundo", dijo Yang.

Un 95 por ciento de la financiación del estudio provino de organizaciones caritativas como Wellcome Trust UK y de agencias gubernamentales, apuntó Yang. La compañía india Cadila Pharmaceuticals proveyó un 5 por ciento de la financiación, que incluyó la producción y la distribución de las polipíldoras.

Los investigadores presentaron sus hallazgos el fin de semana en la reunión virtual de este año de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Más información

La Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre las polipíldoras.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Salim Yusuf, MD, DPhil, professor, medicine, McMaster University, Hamilton, Ontario, Canada; Eugene Yang, MD, chair-elect, American College of Cardiology's Prevention of Cardiovascular Disease Council; New England Journal of Medicine, Nov. 13, 2020, online

Comparte tu opinión