Una pastilla para el VIH que se toma una vez al día funciona bien en los niños

LUNES, 3 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Un ensayo internacional encontró que un medicamento antirretroviral que se toma una vez al día para los niños con VIH no solo es barato y fácil de tomar, sino que también suprime mejor el VIH que los tratamientos estándar.

"Nuestros ensayos proveen fuertes evidencias para el despliegue mundial del dolutegravir para los niños con VIH", aseguró la Dra. Diana Gibb, profesora de epidemiología del Colegio Universitario de Londres, e investigadora principal del ensayo ODYSSEY.

Una pastilla para el VIH que se toma una vez al día funciona bien en los niños

Anotó que los tratamientos médicos para los niños con frecuencia se quedan por detrás de los que son para los adultos, debido a que se necesitan unas formulaciones y unos estudios distintos.

"Con las evidencias del ODYSSEY, que usó una dosificación simplificada, esta brecha en el tratamiento se ha reducido, y esperamos que los países puedan ampliar con rapidez el acceso de los niños al tratamiento en todo el mundo", planteó Gibb en un comunicado de prensa de la universidad.

El ensayo incluyó a 700 niños de 29 centros clínicos de África, Europa y Asia.

Se asignaron al azar a que recibieran los medicamentos estándar contra el VIH o el dolutegravir, y entonces se les dio un seguimiento durante al menos dos años.

Los regímenes basados en el dolutegravir ya son de uso común en el tratamiento de los adultos. En niños y adolescentes de 3 a 18 años, redujeron las probabilidades de que el tratamiento fracasara en alrededor de un 40 por ciento, en comparación con los tratamientos estándar.

El dolutegravir inhibe a una enzima que el virus que provoca el SIDA necesita para replicarse.

El ensayo hizo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendara los tratamientos basados en dolutegravir para los niños.

"Alrededor de 1.8 millones de niños viven con el VIH, pero tienen unas opciones de tratamiento limitadas, con medicamentos que saben mal, que hay que tomar dos veces al día, o que son pastillas grandes y difíciles de tragar", dijo la autora principal, la Dra. Anna Turkova, miembro clínico principal del Colegio Universitario de Londres.

"El dolutegravir se administra en unas pastillas pequeñas, en general una vez al día, y las pastillas pequeñas se pueden disolver en agua, lo que significa que para los niños resulta mucho más fácil tomarlas", señaló en el comunicado de prensa. "Esto es importante para fomentar la adopción del tratamiento y su cumplimiento durante muchos años".

Turkova anotó que apenas alrededor de la mitad de los niños con VIH reciben tratamiento ahora, y que los que no son tratados se enfrentan a unos altos riesgos de deterioro inmunitario y un empeoramiento de la salud.

La mayoría de los participantes del ensayo eran de África subsahariana, donde viven la mayoría de los niños con VIH.

"Simplificar la dosificación es crucial. Que los niños mayores puedan tomar las mismas tabletas que los adultos de inmediato abre el acceso al dolutegravir de la mayoría de los niños que viven con el VIH. Simplifica en gran medida la obtención para los sistemas de salud nacionales en los países con unos ingresos bajos y medios, y reduce los costos", aseguró la Dra. Cissy Kityo, del Centro de Investigación Clínica Conjunta en Uganda, el país con el mayor número de niños que participaron en el ODYSSEY.

Alrededor de un 14 por ciento de los que tomaban dolutegravir experimentaron el fracaso del tratamiento a lo largo de dos años, en comparación con un 22 por ciento de los niños que recibieron el tratamiento estándar, encontró el ensayo.

El fracaso del tratamiento significa que había virus detectable en la sangre del niño o que el joven tenía síntomas de salud relacionados con el VIH. Esto podría ocurrir porque el medicamento no se toma bien, o porque quizá no funcione.

A diferencia de los adultos, los niños que tomaron el fármaco no parecieron experimentar un aumento de peso anómalo. Los niños también tenían unos mejores niveles de lípidos en la sangre, como el colesterol y los triglicéridos, lo que significa un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca a largo plazo.

Investigaciones anteriores en adultos encontraron que es menos probable que el virus se haga resistente a este medicamento, y pareció que lo mismo fue cierto entre los niños y adolescentes de este ensayo.

Aunque todos los participantes del ensayo principal tenían a partir de 6 años y pesaban al menos 30 libras (13.6 kilos), un ensayo distinto estudió a niños más pequeños y bebés. Esos resultados aún no han sido publicados.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 29 de diciembre de la revista The New England Journal of Medicine.

Más información

Aprenda más sobre los niños y el VIH en Nemours Children's Health.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University College London, news release, Dec. 29, 2021

Comparte tu opinión