SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Una nueva directriz de tratamiento se enfoca en el síndrome de Tourette

MIÉRCOLES, 8 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- El síndrome de Tourette puede ser una afección muy estresante, pero hay tratamientos efectivos para la personas que lo sufren, según una nueva directriz de la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology).

El Tourette es un trastorno del neurodesarrollo que comienza en la niñez y que provoca vocalizaciones involuntarias y movimientos repetitivos, conocidos como tics.

Un diagnóstico preciso, una evaluación médica continua de la gravedad de los tics, y tratamientos como la terapia conductual y los medicamentos pueden ayudar a gestionar los tics, según la directriz.

"El síndrome de Tourette y otros trastornos de tics crónicos pueden ser muy problemáticos para la persona diagnosticada y su familia, así que es importante que los médicos informen a los afectados que los tics podrían mejorar con el tiempo", indicó la autora principal de la directriz, la Dra. Tamara Pringsheim, profesora asociada de neurología en la Universidad de Calgary, en Canadá.

Por otra parte, "los tratamientos pueden ayudar a reducir la frecuencia y gravedad de los tics, pero raras veces eliminan a todos los tics", advirtió Pringsheim en un comunicado de prensa de la academia. "Es importante que las personas sean informadas de todas las opciones de tratamientos disponibles, que incluyen educación, terapias conductuales, medicamentos o espera vigilante".

La directriz señala que simplemente "observar y esperar" es un método de gestión aceptable para los tics que no provoquen discapacidad física, dolor, distrés emocional ni bochorno social.

El método de observar y esperar se debe combinar con la educación para ayudar a la persona a comprender y a gestionar mejor el trastorno. Los niños con tics y sus cuidadores deben ser informados de que hay muchas probabilidades de que sus síntomas mejoren a finales de la adolescencia, plantea la directriz.

Si se requiere tratamiento, se debe personalizar para el paciente, y basarse en conversaciones que impliquen al paciente, al cuidador y al médico, según la directriz.

El primer tratamiento que se tome en cuenta para los tics debe ser una intervención conductual integral, que implica entrenamiento en relajación, entrenamiento en la reversión de hábitos, y terapia conductual.

Muchas personas con trastornos de tics tienen afecciones del neurodesarrollo y psiquiátricas, y se debe evaluar si tienen un trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), un trastorno obsesivo compulsivo (TOC), y trastornos del estado de ánimo y la ansiedad. Quizá también haya que tratar esos problemas, según la directriz.

Cuando hay más beneficios que riesgos, la directriz indica que los médicos podrían recetar antipsicóticos para los tics.

Otros tratamientos posibles incluyen a la toxina botulínica (Botox), la marihuana y la estimulación cerebral profunda para los adultos con un síndrome de Tourette grave que sea resistente a los medicamentos y a la terapia conductual.

La directriz aparece en la edición en línea del 7 de mayo de la revista Neurology. Fue respaldada por la Sociedad de Neurología Infantil (Child Neurology Society) y la Academia Europea de Neurología (European Academy of Neurology).

Más información

La Asociación Americana de Tourette (Tourette Association of America) ofrece más información sobre el síndrome de Tourette.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad