Una novedosa secuenciación genética podría ayudar a monitorizar la propagación del último coronavirus en China

Una novedosa secuenciación genética podría ayudar a monitorizar la propagación del último coronavirus en China

VIERNES, 31 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Mientras China se apresura a controlar la propagación de un nuevo coronavirus que ya ha infectado a casi 10,000 personas y que ha acabado con más de 200 vidas, unos investigadores informan que un método novedoso de secuenciación genética podría ayudar a monitorizar a los coronavirus de forma más efectiva.

Los coronavirus de los murciélagos se han vinculado con el brote del virus denominado 2019-nCoV, al igual que con brotes de enfermedades como el SRAS y el SROM.

La secuenciación genética de próxima generación (NGS, por sus siglas en inglés) se usa para monitorizar cómo los virus se propagan y evolucionan en los animales, pero la monitorización rutinaria y a gran escala con la NGS puede ser costosa y trabajosa, y puede pasar por alto los marcadores virales menos abundantes en las muestras.

Esos problemas han llevado a los genetistas a desarrollar estrategias de secuenciación genética menos costosos y más eficientes.

En un nuevo estudio, los investigadores describen una nueva estrategia de enriquecimiento para monitorizar los coronavirus, en particular los que se originan en murciélagos.

En este método, la secuenciación genética se "enriquece" con lo que los investigadores denominan "sondas". Se trata de minúsculos fragmentos de material genético que encuentran y se vinculan con el ADN viral, y podrían ofrecer una forma rápida de identificar el lugar donde el material genético viral podría estarse ocultando.

En pruebas, las sondas identificaron a los coronavirus de forma exitosa, y este método de enriquecimiento aumentó la sensibilidad y redujo los costos de la secuenciación, según los autores del estudio publicado en la edición del 29 de enero de la revista mSphere.

Dijeron que este método podría ayudarlos a mantener una biblioteca de material genético de los coronavirus emergentes, y a monitorizar el origen y la evolución de los coronavirus que provoquen brotes.

"No deseamos declarar que el enriquecimiento sea una panacea para todos los problemas de la NGS, pero en este caso, sí creo que es un paso en la dirección correcta", aseguró el colíder del estudio, Linfa Wang, director del Programa de Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Facultad de Medicina Duke-NUS, en Singapur.

Es particularmente importante monitorizar a los coronavirus de los murciélagos, porque se cree que esos virus tienen el potencial de infectar a otros animales, incluyendo a los humanos, anotó Wang.

El coronavirus que provocó el letal brote de SRAS en 2003 está emparentado de cerca con los que se encuentran en los murciélagos, y es probable que se originara en ellos. Lo mismo sucede con el virus 2019-nCoV.

Los investigadores señalaron que los virus también son reservorios conocidos del virus del ébola, del virus de Marburgo, del virus de Nipah y del virus de Hendra, aunque usualmente no presentan los síntomas de los coronavirus.

"Los coronavirus, en particular los que son portados por los murciélagos, siguen siendo una fuente importante de enfermedades infecciosas emergentes", advirtió Wang en un comunicado de prensa de la revista.

Cuando no haya brotes, los investigadores pueden crear bancos de sondas actualizados asociados con las formas conocidas de los coronavirus, dijo. Durante los brotes, los investigadores pueden usar esa información para monitorizar la evolución de los virus y la propagación de las infecciones en los animales y las personas.

"Para que el enriquecimiento de la NGS sea de verdad exitoso, debemos tratar a nuestra biblioteca de sondas como una biblioteca viva. Será una actividad continua para nosotros", añadió Wang.

Hasta el miércoles, el brote de coronavirus de China seguía propagándose. Había 5,974 casos confirmados de 2019-nCoV, y el número de muertes superaba a las 132.

Se han reportado cinco casos en Estados Unidos. Otros países/áreas con casos reportados son Tailandia (14); Hong Kong (8); Taiwán, Australia y Macao (5 en cada lugar); Singapur, Japón, Corea del Sur y Malasia (4 en cada lugar); Francia (3); Canadá y Vietnam (2 en cada lugar); y Nepal, Camboya y Alemania (1 en cada lugar).

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el 2019-nCoV.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión