SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Una letal complicación del sarampión podría ser más común de lo que se pensaba

Es otro motivo para vacunar a su hijo contra la enfermedad, enfatizan expertos en infecciones

Es otro motivo para vacunar a su hijo contra la enfermedad, enfatizan expertos en infecciones

VIERNES, 28 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Una letal complicación de la infección con el sarampión podría ser más común de lo que se pensaba, informan unos investigadores.

Aunque un caso de sarampión por lo general dura unas dos semanas, a veces el virus puede llegar al cerebro. Una vez allí, puede permanecer inactivo antes de reaparecer como un trastorno cerebral progresivo y debilitador conocido como panencefalitis esclerosante subaguda (PEES), explicaron los investigadores.

Antes se pensaba que la PEES afecta a una de cada 100,000 personas, pero la nueva evidencia sugiere que ataca a los que contraen el sarampión a una edad temprana de forma particularmente dura. Alrededor de uno de cada 1,400 niños que se contagian de sarampión antes de los 5 años podrían al final desarrollar la PEES, al igual que uno de cada 600 bebés que contraen sarampión antes de los 12 meses de edad, sugirieron los investigadores.

"La PEES es una complicación tardía del sarampión. La gente contrae el sarampión, y muchos años más tarde (10 años en promedio), comienza", advirtió el coautor del estudio, el Dr. James Cherry, profesor distinguido de investigación en pediatría y enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina David Geffen en la Universidad de California, en Los Ángeles.

En un brote reciente de sarampión en Disnelyand de California, unos 20 niños que eran demasiado pequeños para vacunarse o que no estaban vacunados contrajeron sarampión, dijeron los investigadores, de forma que ahora esos niños están en riesgo de PEES.

"Es un riesgo pequeño, pero definitivamente es un riesgo", dijo Cherry. "Es importante que todos los niños se vacunen para que no se propague a los niños más pequeños".

La PEES no tiene cura, y la única forma de prevenirla es vacunar a todo el mundo contra el sarampión, según Cherry. Pero algunos antivirales podrían ralentizar la progresión de la enfermedad. Aunque algunas personas con la PEES con frecuencia mueren dos años tras el diagnóstico, algunas podrían vivir un poco más, apuntó.

El estudio se presentó el viernes en Nueva Orleáns en la ID Week, la reunión anual de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America), la Sociedad de Epidemiología de la Atención de la Salud de Estados Unidos (Society for Healthcare Epidemiology of America), la Asociación de Medicina del VIH (HIV Medicine Association) y la Sociedad de Enfermedades Infecciosas Pediátricas (Pediatric Infectious Diseases Society).

Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Para el estudio, Cherry y sus colaboradores identificaron 17 casos de PEES en California entre 1998 y 2015. Ninguno de esos pacientes se había vacunado contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR). Aunque todos tuvieron sarampión en la niñez, la PEES no apareció de inmediato. La edad promedio del diagnóstico de la PEES fue de 12 años, pero las edades del diagnóstico abarcaron desde los 3 hasta los 35 años, encontraron los investigadores.

Los investigadores añadieron que ignoran qué hace que el virus del sarampión vuelva y se reactive en esos casos.

Pero vacunar a un porcentaje alto de la población resulta en una inmunidad grupal, de forma que incluso los que no pueden vacunarse están protegidos, porque es menos probable que la enfermedad se propague, explicó Cherry.

El sarampión sigue circulando en Europa y el sudeste de Asia, de forma que cada año se importarán algunos casos a Estados Unidos. "Por eso necesitamos mantener la inmunidad grupal", dijo Cherry.

La vacuna SPR no se recomienda para los bebés hasta los 12 meses de edad, porque siguen teniendo algunos de los anticuerpos de sus madres hasta ese momento, lo que hace que la vacuna sea menos efectiva y los deja más vulnerables al sarampión. Otros que no pueden vacunarse son lo que tienen trastornos del sistema inmunitario, dijeron los investigadores.

La primera dosis de la vacuna SPR se administra entre los 12 y los 15 meses de edad. Como hay una tasa de fracaso de la vacuna de un 5 por ciento, se da otra dosis antes de que los niños comiencen en la escuela.

El sarampión es tan contagioso que hay que vacunar a un 95 por ciento de las personas con dos dosis para proteger a las que no se vacunan, apuntó Cherry. Y las personas elegibles, incluyendo los adultos que no se han vacunado, deben recibir dos dosis de la vacuna.

Casi un 92 por ciento de los niños de EE. UU. de 19 a 35 meses de edad han recibido la vacuna SPR, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El Dr. Marc Siegel, profesor de medicina del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, añadió que "el virus del sarampión es mucho más peligroso que la vacuna que usamos para protegernos del mismo".

Comentó que "dado lo altamente contagioso que es el sarampión, y dado lo comunes que son sus efectos secundarios, existe una obligatoriedad de vacunarse y dejar de tontear con los miedos de cosas como el autismo por la vacuna".

Más información

Para más información sobre el sarampión, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad