Una infección anterior con la COVID no garantiza una buena inmunidad, según un estudio

MARTES, 31 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Usted tuvo COVID-19 y luego se puso la primera dosis de una vacuna. Quizá ahora piense que está protegido de las infecciones con el coronavirus en el futuro.

Quizá no sea así. Una nueva investigación muestra que la infección anterior con la COVID-19 por sí sola no garantiza un nivel alto de anticuerpos contra el coronavirus, ni una respuesta potente después de una sola dosis de las vacunas de dos dosis.

Una infección anterior con la COVID no garantiza una buena inmunidad, según un estudio

El nuevo estudio incluyó a 27 adultos vacunados del área de Chicago. Algunos habían tenido antes una prueba de coronavirus positiva. Proveyeron muestras de sangre de dos a tres semanas tras su primera y segunda dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, y dos meses tras la segunda dosis.

Los investigadores de la Universidad del Noroeste analizaron los anticuerpos contra el coronavirus en las muestras de sangre.

"Cuando evaluamos las muestras de sangre de los participantes, recolectadas unas tres semanas tras la segunda dosis de la vacuna, el nivel promedio de inhibición era de un 98 por ciento, lo que indica un nivel muy alto de anticuerpos neutralizantes", comentó Thomas McDade, profesor de antropología y miembro de la facultad del Instituto de Investigación de Políticas.

Pero los niveles de anticuerpos contra las variantes emergentes fueron significativamente más bajas, e iban de un 67 a un 92 por ciento.

Además, las muestras de sangre de las personas que habían estado infectadas antes recolectadas dos meses tras la segunda dosis de una vacuna mostraron que las respuestas de anticuerpos se habían reducido en alrededor de un 20 por ciento, según el estudio, que se publicó en la edición del 30 de agosto de la revista Scientific Reports.

Otro hallazgo fue que los participantes que habían tenido múltiples síntomas de COVID-19 presentaban una respuesta inmunitaria más fuerte a las vacunas que los que habían tenido unos síntomas leves o fueron asintomáticos.

"Muchas personas, y muchos médicos, están dando por sentado que cualquier exposición anterior al SARS-CoV-2 ofrece inmunidad contra la reinfección. Basándose en esta lógica, algunas personas con una exposición anterior piensan que no tienen que vacunarse. O si se vacunan, piensan que solo necesitan la primera dosis de las vacunas de dos dosis de Pfizer/Moderna", advirtió McDade en un comunicado de prensa de la universidad.

"Nuestro estudio muestra que la exposición anterior al SARS-CoV-2 no garantiza un nivel alto de anticuerpos, ni garantiza una repuesta robusta de anticuerpos a la primera dosis de una vacuna", enfatizó. "En las personas que tuvieron una infección leve o asintomática, la respuesta de anticuerpos a la vacunación es básicamente la misma que la de las personas que no se han expuesto antes".

El estudio fue realizado antes de que apareciera la variante Delta, pero los hallazgos siguen aplicando, según McDade.

"En cuanto a la protección tras la vacunación, sucede lo mismo con todas las variantes, incluso la Delta: la vacuna provee una buena protección, pero no una protección igual de buena que contra la versión original del virus para la cual se diseñó la vacuna. En combinación con el hecho de que la inmunidad mengua con el tiempo, se da un aumento en la vulnerabilidad a una infección postvacunación", añadió.

"Ahora mismo, se trata de un doble golpe: la Delta más una inmunidad menguante en la primera ola de vacunados", advirtió McDade.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Northwestern University, news release, Aug. 30, 2021

Comparte tu opinión