¿Una forma mejor y más segura de librar a algunos niños de las convulsiones?

¿Una forma mejor y más segura de librar a algunos niños de las convulsiones?

MARTES, 8 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Los niños con una epilepsia difícil de tratar cuentan ahora con otra opción para ayudarlos a tener una vida libre de convulsiones, sugiere un estudio reciente.

La termoterapia intersticial inducida por láser guiada con IRM, un procedimiento mínimamente invasivo para los niños que sufren de epilepsia resistente a los medicamentos, tiene éxito en más de la mitad de los casos, y un periodo de recuperación corto, informan los investigadores.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores estudiaron los resultados de niños en Estados Unidos y Canadá que se sometieron a la terapia láser desde 2013, y los compararon con la cirugía, que es otra opción de tratamiento.

"Es un procedimiento relativamente nuevo, tanto en Canadá como en EE. UU. Actualmente, no hay mucha literatura en términos de los resultados y las complicaciones de este procedimiento", explicó la autora del estudio, la Dra. Elysa Widjaja, neurorradióloga pediátrica del Hospital de Niños Enfermos de Toronto.

Los investigadores reportaron los resultados de 182 niños que recibieron la terapia en los últimos siete años. Encontraron que, de los 137 niños que se sometieron a un solo procedimiento y para los cuales había disponibles los resultados de las convulsiones a un año, un 54 por ciento ya no sufrían convulsiones. Otros 20 niños se sometieron a dos procedimientos, y un 60 por ciento de ellos estaban libres de convulsiones tras un año.

Los datos se incluyen en un registro al que han contribuido seis centros quirúrgicos de Estados Unidos y dos de Canadá, en el que se están apuntando más centros, según el informe. Los investigadores presentaron sus hallazgos el viernes, en la reunión anual virtual de la Sociedad Americana de la Epilepsia (American Epilepsy Society). Ese tipo de investigación se debe considerar preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

"Diría que nuestros resultados preliminares actuales en este estudio indican que el láser provee unos resultados razonables en cuanto a librar de las convulsiones", dijo Widjaja. "El resultado es un poco más bajo [que la cirugía], pero la terapia láser presenta ventajas, en comparación con la cirugía. Es menos invasiva, las estadías en el hospital son más cortas, hay menos lesiones en el cerebro normal y, sin duda, menos complicaciones".

El éxito de la cirugía en la curación de las convulsiones es de un 65 por ciento.

Alrededor de un 8 por ciento de los niños que se sometieron al procedimiento láser experimentaron alteraciones visuales o sensoriales, pero la mayoría fueron temporales. Se resolvieron en toda la población del estudio, con la excepción de un 1 por ciento, según la investigación.

Alrededor de un 5 por ciento de los que se someten a la cirugía sufren un déficit neurológico permanente, apuntaron los autores del estudio.

Uno de los niños que se sometieron a la terapia láser falleció de una inflamación en el cerebro. En la cirugía abierta, entre un 0.4 y un 1.2 por ciento fallecen, dependiendo de la ubicación de la lesión que se extirpa. La muerte que resultó de la terapia láser es equivalente a un 0.5 por ciento de los pacientes, mostraron los hallazgos.

Antes de la terapia láser, la cirugía era la única opción para curar potencialmente las convulsiones. Hay otros tipos de tratamiento, apuntó Widjaja, pero buscan reducir, en lugar de curar, las convulsiones.

En el procedimiento láser, el cirujano hace un pequeño agujero en el cráneo. A través del agujero, se desplaza una delgada fibra láser hasta la lesión, o hasta el punto en el cerebro que es el origen de las convulsiones. La energía térmica del láser quema la lesión. La IRM se utiliza para monitorizar la temperatura y proteger al tejido cerebral adyacente, explicaron los investigadores.

En la cirugía, el médico realiza una incisión en el cuero cabelludo, corta una parte del hueso craneal, elimina la lesión y reemplaza el hueso.

Una ventaja de la terapia láser es que se puede usar para lesiones ubicadas en la profundidad del cerebro sin provocar una lesión tan grande en el tejido normal, apuntó Widjaja. También tiene menos complicaciones, afirmó. La estadía en el hospital tras el procedimiento es de dos días, frente a siete días tras la cirugía.

Las lesiones más comunes que experimentaron los participantes en el estudio fueron hamartomas hipotalámicos y displasias corticales focales.

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. describen a los hamartomas hipotalámicos como malformaciones parecidas a los tumores y poco comunes. Están presentes al nacer, y pueden provocar una variedad de síntomas, incluyendo un tipo de convulsión. La displasia cortical focal implica una organización anómala de las células del cerebro, según la Epilepsy Foundation.

"Es alentador, porque la cirugía mínimamente invasiva implica menos días en el hospital. Tiende a haber menos complicaciones. Hay menos infecciones. Hay menos accidentes cerebrovasculares", comentó el Dr. William Gaillard, jefe de neurología del Hospital Pediátrico Nacional en Washington, D.C., y expresidente de la Sociedad Americana de la Epilepsia.

Gaillard cree que las personas no piensan en los procedimientos quirúrgicos para la epilepsia a una edad suficientemente temprana. Es menos probable que los niños tengan consecuencias neurológicas que sean conductuales y cognitivas, apuntó. Liberarse de las convulsiones también puede significar una socialización normal, añadió.

Los medicamentos funcionan, pero implican efectos secundarios. Las personas tienen la mente más clara y una mejor función de pensamiento cuando no toman medicamentos y están libres de convulsiones, aseguró Gaillard.

Un motivo de optar por un procedimiento para frenar las convulsiones es que hay un riesgo real de fallecer de epilepsia, dijo Gaillard.

"La mejor forma de evitar la muerte por epilepsia es eliminar la epilepsia", explicó Gaillard. "Se pierde la estigmatización. Cuando se logra la libertad de las convulsiones, es mucho más probable que se pueda conducir, ser independiente o estudiar. Todas esas cosas son importantes".

Más información

Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. para aprender más sobre la epilepsia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Elysa Widjaja, MD, MPH, neuroradiologist, The Hospital for Sick Children, and associate professor, University of Toronto; William Gaillard, MD, chief, neurology, Children's National Hospital, Washington D.C., and past president, American Epilepsy Society; Dec. 4, 2020, presentation, American Epilepsy Society's virtual annual meeting

Comparte tu opinión