Una enfermedad rara le provocó un coma de 7 meses a una joven madre

Una enfermedad rara le provocó un coma de 7 meses a una joven madre

JUEVES, 23 de enero de 2020 (HealthDay News) -- La madre de Kertisha Brabson se apresuró al hospital cuando le dijeron que su hija adulta estaba actuando raro.

"Hablaba sin sentido, bailaba como si estuviera en un concierto", recuerda Kertease Williams. "Intentaba salir de la habitación. Una enfermera tenía que estar en la habitación las 24 horas porque intentaba irse".

Ninguna de las dos mujeres podía saberlo, pero ese incidente de septiembre de 2018 fue el inicio de un calvario que dejaría a Brabson en coma durante siete meses. Unos médicos pensaron que había sufrido muerte cerebral.

Brabson, que ahora tiene 31 años, sufría de encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA. Es una enfermedad rara en que el sistema inmunitario ataca al cerebro y afecta a la señalización cerebral normal. Primero afectó su capacidad de pensar con claridad, pero pronto sufría convulsiones incesantes.

"Sufría unas 20 convulsiones al día durante seis meses, una tras otra" mientras estaba en coma, dijo Williams.

La mujer iba de un hospital a otro mientras los médicos intentaban averiguar qué le sucedía. Williams dijo que su hija fue trasladada al menos seis veces.

Brabson, que tiene dos hijos, salió del coma el 7 de abril de 2019, después de que los médicos del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio lograron aquietar su sistema inmunitario y calmar sus convulsiones.

"Le está yendo muy bien", afirmó una de sus médicas, la Dra. Shraddha Mainali, una neuróloga. "Es independiente, y tiene ilusión de volver a trabajar a medio tiempo como asistente dental".

Un tumor en un ovario

Brabson, que vive en Alliance, Ohio, se había sentido mal durante meses. No podía dormir, se sentía letárgica, ansiosa y confusa, y tenía dificultades para hilvanar oraciones.

Empeoró tanto que su hermana la llevó al hospital, y entonces llamó a su madre cuando la condición de Brabson se deterioró más.

Williams se apresuró a ir a Alliance desde su hogar en Cleveland para ayudar a su hija enferma, que pronto entró en coma.

"Simplemente no sabíamos qué estaba pasando con la vida y el cuerpo de mi hija", dijo Williams. "No sabíamos qué le sucedía".

Aparentemente, un tumor en uno de los ovarios había hecho que Brabson desarrollara la encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA, comentó Mainali.

"En su caso, tenía un tumor en su ovario que posiblemente contuviera células que eran parecidas a las células del cerebro", apuntó Mainali. "En el intento de su cuerpo de atacar al tumor, comenzó a lesionar a las células del cerebro".

La encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA es una enfermedad recién descubierta, identificada en 2007 por investigadores de la Universidad de Pensilvania.

Los receptores de NMDA son proteínas del cerebro que controlan los impulsos eléctricos que forman la base del pensamiento humano. En cualquier momento que alguien toma una decisión, observa algo, interactúa con otra persona o tiene un recuerdo, usa esos receptores para que realicen las conexiones necesarias. Incluso las funciones automáticas, como la respiración, dependen de esos receptores.

Un tratamiento en dos frentes

Extirparon el ovario afectado, pero la condición de Brabson no mejoró.

Al final, Williams llevó a su hija al Centro Médico Wexner, en Columbus, donde los médicos iniciaron un método doble de tratamiento.

Las imágenes cerebrales de Brabson no mostraban señales de lesiones graves, dijo Mainali, de forma que los médicos pensaron que si trataban la enfermedad tendría una buena oportunidad de despertar y recuperarse.

Administraron una supresión inmunitaria intensa a Brabson para parar el ataque de su cuerpo a su cerebro, señaló Mainali. También le administraron un coctel de anticonvulsivos a dosis muy altas.

Llegó al Wexner en diciembre, y más o menos en febrero ya no tenía convulsiones, dijo Mainali.

"Cuando nos sentimos confiados en que las convulsiones estaban resueltas, gradualmente comenzamos a retirar los medicamentos, uno a la vez", dijo Mainali.

Brabson se despertó del coma en abril: volvió al mundo gradualmente con la retirada regular de sus medicamentos.

"En realidad no sabía nada", recuerda Brabson. "Cuando desperté, estaba confundida. No sabía dónde estaba. No sabía qué estaba pasando".

Al principio, no reconocía a su familia, comentó Williams.

"No sabía quién era yo. Le dije que era su madre. Dijo que nunca me había visto antes", recordó Williams. "Salimos de la habitación. Cuando volvimos una hora más tarde, me dijo '¡Hola, mamá!'".

Los médicos se negaron a darse por vencido

Brabson tuvo que pasar por meses de rehabilitación para poder caminar y cuidar de sí misma, debido al deterioro físico que sucedió durante el coma.

La enfermedad resultó particularmente dura para su hija de 12 años y su hijo de 5 años, que se quedaron con la familia mientras su madre estaba en el hospital.

"Tenían miedo, cuando me vieron en coma, y luego me desperté", dijo Brabson. "Estaban asustados, y se mostraban distantes".

Hoy en día, Brabson está casi recuperada, aunque todavía tiene problemas ocasionales con la memoria a corto plazo.

"Cuando llegó a casa, me hacía preguntas una y otra vez", comentó Williams. "Ahora su memoria está mucho mejor".

Williams comentó que se siente agradecida con los médicos que se negaron a darse por vencidos con su hija, pero dijo que las familias que estén en su situación deben estar listas para luchar por el enfermo.

"Hay que abogar por su ser querido, muchas veces", enfatizó Williams. "Tenga siempre una libreta, y escriba todo lo que le digan".

Al principio, un grupo de médicos le dijo a Williams que su hija tenía muerte cerebral y que deberían pensar en 'desenchufarla'. En lugar de hacer caso a ese consejo, Williams cambió a su hija de hospital.

En este caso, fue la medida correcta, pero "no todos los comas son iguales", advirtió Mainali.

"No quiero que la gente se informe mal y piense que si siguen intentándolo, las personas se despiertan y hay milagros", añadió Mainali. En el caso de Brabson, tenía una enfermedad tratable que, aunque era increíblemente grave, no había provocado un daño cerebral incapacitante.

Más información

La Universidad de Pensilvania ofrece más información sobre la encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión