Una dieta saludable en la juventud, un cerebro sano en la mediana edad

Una dieta saludable en la juventud, un cerebro sano en la mediana edad

JUEVES, 7 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Los adultos jóvenes que comen una dieta saludable para el corazón quizá también protejan a su cerebro en la mediana edad, sugiere un estudio reciente.

Incluyó a más de 2,600 participantes que tenían una edad promedio de 25 años cuando se inscribieron, y a quienes se siguió durante 30 años. Se les preguntó sobre sus hábitos alimenticios al inicio del estudio, y de nuevo siete y 20 años más tarde.

Se agruparon según qué tan de cerca seguían tres dietas saludables para el corazón: la dieta mediterránea, la dieta métodos dietéticos para detener la hipertensión (DASH, por sus siglas en inglés), y una calificación de la dieta diseñada en el estudio llamada Calificación a priori de la calidad de la dieta (APDQS).

La dieta mediterránea enfatiza los granos integrales, las frutas, las verduras, las grasas insaturadas saludables, los frutos secos, las legumbres y el pescado, y limita la carne roja, las aves y los lácteos con toda su grasa. La dieta DASH enfatiza los granos, las verduras, las frutas, los lácteos bajos en grasa, las legumbres y los frutos secos, y limita la carne, el pescado, las aves, la grasa total, la grasa saturada, los dulces y el sodio.

La dieta APDQS enfatiza las frutas, las verduras, las legumbres, los lácteos bajos en grasa, el pescado y el alcohol moderado, y limita la comida frita, los refrigerios salados, los dulces, los lácteos ricos en grasa y los refrescos endulzados con azúcar.

Las habilidades de pensamiento de los participantes se evaluaron más o menos a los 50 años de edad, y de nuevo cuando tenían alrededor de 55 años.

Tras ajustar por otros factores (el nivel educativo, el tabaquismo, la diabetes, los niveles de actividad física) que pueden afectar a las habilidades de pensamiento, los investigadores encontraron que las personas que seguían de cerca la dieta mediterránea y la dieta APDQS, pero no la dieta DASH, tenían menos declive en el pensamiento.

Los participantes con una adherencia alta a la dieta mediterránea tenían un 46 por ciento menos de probabilidades de tener malas habilidades de pensamiento que los que tenían una adherencia baja. Un 9 por ciento de los del grupo alto tenían malas habilidades de pensamiento, en comparación con un 29 por ciento de los del grupo bajo.

Los participantes con una adherencia alta a la dieta APDQS tenían un 52 por ciento menos de probabilidades de tener malas habilidades de pensamiento que los que tenían una adherencia baja. Un 6 por ciento de los del grupo alto tenían malas habilidades de pensamiento, en comparación con un 32 por ciento de los del grupo bajo.

El estudio aparece en la edición en línea del 6 de marzo de la revista Neurology.

"Nuestros hallazgos indican que mantener unas buenas prácticas dietéticas a lo largo de la adultez puede ayudar a preservar la salud del cerebro en la mediana edad", aseguró la autora del estudio, Claire McEvoy, de la Universidad de la Reina en Belfast, Irlanda del Norte.

El estudio no prueba que una dieta saludable para el corazón provoque unas mejores habilidades de pensamiento; solo muestra una asociación entre ambas cosas, anotó McEvoy.

No está claro por qué la dieta DASH no se asoció con unas mejores habilidades de pensamiento, pero una "posibilidad es que la DASH no tiene en cuenta el consumo moderado de alcohol como parte del patrón dietético, y las otras dos dietas sí", dijo McEvoy en un comunicado de prensa de la revista.

"Es posible que el consumo moderado de alcohol como parte de una dieta saludable pueda ser importante para la salud del cerebro en la mediana edad, pero se necesita más investigación para confirmar esos hallazgos", añadió.

"Aunque todavía no sabemos cuál es el patrón dietético ideal para la salud del cerebro, cambiar a una dieta saludable para el corazón podría ser una forma relativamente fácil y efectiva de reducir el riesgo de desarrollar problemas de pensamiento y memoria al envejecer", concluyó McEvoy.

Más información

El Instituto Nacional Sobre El Envejecimiento de EE. UU. explica cómo el envejecimiento del cerebro afecta al pensamiento.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión