Una desventaja de los viales espaciales: el dolor de espalda

LUNES, 25 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Usted se puede subir a un cohete espacial para escaparse de la Tierra, pero una cosa de la que no puede escapar es del dolor de espalda.

El dolor de espalda podría resultar un importante problema para el creciente número de viajeros espaciales, y aprender más al respecto también podría ayudar a los pacientes de espalda confinados en la Tierra, señalan unos investigadores.

Una desventaja de los viales espaciales: el dolor de espalda

La gravedad baja, el estrés físico de ir en cohete y los cambios nutricionales podrían contribuir al dolor de espalda de los viajeros espaciales, según un equipo de Johns Hopkins que revisó investigaciones anteriores sobre cómo los viajes espaciales afectan a la columna.

"La información sobre el dolor de espalda de los viajeros espaciales podría ofrecer datos útiles para tratar el dolor de espalda en otras poblaciones", planteó el autor del estudio, el Dr. Steven Cohen, profesor de anestesiología y medicina de la atención crítica de Johns Hopkins, y coronel retirado del Ejército.

Un estudio, que analizó 722 vuelos espaciales, encontró que un 52 por ciento de los astronautas tuvieron alguna forma de dolor de espalda en los primeros dos días del viaje espacial. Aunque un 86 por ciento de estos casos fueron leves, el dolor fue suficiente como para interferir con la capacidad de completar las tareas.

Otro estudio, de los pilotos y las tripulaciones de helicópteros militares, encontró que casi la mitad de los que experimentaron fuerzas gravitatorias fluctuantes reportaron dolor lumbar. Y los pilotos tenían casi tres veces más probabilidades de desarrollar una lesión en el acolchado conectivo blando de la parte baja de la columna (hernia de disco lumbar) que la población general.

Por otra parte, un estudio de 2010 de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) encontró que los astronautas tienen cuatro veces más probabilidades de sufrir hernias de disco. Y el riesgo es incluso mayor en el primer año tras volver a la Tierra.

La curva en forma de S de la columna humana le permite resistir a la gravedad, permanecer flexible y absorber el peso y el impacto, explicó el autor principal, el Dr. Radostin Penchev, médico residente del Hospital Johns Hopkins, en Baltimore.

"Si una reducción en la gravedad permite que esta curvatura se enderece, esto no solo podría ser una causa de dolor agudo en los astronautas, sino que también podría afectar a la estabilidad de su columna cuando vuelvan a la Tierra", añadió en un comunicado de prensa del Hopkins.

Su equipo también examinó estudios anteriores sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del dolor de espalda en los astronautas.

Estudios posteriores sobre estos métodos, que incluyan a los ejercicios específicos y el uso de trajes especializados, podrían ofrecer pistas para tratar el dolor de espalda en el estimado de un 80 por ciento de personas del mundo que experimentan dolor de espalda a lo largo de sus vidas, según los autores del estudio, que se publicó en una edición reciente de la revista Anesthesiology.

El ejercicio de resistencia, como el isométrico, las sentadillas, las zancadas (lunges) y el levantamiento de pesas en banco ha sido esencial para la prevención del dolor de espalda en los astronautas, y las estaciones espaciales están equipadas con máquinas de ejercicio y otras herramientas de entrenamiento.

Junto con el ejercicio de resistencia, otros métodos utilizados para prevenir el dolor de espalda en los astronautas incluyen el masaje, las complementos nutricionales para aumentar el consumo de vitamina D y las calorías, la estimulación eléctrica neuromuscular, y los dispositivos de presión negativa.

Penchev anotó que la ciencia ficción "ha popularizado a la estación espacial giratoria que utiliza la fuerza centrífuga para imitar a la gravedad", pero apuntó que los trajes especializados que proveen una resistencia en la columna similar a la que se experimenta bajo la gravedad de la Tierra podrían ser más realistas y efectivos.

Más información

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE. UU. ofrece más información sobre el dolor de espalda.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Johns Hopkins Medicine, news release, Oct. 21, 2021

Comparte tu opinión