Una de cada cuatro sobredosis de opioides implica a niños y adolescentes

Una de cada cuatro sobredosis de opioides implica a niños y adolescentes

LUNES, 17 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Más de una cuarta parte de todas las sobredosis de opioides en Estados Unidos implican a adolescentes, y una quinta parte de esos casos probablemente sean intentos de suicidio, muestra una investigación reciente.

Los hallazgos llegan tras un profundo análisis de casi 754,000 casos de intoxicación con opioides en EE. UU. que ocurrieron entre 2005 y 2018. Todas se reportaron al Sistema Nacional de Datos de Intoxicaciones de EE. UU. Y casi 208,000 de esos casos implicaron a jóvenes de 18 años o menos.

Durante el periodo del estudio de 13 años, el panorama de las sobredosis pediátricas ha empeorado, señaló la autora del estudio, la Dra. Megan Land, miembro de cuidados críticos pediátricos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta.

Lo más significativo, apuntó Land, es "que la proporción de jóvenes con una sospecha de suicidio debido a una intoxicación con opioides aumentó de forma dramática a lo largo del periodo del estudio", al pasar de poco menos de un 14 por ciento en 2005 a más de un 21 por ciento en 2018. Ese aumento, dijo, "se hace eco de hallazgos de estudios recientes que demuestran que la incidencia y la tasa de intentos de suicidio pediátricos mediante intoxicaciones [de opioides] han estado aumentando desde 2011".

El estudio también encontró que durante el mismo periodo, el porcentaje de pacientes jóvenes admitidos a la unidad de cuidados intensivos tras una sobredosis con opioides aumentó de un 6.6 a un 9.6 por ciento.

De forma similar, en 2018 el riesgo de que un paciente joven con una sobredosis acabara en una situación potencialmente letal y/o con una discapacidad o una desfiguración importantes aumentó de un 0.10 a un 0.13 por ciento. Y el riesgo de que un joven falleciera por una sobredosis también aumentó, de un 0.18 por ciento en 2005 a un 0.28 por ciento en 2018.

Una nota más positiva, observó Land, es que como porcentaje de todos los casos, las sobredosis pediátricas de opioides llegaron a su máximo en 2010. Desde entonces, la tendencia ha ido a la baja.

Pero la mayoría de las tendencias son menos alentadoras. Una es que los opioides en sí se han hecho más potentes con el tiempo, observaron los investigadores, de forma que unas dosis más bajas tienen el potencial de provocar una sobredosis.

Al mismo tiempo, parece que las iniciativas legislativas del estado para fomentar el uso del antídoto contra los opioides, la naloxona, que puede potencialmente salvar vidas, solo han tenido un éxito limitado. El uso del fármaco solo aumentó ligeramente durante el periodo del estudio, de un 42 a un 51 por ciento.

En cuanto al motivo, Land dijo que una baja adopción de la naloxona sigue siendo "una pregunta compleja sin una respuesta sencilla".

Pero los intentos de suicidio explican solo una parte del panorama del riesgo de sobredosis de los estadounidenses jóvenes. Más de la mitad (un 51 por ciento) de los casos de sobredosis de jóvenes del estudio implicaron a niños en edad preescolar que ingirieron un opioide de forma accidental, anotó Land.

¿Qué se puede hacer al respecto? Tres expertos médicos y de la adicción que no participaron en el estudio ofrecieron algunas sugerencias.

El Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, dijo que es esencial "educar a los niños sobre los peligros de los opioides, y como incluso la 'experimentación' puede conducir a la adicción".

"Los currículos escolares deben facilitar la comunicación abierta con los adolescentes", añadió Glatter, "e implicar a consejeros que monitoricen las señales de conductas irregulares o atípicas, las calificaciones que empeoran y las actitudes desafiantes en los adolescentes".

Linda Richter, directora de investigación y análisis de políticas del Centro de la Adicción, en la ciudad de Nueva York, apuntó que "nunca es demasiado pronto para proteger a los niños de los daños potencialmente letales de las sustancias adictivas".

Resaltó varias de las recomendaciones prácticas del centro, entre ellas mantener todos los medicamentos recetados fuera del alcance de los niños y desterrar las drogas ilegales del todo.

El centro también aconseja eliminar todos los medicamentos recetados de inmediato cuando dejen de ser necesarios. Y Richter sugiere asegurarse por adelantado de que tiene la información de contacto del Centro Nacional de Control de Intoxicaciones en su teléfono, llamando al 1-800-222-1222 o enviando el mensaje de texto POISON al 797979.

"Si se siguen unas recomendaciones de sentido común de mantener todos los opioides y otros productos adictivos fuera de la vista y del alcance de los niños, el número de niños que se exponen de manera accidental a los opioides y a sus efectos nocivos puede y debe ser cero, y el número de adolescentes que acceden a esos fármacos intencionalmente se reduciría en gran medida", señaló Richter.

Y los padres también pueden hacer su parte.

"Los padres y las familias deben ser conscientes de los riesgos de los opioides, y tener el cuidado de guardar los suministros de forma segura para prevenir el acceso de los niños y los adolescentes", planteó el Dr. Marc Fishman, director médico de los Centros de Tratamiento de Maryland, en Baltimore.

"Los padres y las familias también deben estar atentos a las evidencias de enfermedades psiquiátricas comunes en los jóvenes, como la depresión, y no siempre explicarlo como las 'dificultades normales del crecimiento en la adolescencia' ni pensar que 'lo superarán con la edad'. El suicidio entre los jóvenes es muy real, demasiado común, y prevenible", añadió Fishman.

Land y sus colaboradores presentarán sus hallazgos esta semana en una reunión de la Sociedad de Medicina de la Atención Crítica (Society of Critical Care Medicine), en Orlando, Florida. Ese tipo de investigación se debe considerar preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para leer más sobre los opioides y los adolescentes, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión