SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El 25% de recetas de antibióticos no son necesarias



Los antibióticos son unos medicamentos milagrosos que pueden curar letales infecciones bacterianas. Pero con demasiada frecuencia se dan para tratar infecciones virales, como los resfriados y la gripe, para las cuales no son efectivos.

Se calcula que un 25% de los antibióticos recetados en Estados Unidos se administran para afecciones para las cuales  no están diseñados para tratar, según un estudio reciente.

Y el uso excesivo de los antibióticos conlleva unos peligros para la salud pública, como han estado advirtiendo los expertos.

"Las recetas de antibióticos son un factor importante en el desarrollo de bacterias que son resistentes a los antibióticos", indicó el investigador principal, el Dr. Kao-Ping Chua, profesor asistente de pediatría en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

Las bacterias resistentes a los antibióticos son una de las mayores amenazas para la salud de todo el mundo, advirtió.

Cada año, 2 millones de estadounidenses desarrollan infecciones resistentes a los antibióticos y 23,000 fallecen, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Dado esto, es urgente que los proveedores eliminen las recetas inadecuadas de antibióticos, tanto por el bien de sus propios pacientes como de la sociedad más en general", planteó Chua.

En el estudio, Chua y sus colaboradores estudiaron los registros de seguro de más de 19 millones de niños y adultos menores de 65 años de edad. Todos los pacientes tenían seguro privado.

Los investigadores dijeron que más de un 23% de las recetas eran inadecuadas, o que no tenían una justificación médica. Las recetas inadecuadas eran sobre todo para resfriados, infecciones en el pecho y tos.

Alrededor del 36% de las recetas podrían haber resultado adecuadas pero innecesarias, porque fueron para afecciones como la sinusitis y el dolor de garganta, que pueden ser virales.

La mayoría de las recetas inadecuadas se originaron en consultorios médicos, centros de atención de urgencias y salas de emergencias. Casi un 29 % de las recetas no tenían un código diagnóstico y podrían haber sido inadecuadas, dado que algunas se basaron en consultas por teléfono o en línea, encontró el estudio.

Los investigadores encontraron que 1 de cada 7 pacientes surtió al menos una receta de un antibiótico innecesario en 2016. Eso equivale a 1 de cada 10 niños y a alrededor de 1 de cada 6 adultos.

"Los estudios nacionales más recientes sobre el uso excesivo de antibióticos en EE. UU. han usado datos más antiguos de la primera mitad de esta década", dijo Chua. "Nuestro estudio muestra que a pesar de unos esfuerzos generalizados de mejora de la calidad, las recetas inadecuadas de antibióticos seguían desenfrenadas en 2016".

El Dr. Marc Siegel, profesor de medicina en el Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, está convencido de que las recetas inadecuadas de antibióticos son más comunes de lo que encontró este estudio.

"Sin duda recetamos muchísimos antibióticos innecesarios", lamentó.

Hay muchos y variados motivos. Siegel dijo que uno es que casi todas las infecciones del tracto respiratorio superior son virales, pero muchos médicos temen pasar por alto las poco comunes infecciones bacterianas, y recetan un antibiótico por si las moscas. Y los pacientes con frecuencia los exigen.

Los médicos deben hacer más preguntas sobre la afección de un paciente antes de emitir una receta, planteó.

"Decidir si recetar o no antibióticos es una decisión clínica", señaló Siegel. "Tendemos a guiarnos por querer hacer que el paciente se sienta mejor".

Aunque con frecuencia los médicos creen que administrar una caja de antibióticos no es nocivo, hacerlo puede provocar problemas a algunos pacientes.

Por ejemplo, los pacientes con afecciones cardiacas podrían desarrollar un ritmo cardiaco irregular con algunos antibióticos, dijo Siegel. Los antibióticos también pueden eliminar las bacterias intestinales de los niños, poniéndolos en riesgo de alergias, añadió.

"Los pacientes no deben presionar a sus médicos para que les den antibióticos", comentó Siegel. "Médicos, no se sientan presionados para administrar una pastilla que quizá no sea necesaria".

El informe aparece en la edición en línea del 16 de enero de la revista The BMJ, que es revisada por profesionales.

Más información

La Clínica Mayo tiene más información sobre los antibióticos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Guia de medicamentos a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad