Una de cada 5 mujeres no planifica hacerse una mamografía

JUEVES, 29 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Terlisa Sheppard conoce el valor de monitorizar los cambios en su cuerpo.

La paciente de Orlando Health estaba embarazada de ocho meses y medio, y tenía apenas 31 años, cuando detectó un bulto debajo de su brazo. Salió del trabajo para que se lo revisaran, y "no volví a trabajo, porque esa tarde me enteré de que tenía un cáncer de mama", señaló Sheppard.

Una de cada 5 mujeres no planifica hacerse una mamografía

Ahora, 23 años después, y mucho después de dar a luz a un bebé sano, Sheppard quiere que las mujeres jóvenes comprendan los beneficios de las pruebas de detección para el cáncer de mama.

"No tengo duda de que esa mamografía salvó mi vida, y la de mi bebé", comentó Sheppard.

La detección temprana del cáncer de mama es crítica para ayudar a las mujeres a evitar un diagnóstico en etapa tardía, cuando es más difícil de tratar. Pero una encuesta reciente encuentra que muchas mujeres más jóvenes no tienen planes para hacerse una mamografía en un futuro cercano.

Los investigadores también hallaron que muchas de estas mujeres no son conscientes de sus riesgos individuales de cáncer de mama.

La encuesta nacional, llevada a cabo por un proveedor de Florida, encontró que más de una quinta parte (un 22 por ciento) de las mujeres de 35 a 44 años no tenían planes de hacerse una mamografía que podría detectar el cáncer y, potencialmente, salvarles la vida.

"Me resulta de verdad preocupante, porque recomendamos que las mamografías inicien a los 40 años, y estas mujeres dicen que no planifican hacerlo", apuntó la Dra. Nikita Shah, líder médica del equipo de oncología del Centro de Cáncer de Mama del Instituto de Atención de la Salud de Orlando. La encuesta, de más de 1,100 mujeres adultas, se realizó en línea del 8 al 12 de septiembre.

Los especialistas en cáncer de mama de Orlando Health no están seguros de por qué las mujeres podrían tener esta actitud. Pero Shah cree que se trata de una combinación de falta de concienciación, preocupaciones sobre el costo de una mamografía, y preocupaciones de que la prueba resulte dolorosa.

Aunque el costo puede ser un factor para algunas mujeres, la mayoría de las aseguradoras cubren las mamografías de detección, bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act). Además, durante octubre, que es el mes de concienciación sobre el cáncer de mama, muchas organizaciones las ofrecen de forma gratuita o a bajo costo, por ejemplo de 20 a 30 dólares, apuntó Shah.

"Lo otro que oigo es que la compresión es dolorosa y sí, es dolorosa, es un poco incómoda, pero literalmente dura unos minutos y luego pasa", señaló Shah. "No permita que sea un motivo de no hacerse una mamografía, que puede salvarle la vida".

Las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de mama pueden hacerse una mamografía al año a partir de los 40 años, según las directrices. Las que tienen antecedentes familiares de cáncer de mama deben comenzar antes, al igual que las que se han sometido antes a biopsias, han tenido células atípicas, o tienen un tejido mamario denso.

Aunque un 22 por ciento de las mujeres de 35 a 40 años nunca se han sometido a una mamografía y no tienen planes de hacerlo, apenas un 43 por ciento de las mujeres conocen su historial familiar, encontró la encuesta.

"Damos más bien por sentado que la gente lo sabe, pero a veces las pacientes no tienen buenas relaciones con sus familiares, no lo saben, no les preguntan o tal vez no hablen del tema", advirtió Shah. "Conocer el historial familiar es importante".

Cada año, unas 42,000 mujeres de Estados Unidos fallecen de un cáncer de mama, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., pero la supervivencia es de más de un 90 por ciento si el tumor se detecta temprano. Las mamografías pueden detectar unos tumores minúsculos, lo que aumenta las probabilidades de detectar la enfermedad en una etapa más temprana.



Orlando Health recomienda que las mujeres hablen con su médico de atención primaria o su ginecólogo a partir de la veintena, para ayudar a evaluar sus riesgos. La organización de la salud también recomienda autoexámenes mensuales para buscar cualquier cambio.

Los riesgos de las mujeres no son uniformes, y las mujeres negras tienen unas probabilidades un 40 por ciento más altas de fallecer de cáncer de mama que las blancas. Esto podría deberse en parte a que las mujeres negras con frecuencia son diagnosticadas con un tipo de cáncer más agresivo. Los sesgos sociales también podrían tener un rol, apuntó Shah, lo que incluye a unos posibles retrasos en el diagnóstico y el tratamiento iniciales.

Susan Brown, directora sénior de información y publicaciones de salud de la organización de recursos sobre el cáncer Susan G. Komen, indicó que no conocen del todo los motivos de las disparidades raciales en los resultados.

"Pensamos que podrían relacionarse con la biología del cáncer de mama. Es más probable que las mujeres negras tengan una forma agresiva de cáncer de mama", advirtió Brown. "También es más probable que reciban un diagnóstico a una edad más temprana. Además, hay dudas sobre la calidad de la atención de la salud que las mujeres negras reciben".

Brown expresó decepción ante los resultados de la encuesta, pero no sorpresa.

"Esto me dice que tenemos más trabajo por hacer para proveer algo de educación, de forma que las mujeres comprendan que se ha demostrado que encontrar un cáncer de mama temprano y obtener un tratamiento efectivo si se diagnostica salva vidas", enfatizó. "Tuvimos una reducción en la mortalidad, debido a la detección temprana y al tratamiento efectivo, de 1989 a 2019".

Las mamografías son una herramienta con una amplia disponibilidad, dijo Brown. "Pienso que tenemos una oportunidad para intentar simplemente reforzar el mensaje de que, hoy en día, las mamografías son la mejor herramienta que tenemos para encontrar el cáncer de mama temprano", observó.

Cuando el cáncer se encuentra temprano y está confinado al seno, la tasa de supervivencia relativa a cinco años es de alrededor de un 99 por ciento, apuntó Brown.

Pero "si se encuentra más tarde, es obvio que los tratamientos son más difíciles, los efectos secundarios son más duros, los costos son mayores, y los resultados son peores", lamentó Brown.

Shah apuntó que alrededor de un 1 por ciento de los cánceres de mama ocurren en los hombres, de forma que ellos también deberían estar familiarizados con lo que es normal en sus cuerpos.

"Si sienten un bulto o tienen descarga de un pezón, no deben pasarlo por alto. No es normal", añadió Shah. "Si sienten algo, también deben hacer que lo revisen".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el cáncer de mama.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Nikita Shah, MD, medical oncology team leader, Breast Cancer Center, Orlando Health Care Institute, Florida; Susan Brown, MS, RN, senior director, health information and publications, Susan G. Komen, Dallas, Texas; Terlisa Sheppard, Orlando Health patient; Orlando Health survey, Sept. 8-12, 2022

Comparte tu opinión