Una crianza serena ayuda a que los niños sobrelleven la pandemia del coronavirus

Una crianza serena ayuda a que los niños sobrelleven la pandemia del coronavirus

DOMINGO, 26 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Los niños podrían tener problemas con las alteraciones de la vida diaria provocadas por la pandemia del coronavirus, pero hay cosas que los padres pueden hacer para ayudar a sus hijos a afrontar los cambios, aseguran unos expertos.

"Los niños están experimentando unos factores estresantes importantes, por ejemplo no poder ir a la escuela, ajustarse a la educación en casa, estar en casa con la familia todo el día, no poder ver a sus amigos, la preocupación por sus abuelos y seres queridos... pero parece que son bastante resilientes y que se están tomando todos estos cambios con calma", señaló Alexandria Meyer, profesora asistente de psicología de la Universidad Estatal de Florida.

Los padres pueden reducir la ansiedad de los niños al limitar su exposición a las noticias relacionadas con la COVID-19, teniendo unas conversaciones abiertas y regulares con sus hijos sobre su comprensión de la situación, y comprobando que su comprensión de los hechos sea realista, según Meyer.

"Debe animar a sus hijos a hablar con usted abiertamente sobre sus preocupaciones, y a realizar prácticas de mindfulness o respiración para calmar su cuerpo", planteó en un comunicado de prensa de la universidad. "Pueden usar aplicaciones, como Headspace. Jugar al aire libre y dar caminatas también puede ayudar a calmar a los niños ansiosos... y también a los adultos".

Los niños más pequeños quizá sean menos capaces de expresar su angustia, según Isaac Mirzadegan, un estudiante doctoral de psicología clínica que trabaja con Meyer.

"Es normal que los niños expresen el estrés y la ansiedad a través de conductas en lugar de palabras [por ejemplo, un apego excesivo, problemas para dormir, irritabilidad y berrinches, conductas agresivas, hiperactividad y ansiedad de separación], y los padres quizá observen un aumento en los problemas conductuales en este periodo", comentó Mirzadegan en el comunicado de prensa. "Los niños más pequeños también podrían necesitar más afecto físico para ayudar a reducir su angustia".

Los niños de 5 a 12 años podrían mostrar más miedo, ansiedad, y problemas estomacales (como dolor de estómago) o dolores de cabeza. En respuesta al estrés, podrían discutir con sus hermanos, tener dificultades con las tareas escolares y aislarse socialmente.

Los adolescentes podrían tener más dificultades de concentración, más conductas rebeldes o riesgosas, o cambios en los niveles de actividad. También podrían necesitar un ambiente con más respaldo para hablar sobre cómo se sienten, plantearon los investigadores.

Los niños aprenden mucho sobre cómo reaccionar ante las situaciones al observar a sus padres.

"En este momento, será muy importante que los padres modelen unas estrategias de afrontamiento saludables para sus hijos", enfatizó Mirzadegan. "Los padres pueden enfocarse en compartir información respecto a la cual se puedan tomar acciones, por ejemplo cuándo y cómo usar máscaras faciales y cómo practicar el distanciamiento social, en lugar de información que induce estrés, como el número de muertes relacionadas con la COVID o los nombres de los famosos que tienen resultados positivos".

También es buena idea que los padres fomenten la resolución de problemas y ayuden a los niños a enfocarse en las cosas que pueden controlar.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión