Una conmoción cerebral puede conducir a problemas de la vista y el equilibrio en los niños pequeños

Una conmoción cerebral puede conducir a problemas de la vista y el equilibrio en los niños pequeños

MIÉRCOLES, 10 de junio de 2020 (HealthDay News) -- Los niños pequeños que sufren una conmoción cerebral son propensos a tener problemas con la vista y el equilibrio, según un estudio reciente.

"Dado que un tercio de las lesiones por conmociones pediátricas y entre los adolescentes ocurren en niños en edad de la escuela primaria, decidimos proveer una descripción integral de los niños de 5 a 11 años que fueron diagnosticados con una conmoción, para determinar oportunidades de mejorar la calidad del diagnóstico y la atención de este grupo de edad", señaló la autora principal, la Dra. Christina Master, pediatra de medicina del deporte del Hospital Pediátrico de Filadelfia.

En el estudio, el equipo de Master recolectó datos de más de 1,500 pacientes que fueron diagnosticados con una conmoción cerebral. Los investigadores encontraron que los problemas de la vista y del equilibrio fueron igual de comunes en los niños de 5 a 11 años que en los adolescentes.

Sin embargo, no se realizaban evaluaciones de la vista y del equilibrio de forma rutinaria en los niños más pequeños, encontraron los investigadores.

Alrededor de dos tercios de los pacientes estudiados reportaron problemas con la vista y el equilibrio. En total, un 74 por ciento de los pacientes recibieron una evaluación en algún momento. Entre ellos, un 63 por ciento tenían problemas, anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la universidad.

Pero solo se entregó a los padres un plan de recuperación de la conmoción cerebral para informar a las escuelas de su hijos sobre las adaptaciones necesarias, como hacer descansos por los síntomas, el uso de una letra impresa más grande o de libros en audio, o un tiempo adicional para las tareas, en un 44 por ciento de los casos.

La mayoría de los pacientes (un 95 por ciento) fueron atendidos solo en el departamento de emergencias, y no recibieron instrucciones para la escuela, encontró el estudio.

Además, apenas un 56 por ciento de los pacientes recibieron cartas de autorización para volver a jugar, a la clase de gimnasia o a otras actividades recreativas.

Master anotó que los niños de 5 a 11 años tenían unas tasas de problemas de la vista y del equilibrio comparables con las de los niños de más edad. Los médicos saben que los adolescentes que tienen esos problemas presentan un riesgo más alto de unos síntomas persistentes y de unos peores resultados, añadió.

"Nuestros jóvenes con más edad de verdad se benefician de una intervención temprana en la forma de adaptaciones en la escuela, el regreso a la escuela y los planes de actividad física, y de terapia vestibular o visual", aseguró Master. "Creemos que intervenir temprano también puede mejorar los resultados de los niños más pequeños diagnosticados con déficits visuales y vestibulares [de la vista y del equilibrio]".

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 4 de junio de la revista The Journal of Pediatrics.

Más información

Aprenda más sobre las conmociones cerebrales en los niños en la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión