Una cirugía de 'liberación nerviosa' ayudó a aliviar las duras migrañas de un hombre

Una cirugía de 'liberación nerviosa' ayudó a aliviar las duras migrañas de un hombre

MIÉRCOLES, 2 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Adam Pressley sufría de migrañas crónicas desde la niñez, y para cuando cumplió los 30 años ocurrían casi a diario.

Pressley, de 31 años, había probado todo para ponerles fin: antihipertensivos, antidepresivos, anticonvulsivos, e incluso inyecciones trimestrales de Botox.

Y entonces su médico sugirió algo sorprendente: la cirugía plástica podía potencialmente aliviar la presión nerviosa que contribuía a los dolores de cabeza.

"Pensé que era algo loco, un procedimiento de cirugía plástica que pudiera ayudar a las personas con las migrañas", dijo Pressley, que vive en Clarksville, Tennessee. "Me sentía escéptico y feliz a la vez".

El uso de la cirugía plástica de liberación nerviosa para tratar la migraña ha estado disponible durante un par de décadas, y el procedimiento se está volviendo más común y efectivo, comentó el Dr. Salam Kassis, cirujano plástico en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennessee.

La investigación clínica indica ahora que más o menos la mitad de las personas que se someten a la cirugía para liberar los nervios atrapados experimentan un alivio completo de las migrañas, y un 40 por ciento más tendrán un número más bajo de dolores de cabeza, que serán menos graves, señaló.

"En los últimos 20 años, nuestros porcentajes han mejorado de forma dramática. La tasa de éxito es incluso mejor que hace una década", afirmó Kassis.

Pero el procedimiento no convence a todos los expertos en el dolor de cabeza.

"Sin duda, hay algunos casos en que esto podría ser útil, pero no es algo que recomiendo en general en mi práctica", dijo la Dra. Rachel Colma, profesora asistente de neurología en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Pressley comenzó a sufrir migrañas a los 9 años, y su frecuencia aumentó de más o menos una vez al mes en la niñez a casi cada día.

"Casi me incapacitaron", dijo. El ruido y la luz son insoportables, se le nubla la vista, y el dolor le da náuseas.

Pressley, estudiante de ciencias informáticas, acabó hace poco un periodo de seis años en el Ejército de EE. UU., donde advirtió a sus oficiales de mando que sufría migrañas graves de cinco a siete días por semana.

Se enteró del procedimiento de cirugía plástica por Kassis, que se lo contó durante uno de sus tratamientos regulares con Botox, y decidió que valía la pena intentarlo.

En general se piensa que las migrañas se originan en el cerebro, pero la investigación ha mostrado que algunas personas podrían sufrir los dolores de cabeza debido a la compresión de los nervios de la cabeza y el cuello, indicó Kassis.

La conexión se descubrió por casualidad, dijo.

"Los cirujanos plásticos realizan procedimientos cosméticos como levantamientos de cejas y la resección de los músculos de la frente, y los pacientes que se sometían a esos tipos de cirugía a veces volvían a las citas de seguimiento y decían que se sentían muy bien y que hasta sus migrañas habían desaparecido", comentó Kassis.

Es el mismo concepto que la cirugía del túnel carpiano para liberar los nervios atrapados en la muñeca, explicó.

El procedimiento también sigue la misma lógica que el tratamiento de la migraña con el Botox, observó Kassis.

"El Botox funciona porque hace que los músculos dejen de funcionar y se encojan, de forma que el nervio tendrá más espacio y se descomprimirá", dijo.

Pressley se sometió a la cirugía de liberación nerviosa el noviembre pasado. Es un procedimiento ambulatorio que dura de una a dos horas.

Tres días más tarde, volvió a trabajar y a estudiar, aunque con una cara tan inflamada, dijo, que "parecía que había perdido una pelea con un oso".

El alivio de la migraña fue tanto inmediato como sustancial.

"Tras la cirugía, no tuve una migraña durante casi un mes y medio. Todavía tengo migrañas, pero se han reducido de forma sustancial", afirmó Pressley.

Hoy en día, tiene una migraña cada tres a cuatro semanas, en promedio.

"Las migrañas diarias que sufría, las que me impedían disfrutar de la vida, se han ido", afirmó Pressley.

La cirugía de liberación nerviosa se realiza sobre todo en unos cuantos centros del país, pero el uso del procedimiento se está haciendo más común, dijo Kassis.

"Ahora muchas más personas la están aprendiendo, y es cada vez más común", apuntó.

El costo promedio de la cirugía para la migraña es de entre 5,000 y 15,000 dólares, según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (American Society of Plastic Surgeons).

Los candidatos ideales para el procedimiento pueden identificar uno o más puntos desencadenantes en la cabeza o el cuello donde comienza el dolor de sus migrañas, observó Kassis. También sufren migrañas que los medicamentos no controlan bien.

Colman dijo que la investigación que respalda el procedimiento en general ha sido realizada por cirujanos plásticos y otros tipos de especialistas, en lugar de neurólogos.

"No estoy convencida de que los datos actuales con que contamos sean generalizables o muy eficaces para la mayoría de los pacientes", indicó.

Añadió que no se debería usar al Botox para explicar por qué la cirugía debería funcionar. Esto se debe a que el Botox relaja a los músculos, y también tiene un efecto directo en los receptores de dolor en el cerebro que alivia a las migrañas.

"El Botox funciona para la migraña crónica más allá del músculo", afirmó Colman. "Mi preferencia sería que si el Botox ayuda a estos pacientes, se use el Botox en lugar de elegir un procedimiento quirúrgico".

Más información

La Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos ofrece más información sobre la cirugía de liberación nerviosa para las migrañas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión