Una cepa más grave de la gripe comienza a propagarse extensamente

Una cepa más grave de la gripe comienza a propagarse extensamente
| Foto: ISTOCK

Los estadounidenses todavía no están a salvo, ya que la gripe continúa propagándose por el país, informaron el viernes las autoridades de salud.

Ha ocurrido un cambio importante en los virus en circulación. Al inicio de la temporada de gripe, la cepa predominante era la influenza A H1N1, pero ahora una cepa más grave, la influenza A H3N2, conforma casi la mitad de todos los casos nuevos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Parece que estamos pasando de una ola de H1 a una ola de H3", señaló Lynette Brammer, líder del equipo de vigilancia de la influenza doméstica de los CDC. "Todavía falta mucha gripe".

Lo positivo es que la vacuna de este año es más efectiva que la del año pasado. Según Brammer, esta vacuna tiene una efectividad del 62% contra la H1N1, y una efectividad del 44% contra la H3N2.

En los niños y adolescentes de 6 meses a 17 años de edad, la efectividad general de la vacuna es de un 61%, según los CDC.

Vacunar a los niños es esencial. Esta temporada, la gripe ya ha acabado con las vidas de 41 niños.

Esas estadísticas reflejan unas tragedias y un dolor muy reales.

  • En Lowell, Massachusetts, CBS News reportó que Puthiraksmey Paak, de 4 años de edad, falleció el 16 de febrero debido a complicaciones de la gripe. Su desconsolado padre, Sopheak Paak, dijo que su familia se había mudado hacía poco a Estados Unidos desde Camboya, buscando una mejor vida.
  • En San Diego, NBC News reportó que la primera muerte de un niño por la gripe de esta temporada en esa ciudad ocurrió cuando Julie Leyva Campos, de 14 años, sucumbió a la enfermedad el 12 de febrero. Sus familiares dijeron que no se vacunó contra la gripe, y tenía una afección médica subyacente que no se ha especificado.
  • Y el 18 de febrero, un niño de 8 años de edad, Martin Ray "Chucky" Campbell Jr., de Rockport, Texas, murió tan solo horas tras ser diagnosticado con la influenza, reportó NBC News. "Tenía tanto que decir, y ahora está en silencio", declaró a NBC la tía de Campbell, Jessica Solis.

Brammer sigue instando a las personas que aún no se han vacunado a hacerlo. "Mientras la gripe esté en circulación y alguien no se haya vacunado, recomendamos que se vacune", enfatizó.

En cuanto a la gravedad de la temporada, Brammer dijo que ninguna temporada de gripe es leve. La gravedad de la temporada es sencillamente una comparación entre temporadas. "No hay temporadas buenas de gripe", apuntó.

El número de muertes entre los adultos (muchos de ellos ancianos frágiles) es alto. Este año, hasta ahora, 22,300 adultos han fallecido de la gripe, dijo Brammer, y más de 250,000 personas han sido hospitalizadas.

Es una cantidad mucho menor que el número de muertes del año pasado, que superó las 80,000. Pero la gripe sigue en circulación, de forma que más personas serán hospitalizadas y fallecerán, indicó Brammer.

Si más personas se vacunaran, la cantidad de muertes y hospitalizaciones se podría reducir de manera drástica, anotó.

Brammer enfatizó que, si una persona se vacuna y de cualquier forma contrae la gripe, su enfermedad será más leve que si no se hubiera vacunado. También es importante que todo el que esté cerca de bebés y adultos mayores se vacune contra la gripe.

"La vacunación provee un cordón de protección familiar alrededor del bebé, o de cualquier otro familiar con un riesgo alto de gripe", explicó.

Los CDC enfatizaron que todo el que tenga a partir de 6 meses de edad debe vacunarse contra la gripe.

Se estimó que, el año pasado, la vacunación previno 7.1 millones de casos de enfermedad, 3.7 millones de visitas al médico, 109,000 hospitalizaciones y 8,000 fallecimientos, reportaron los CDC.

Hasta el 16 de febrero, había gripe generalizada en 48 estados, y 30 estados experimentaban unos niveles altos de la enfermedad. Además, las hospitalizaciones están en aumento, encontraron los investigadores de los CDC.

Según los CDC, hay una alta actividad gripal en la ciudad de Nueva York, y en 30 estados: Alabama, Alaska, Arkansas, Colorado, Georgia, Indiana, Kansas, Kentucky, Luisiana, Maine, Massachusetts, Mississippi, Missouri, Nebraska, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Carolina del Norte, Oklahoma, Pensilvania, Rhode Island, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Vermont, Virginia, Washington, Virginia Occidental y Wyoming.

Si contrae la gripe, los antivirales como Tamiflu y Relenza pueden hacer que la enfermedad sea menos grave. Pero si está enfermo, los CDC recomiendan que se quede en casa para no infectar a los demás.

Más información

Para más información sobre la gripe, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Comparte tu opinión