Una aspirina al día puede reducir el riesgo de cáncer de colon, pero la edad importa

LUNES, 25 de enero de 2021 (HealthDay News) -- Una aspirina en dosis baja podría ayudar a algunas personas a reducir su riesgo de desarrollar un cáncer de colon, pero no si esperan hasta los 70 años para comenzar, sugiere un nuevo estudio de gran tamaño.

Los investigadores encontraron que cuando las personas comenzaban a tomar aspirina a los 50 o 60 y tantos, su riesgo de desarrollar un cáncer de colon después de los 70 años se reducía en un 20 por ciento.

Una aspirina al día puede reducir el riesgo de cáncer de colon, pero la edad importa

Pero no hubo un beneficio de este tipo en las personas que comenzaron a usar la aspirina a los 70 años o después.

Nadie está diciendo que todas las personas de mediana edad deban correr a tomar aspirina en dosis baja, advirtieron los expertos.

De hecho, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. recomienda la aspirina en dosis baja (usualmente 81 mg al día) solo para un grupo selecto: las personas de 50 a 59 años que tengan un riesgo de al menos un 10 por ciento de sufrir un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular (ACV) en los próximos 10 años.

La razón es que el uso a largo plazo de aspirina conlleva un riesgo de sangrado en los intestinos o el cerebro. Pero en esos adultos de mediana edad, los beneficios superan a los riesgos, es decir, una reducción en las probabilidades tanto de enfermedad cardiovascular como de cáncer de colon.

En los adultos mayores, los beneficios de iniciar la aspirina están menos claros. Entonces, el grupo de trabajo, que es un panel de expertos médicos financiado por el gobierno, sugiere que las personas en la sesentena hablen con el médico sobre las ventajas y desventajas.

El tema de la aspirina es menos claro en las personas de 70 a 79 años.

Y un ensayo clínico de 2018 aumentó las preocupaciones sobre el riesgo: encontró que las personas de a partir de 70 años que fueron asignadas al azar a tomar aspirina en dosis baja en realidad fueron más propensas a fallecer de cáncer de colon que las que no la usaban.

Esto no tuvo una explicación clara, apuntó el autor del estudio, el Dr. Andrew Chan, gastroenterólogo del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

"Los resultados fueron muy sorprendentes", dijo. "Anticipábamos una reducción en el riesgo".

Los hallazgos del estudio plantearon muchas preguntas, entre ellas: ¿El problema es iniciar la aspirina después de los 70? ¿O hay un problema con cualquier uso del fármaco a esa edad?

Las directrices del grupo de trabajo tratan sobre el momento de iniciar la aspirina en dosis baja, pero no sobre cuándo parar, anotó Chan.

Dijo que esas preguntas impulsaron al nuevo estudio.

Los hallazgos, que se publicaron en la edición del 21 de enero de la revista JAMA Oncology, se basan en más de 94,500 profesionales de la atención de la salud que recibieron seguimiento desde los años 80. En ese tiempo, 1,431 fueron diagnosticados con un cáncer de colon.

El equipo de Chan encontró que, en promedio, las personas que habían usado aspirina de forma regular tenían un 20 por ciento menos de probabilidades de desarrollar un cáncer de colon a los 70 años o más adelante. Esto fue tras tomar en cuenta otros factores, como la dieta, los niveles de ejercicio, el tabaquismo y el peso corporal.

Pero el beneficio solo fue aparente entre las personas que iniciaron la aspirina antes de los 70 años.

Los hallazgos tienen sentido, afirmó el Dr. David Greenwald, gastroenterólogo y profesor de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Señaló que hay evidencias de que el uso de aspirina tarda entre 10 y 20 años en reducir el riesgo de cáncer de colon.

"Creo que esto implica que las personas que inician la aspirina en la setentena no tienen suficiente tiempo para observar un beneficio", planteó Greenwald, que no participó en el estudio.

Chan dijo que también es posible que la aspirina tenga unos efectos biológicos distintos a distintas edades, porque los adultos mayores responden al fármaco de forma distinta, porque sus cánceres son distintos de los cánceres de las personas más jóvenes, o ambas cosas.

Los investigadores en realidad no saben por qué la aspirina ayuda a mantener al cáncer de colon a raya, pero quizá implique a los efectos antiinflamatorios del fármaco.

Las personas de cualquier edad deben hablar con el médico antes de iniciar la aspirina en dosis baja, aconsejó Greenwald.

"La aspirina puede provocar daños, de forma que solo debe tomarla si tiene algún beneficio para usted", dijo.

Las personas que iniciaron la aspirina en la cincuentena pueden continuar a medida que envejecen, pero Greenwald indicó que deben reevaluarlo periódicamente con su médico. El riesgo de sangrado tiende a aumentar con la edad y ciertas afecciones de la salud, o debido a las interacciones con otros medicamentos de uso común entre los adultos mayores.

Chan comentó que las distintas personas interpretan el tema de riesgo y el beneficio de forma diferente. Algunas consideran que el riesgo de una hemorragia estomacal es compensado por el beneficio potencial, mientras que otras no, añadió.

El estudio fue financiado mediante subvenciones del gobierno y de fundaciones. Chan y sus coinvestigadores han recibido honorarios de Bayer AG y otras compañías farmacéuticas.

Más Información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre la aspirina y el riesgo de cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Andrew Chan, MD, MPH, gastroenterologist and chief, clinical and translational epidemiology unit, Massachusetts General Hospital, Boston; David Greenwald, MD, professor, medicine and gastroenterology, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, and director, clinical gastroenterology and endoscopy, Mount Sinai Hospital, New York City; JAMA Oncology, Jan. 21, 2021, online

Comparte tu opinión