Una afección que afecta a los niños con COVID-19 sigue siendo muy poco común, según un grupo de expertos cardiacos

Una afección que afecta a los niños con COVID-19 sigue siendo muy poco común, según un grupo de expertos cardiacos

JUEVES, 7 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- En medio de las advertencias recientes sobre un posible vínculo entre la COVID-19 en los niños y una afección inflamatoria llamada enfermedad de Kawasaki, que puede dañar al corazón y a otros órganos, unos expertos cardiacos enfatizan que esos casos parecen ser poco comunes.

La mayoría de los niños con COVID-19 tienen unos síntomas leves, o no tienen ningún síntoma, pero un pequeño número ha desarrollado enfermedad de Kawasaki, que con frecuencia requiere hospitalización y, de vez en cuando, cuidados intensivos.

Entre las características de la enfermedad de Kawasaki se observan una fiebre superior a entre 102 y 104 grados Fahrenheit (de 38.8 a 40 grados centígrados) durante al menos cinco días, una inflamación de las glándulas del cuello y un sarpullido.

Otros síntomas incluyen enrojecimiento e inflamación de las palmas de las manos y las plantas de los pies, ojos sanguinolentos, e irritación e inflamación de la boca, los labios y la garganta, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA). Los pacientes también podrían desarrollar trastornos cardiacos, renales, gastrointestinales o neurológicos.

"Queremos asegurar a los padres que esto parece ser poco común", comentó la Dra. Jane Newburger, del Consejo de Enfermedad Cardiaca Congénita de Por Vida y de Salud Cardiaca en los Jóvenes de la AHA. "Si bien la enfermedad de Kawasaki puede dañar al corazón o a los vasos sanguíneos, los problemas cardiacos en general desaparecen tras cinco o seis semanas, y la mayoría de los niños se recuperan por completo".

A veces, el daño en la arteria coronaria persiste, pero esto es raro, apuntó en un comunicado de prensa de la AHA.

"Debido a esto, la enfermedad de Kawasaki es la causa más común de enfermedad cardiaca adquirida en los niños de los países desarrollados", apuntó Newburger, directora del Programa de Kawasaki del Hospital Pediátrico de Boston. "Un tratamiento rápido es esencial para prevenir unos problemas cardiacos significativos".

En algunos casos, los niños enferman de gravedad con mucha rapidez, de forma que los que tengan síntomas de la enfermedad de Kawasaki deben ser evaluados de inmediato, y admitidos a hospitales con unidades de cuidados intensivos pediátricos, según Newburger.

Dado que hay un número pequeño pero creciente de niños con fiebre y evidencias de inflamación que no están gravemente enfermos, se debe monitorizar con cuidado a todos los niños con una fiebre y un conteo elevado de proteína C reactiva (PCR) o glóbulos blancos que no tengan explicación, aconsejó Newburger.

Para aprender más, es importante inscribir a los niños, siempre que sea posible, en proyectos de investigación de la COVID-19, según el consejo, un grupo científico voluntario de eminentes cardiólogos pediátricos.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la enfermedad de Kawasaki.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión