Una actitud optimista podría ayudar a prevenir un segundo ACV

Una actitud optimista podría ayudar a prevenir un segundo ACV

JUEVES, 31 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Si usted ha sufrido un accidente cerebrovascular (ACV), una actitud positiva podría ayudar a evitar que sufra otro, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que cuando las personas sentían que podían protegerse de un segundo ACV, tenían una presión arterial más baja. La hipertensión es un factor de riesgo importante de ACV recurrente.

"Uno puede protegerse al reducir los factores de riesgo. Y este estudio muestra que si uno cree que puede hacerlo, en realidad puede", señaló la autora sénior del estudio, Bernadette Boden-Albala, profesora de epidemiología en el Colegio de Salud Pública Global de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

La conexión entre la mente y el cuerpo tiene un interés creciente para la medicina. ¿Pero pueden las personas en realidad sanar con el pensamiento?

El estudio parece sugerir que es posible.

Los investigadores observaron datos sobre más de 400 personas que sobrevivieron a un ACV entre leve y moderado o que sufrieron un ataque isquémico transitorio (también conocido como AIT o mini ACV). La mitad del grupo estaba compuesto por mujeres. Su edad promedio era de 64 años.

Un 30 por ciento del grupo eran blancos, alrededor de un tercio eran negros, y otro tercio eran hispanos.

Se pidió a los voluntarios del estudio que dijeran si estaban de acuerdo o en desacuerdo con afirmaciones como "me preocupa sufrir un ACV", "puedo protegerme contra sufrir un ACV", y "algunas personas son más propensas a sufrir un ACV que otras".

Casi un 80 por ciento se mostraron de acuerdo con la afirmación de que podían protegerse a sí mismos. En comparación con el grupo que se mostró en desacuerdo, los que pensaban que podían protegerse redujeron su presión arterial sistólica alrededor de 6 mm Hg más que el grupo que pensaba de forma negativa en el año tras el ACV. La presión arterial sistólica es el primer número de una lectura.

Boden-Albala dijo que los investigadores no incluyeron las mediciones de la presión arterial diastólica (el número inferior) en el análisis porque la presión sistólica parece ser la que se relaciona con el riesgo de ACV. Mientras más alta es la presión sistólica, mayor es el riesgo de ACV, dijo.

¿Cómo podría una perspectiva positiva afectar a la presión arterial?

"Quizá la autoeficacia [el sentimiento de poder protegerse a uno mismo] sea un indicador de una disposición al cambio", planteó Boden-Albala. Entonces, tal vez las personas que tenían una perspectiva más positiva pudieron reducir la sal, comer más frutas y verduras, o hacer más ejercicio, sugirió.

Aunque a todas las personas del estudio se les dio cierta información sobre la prevención de un segundo ACV, las que tenían un pensamiento positivo podrían haber tenido "la confianza de asumir el control de sus vidas", añadió.

Boden-Albala dijo que el estrés también podría tener un rol. Y los que sentían que tenían el control probablemente se sentirían menos estresados.

"Lo peor que se puede hacer es decirle a alguien que no puede hacer nada respecto a una situación. Las personas necesitan las habilidades y los recursos para hacer algo, o se estresarán", explicó Boden-Albala.

El Dr. Deepan Singh es psiquiatra en el Hospital de Winthrop de la NYU, en Mineola, Nueva York.

Comentó que "los pacientes con una actitud positiva tenían una presión arterial sistólica más baja, independientemente del sexo, la raza, etc., y también del estatus de la intervención. Las personas con una sensación de control parecían destinadas a tener un mejor resultado".

Pero eso no significa que el pensamiento positivo deba reemplazar a las estrategias estándar de tratamiento. Pero sí sugiere la importancia de tratar a los pacientes de forma holística, planteó Singh, que no participó en el estudio.

Singh dijo que la moraleja del mensaje en realidad es para los proveedores de atención. "Sea proactivo al educar a los pacientes, y sea consciente de que mantener una perspectiva positiva puede tener un resultado positivo".

Ambos expertos dijeron que sería buena idea que los médicos prestaran atención a las actitudes de sus pacientes. Alguien que exprese mucha negatividad quizá deba ser orientado a recursos adicionales para aprender a reducir su riesgo de otro ACV, y tal vez se deba remitir a más ayuda.

Los resultados del estudio se presentaron el miércoles en una reunión de la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association), en Honolulu. Los hallazgos presentados en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre cómo el pensamiento positivo puede mejorar su salud, visite Johns Hopkins Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión