Un trío de medicamentos mejora las probabilidades contra el cáncer de páncreas avanzado

Un trío de medicamentos mejora las probabilidades contra el cáncer de páncreas avanzado

JUEVES, 3 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Un coctel de quimioterapia de tres fármacos parece encoger los tumores y mejorar la supervivencia entre los pacientes con cáncer de páncreas, muestra un estudio reciente de tamaño reducido.

Los tumores se redujeron de forma sustancial en poco más de un 71 por ciento de los pacientes tratados con un régimen de tres medicamentos: nab-paclitaxel, gemcitabina y cisplatino basado en platino, encontraron los investigadores.

Además, 16 pacientes (un 64 por ciento) de los 25 tratados seguían con vida un año después del tratamiento, más del doble que la tasa promedio de supervivencia a un año del 26 por ciento en las personas con un cáncer de páncreas avanzado.

Diez pacientes (un 40 por ciento) seguían con vida dos años después, una tasa de supervivencia inusitada en los pacientes con un cáncer de páncreas en etapa 4, aseguró el investigador sénior, el Dr. Daniel Von Hoff, director de la división de medicina molecular del Instituto de Investigación en Genómica Traslacional, en Phoenix.

Los tres medicamentos han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para la quimioterapia. El nab-paclitaxel y la gemcitabina son actualmente la combinación de quimioterapia de primera línea que se usa para tratar el cáncer de páncreas, anotaron los autores del estudio.

En el estudio, los investigadores añadieron unas dosis bajas de cisplatino basado en platino a esa combinación usual, basándose en evidencias de laboratorio de que el cisplatino inhibía la capacidad de las células del cáncer de páncreas de reparar su ADN, provocando que se autodestruyan.

"Contábamos con evidencias preclínicas de que esos tumores tenían problemas significativos para reparar el daño en el ADN, así que incluir algo que provoque daño en el ADN en un tumor con algo de suerte lo potenciaría un poco más", apuntó Von Hoff.

Al final, los tumores se encogieron en siete de cada 10 pacientes, casi el triple que la tasa de respuesta usual de un 26 por ciento, señaló Von Hoff.

Los investigadores describieron los efectos secundarios adicionales como "tolerables", que implicaron sobre todo afecciones relacionadas con la sangre que eran gestionables.

Más o menos dos tercios de los pacientes experimentaron una reducción en las plaquetas, las células de la sangre que ayudan en la coagulación, y un tercio desarrollaron anemia por una reducción en los glóbulos rojos que portan el oxígeno por todo el cuerpo. Alrededor de una cuarta parte desarrollaron neutropenia, una reducción en los glóbulos blancos que puede afectar a la respuesta inmunitaria.

Como hace mucho que el cisplatino es un medicamento disponible en forma genérica para la quimioterapia, añadir el fármaco no debería aumentar el costo del tratamiento del cáncer de forma dramática, dijo Von Hoff.

"No diría que es baratísimo, pero es bastante barato", indicó Von Hoff.

El cáncer de páncreas es relativamente poco común, y conforma alrededor del 3 por ciento de todos los casos de cáncer en Estados Unidos, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society). Unas 57,000 personas serán diagnosticadas con un cáncer de páncreas este año, y unas 46,000 fallecerán por su causa.

Basándose en el estudio, que fue financiado por el Instituto de Investigación en Genómica Traslacional y el Instituto de Investigación HonorHealth, Von Hoff prevé que los oncólogos consideren seriamente la combinación de los tres medicamentos como opción potencial de tratamiento.

El Dr. Len Lichtenfeld, director médico interino de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, se mostró de acuerdo en que el estudio aumentará el interés en esta combinación de tres fármacos.

"El cáncer de páncreas usualmente se presenta en un estado avanzado, que requiere quimioterapia, y las opciones de quimioterapia no son particularmente buenas", dijo Lichtenfeld. "Este estudio de un número relativamente bajo de pacientes sugiere que este régimen de fármacos que están disponibles parece ser mejor que otros tratamientos usados para esta enfermedad".

Pero Lichtenfeld observó que se necesitan más estudios para reforzar los resultados del coctel de medicamentos. Este estudio fue muy pequeño y los pacientes no se eligieron al azar, de forma que otros factores podrían explicar las respuestas observadas, dijo.

Lichtenfeld añadió que si bien es esperanzador, el estudio no constituye el tipo de nuevo tratamiento revolucionario que se ha visto en otros tipos de cáncer mediante el uso innovador de terapias dirigidas o inmunoterapias.

"No creo que esto llegue a ese nivel", lamentó Lichtenfeld. "Creo que mediante algunos ajustes de los tratamientos disponibles con los que tenemos mucha experiencia los resultados fueron mejores. ¿Pero es el avance en el tratamiento del cáncer de páncreas que todos esperamos? No, no llegará a ese nivel".

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer ofrece más información sobre el cáncer de páncreas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión