Un tipo de lesión debería ser una señal de alarma de la violencia doméstica

Un tipo de lesión debería ser una señal de alarma de la violencia doméstica

LUNES, 30 de noviembre de 2020 (HealthDay News) – Hasta un tercio de las mujeres adultas que sufren una fractura en particular en el antebrazo podrían ser víctimas de violencia de pareja, según un estudio reciente.

Los hallazgos subrayan la necesidad de evaluar la posible violencia de pareja en las mujeres que sufren fracturas de cúbito, plantearon los investigadores. Esto incluye a las que dicen que se lesionaron en una caída.

El cúbito es el hueso del antebrazo que está del lado del meñique. Con frecuencia se fractura cuando las personas suben el brazo para proteger sus caras de un golpe con un objeto.

"No lo correlacioné con la violencia de pareja hasta hace poco. Compartí mi idea con nuestros cirujanos ortopédicos, y con su interés y su respaldo, decidí realizar el estudio", comentó la autora sénior, la Dra. Bharti Khurana, directora de radiología musculoesquelética de emergencias del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

Los investigadores buscaron esas fracturas en los expedientes electrónicos de mujeres de 18 a 50 años en seis hospitales. Encontraron a 62 pacientes, con una edad promedio de 31 años, que habían sufrido esas fracturas. Doce habían confirmado casos de violencia de pareja. En ocho había sospechas de violencia de pareja.

Los hallazgos se presentarán en una reunión virtual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (Radiological Society of North America), que se celebrará hasta el 5 de diciembre.

"Las características radiológicas que observamos fueron la ubicación de la fractura, el patrón de la fractura en términos de la forma en que se fracturó, y el desplazamiento de la fractura", comentó el autor principal, el Dr. David Sing, residente de cirugía ortopédica del Centro Médico de Boston.

"De todas esas cosas, lo que observamos usualmente fue una fractura mínimamente desplazada, lo que significa que el hueso se rompe por completo pero no se mueve de forma significativa", dijo en un comunicado de prensa de la reunión.

Los casos confirmados también se vincularon con la falta de hogar y con visitas anteriores a la sala de emergencias por lesiones musculoesqueléticas.

Todas las pacientes del estudio que no fueron víctimas confirmadas o con sospechas de violencia de pareja tenían fracturas que ocurrieron en accidentes de vehículos motorizados u otros percances, como chocar con un árbol mientras esquiaban. Cuatro de las ocho pacientes de las que se sospechó que fueron víctimas de violencia dijeron que se habían caído. Khurana anotó que es más probable que las caídas resulten en una fractura del radio, el otro hueso del antebrazo.

El estudio encontró que apenas un 40 por ciento de los casos confirmados o sospechosos habían completado una evaluación formal de la violencia.

Los investigadores sugirieron que los radiólogos que vean las fracturas en sus pacientes pueden informar al médico del departamento o al cirujano ortopédico que la fractura con frecuencia se observa en la violencia de pareja. El médico que haya ordenado los estudios puede entonces observar el historial clínico de la paciente para ver si hay algo sospechoso.

En el estudio, el análisis histórico de las imágenes, por sí solo, pudo levantar sospechas en un 75 por ciento de los casos clínicamente confirmados de violencia de pareja.

"Un análisis cuidadoso de los exámenes de imágenes anteriores podría también ayudar a los radiólogos a confirmar su sospecha de violencia de pareja", planteó el coautor del estudio, el Dr. Rahul Gujrathi, radiólogo del Hospital Brigham and Women's, que anotó que durante los confinamientos por la COVID-19, la violencia de pareja ha aumentado, porque las personas están atrapadas en casa con sus abusadores.

Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Puede llamar a la Línea Directa Nacional contra la Violencia Doméstica (National Domestic Violence Hotline) al 800-799-SAFE (7233), y hay más información disponible en su sitio web.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

SOURCE: Radiological Society of North America, news release, Nov. 30, 2020

Comparte tu opinión