Un tercio de los usuarios de cigarrillos electrónicos reportan señales de daños pulmonares, según un estudio

Un tercio de los usuarios de cigarrillos electrónicos reportan señales de daños pulmonares, según un estudio

MIÉRCOLES, 11 de noviembre de 2020 (HealthDay News) -- Una de cada tres personas que vapean afirma que tiene síntomas asociados con daños en los pulmones o en el tracto respiratorio, informa un nuevo estudio.

En específico, un 33 por ciento de los usuarios de cigarrillos electrónicos reportaron que tenían uno o más síntomas asociados con la EVALI, por las siglas en inglés de lesión pulmonar asociada con el uso de los cigarrillos electrónicos o el vapeo, comentaron los investigadores.

Esos síntomas incluyen tos, falta de aliento, náuseas, dolor de estómago y dolor de pecho.

Las personas que usaban cigarrillos electrónicos desechables eran menos propensas a sufrir esos síntomas, lo que indica que parte del problema proviene de la experimentación con ingredientes no regulados y dispositivos no evaluados, advirtió la investigadora sénior, la Dra. Thanh-Huyen Vu, profesora asociada de investigación en epidemiología de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

"No previmos ver unas relaciones tan firmes y constantes entre las modificaciones que los usuarios hacen a los productos, y el uso de productos con sabores, con los síntomas clínicos, incluyendo síntomas asociados con la EVALI", apuntó Vu. "Los síntomas clínicos son comunes en los usuarios [de los cigarrillos electrónicos], y son particularmente prevalentes entre los usuarios que modifican los productos o que consumen productos con sabores".

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. crearon el nombre EVALI en 2019 para los problemas pulmonares asociados con el vapeo. Nombraron el problema después de que unos crecientes números de vapeadores desarrollaran una enfermedad pulmonar grave.

En este estudio, Vu y su equipo observaron a más de 1,400 personas que vapeaban en 2016. Los participantes mencionaron los dispositivos y productos que usaron, y reportaron los síntomas que experimentaron como resultado del vapeo.

Un 55 por ciento dijeron que habían tenido uno o más síntomas, y un tercio reportaron síntomas que se vinculan directamente con la EVALI. La tos y las náuseas fueron los más comunes.

Las personas tenían un 70 por ciento más de probabilidades de presentar síntomas parecidos a la EVALI si usaban dispositivos que se rellenaban al echarles más líquido para cigarrillos electrónicos, y un 95 por ciento más de probabilidades de reportar esos síntomas si usaban dispositivos con cartuchos recargables.

Los vapeadores que mezclaban sus propios líquidos para los cigarrillos electrónicos tenían un 40 por ciento más de probabilidades de reportar síntomas asociados con la EVALI, y los que usaban cigarrillos electrónicos con sabores tenían un 71 por ciento más de probabilidades.

"Nuestros resultados indican que los síntomas de lesiones pulmonares asociadas con los cigarrillos electrónicos o el vapeo no eran una rareza, un suceso breve ni se relacionaban solo con el uso del THC (el componente psicoactivo del cannabis) ni el acetato de vitamina E, los cuales fueron señalados como contribuyentes potenciales a los brotes de EVALI más o menos en el último año", dijo Vu.

Los hallazgos se presentarán en una reunión en línea de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), del 13 al 17 de noviembre.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. anunció planes de empezar a regular los cigarrillos electrónicos.

Esos resultados muestran por qué es necesario, aseguró Aruni Bhatnagar, codirector del Centro de Ciencias de la Regulación del Tabaco de la Asociación Americana del Corazón, y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Louisville, en Kentucky.

"Debería haber una regulación mucho más estricta del tipo de dispositivos que se permiten en el mercado", aseguró Bhatnagar, que no participó en el estudio. "La falta de regulación es lo que ha conducido a todo el fiasco de la EVALI".

Las personas en realidad no deberían vapear para nada, enfatizó Vu.

"Si vapea (algo que, de nuevo, desaconsejamos), tenga cuidado con los productos que usa y no modifique esos productos usted mismo", recomendó.

Bhatnagar se mostró de acuerdo.

"Las personas que usan dispositivos modificados y cartuchos recargables tienden a ser más experimentales, y los llenan con distintos líquidos para cigarrillos electrónicos y sabores y concentraciones de nicotina", dijo Bhatnagar. "Ese conjunto de usuarios es más propenso a experimentar síntomas que los individuos que solo usaban dispositivos no rellenables".

La Encuesta nacional de jóvenes y tabaco de 2020 reportó que 3.6 millones de niños y adolescentes usan cigarrillos electrónicos, y entre los usuarios actuales, más de 8 de cada 10 reportaron que usaban cigarrillos electrónicos con sabores, anotaron los investigadores.

"Sabemos que casi un 90 por ciento de los fumadores de cigarrillos se vuelven adictos antes de los 20 años, y la nicotina tiene unos efectos muy profundos en el cerebro en desarrollo", observó Bhatnagar en un comunicado de prensa de la revista. "Este estudio provee un mensaje claro de que, a pesar de la creencia de que los cigarrillos electrónicos son menos nocivos, o incluso de que algunas personas crean que son completamente inocuos, hay un daño, que es percibido incluso por las personas que los usan".

Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la EVALI.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Thanh-Huyen Vu, M.D., Ph.D., research associate professor, epidemiology, Department of Preventive Medicine, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Aruni Bhatnagar, Ph.D., professor, medicine, University of Louisville School of Medicine, Louisville, Ky.; online meeting, American Heart Association, Nov. 13-17, 2020

Comparte tu opinión