Un programa virtual podría hacer que la conducción sea más segura para los adolescentes con TDAH

JUEVES, 1 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Un simulador podría hacer que la conducción sea más segura para los adolescentes que sufren del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), al entrenarlos para que desvíen la mirada de la carretera de forma más breve.

El Aprendizaje de concentración y atención enfocadas (FOCAL, por sus siglas en inglés) es un programa computarizado que enseña a los adolescentes a mantener la vista en la carretera. En este estudio, financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., se añadió un simulador de conducción, para proveer una retroalimentación inmediata a los estudiantes.

Un programa virtual podría hacer que la conducción sea más segura para los adolescentes con TDAH

Los investigadores, dirigidos por Jeffery Epstein, del Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati, llamaron al entrenamiento combinado FOCAL+.

Los 76 adolescentes que participaron en el FOCAL+ tuvieron un riesgo casi un 40 por ciento más bajo de sufrir o casi sufrir un accidente que los de un grupo de control que no recibieron el entrenamiento, encontró el estudio.

En el entrenamiento, se mostró una pantalla dividida a los del grupo de FOCAL+. La mitad superior de la pantalla mostraba la perspectiva de un conductor de una carretera. La mitad inferior mostraba un mapa.

Se mostró a los participantes el nombre de una calle, y se les pidió que tocaran la barra de espacio para identificar la calle en el mapa, lo que hacía que la carretera desapareciera. Presionar la tecla una segunda vez restauraba el mapa. Alternar entre ambas cosas representaba a las multitareas durante la conducción.

Cuando se mostraba la pantalla solo con el mapa durante más de tres segundos, sonaba una alarma. En un ensayo posterior, la alarma sonaba tras dos segundos.

En el entrenamiento con el simulador, los participantes se sentaron ante una consola con un volante y pedales, y "condujeron" en una carretera simulada. Usaron unas gafas especializadas que rastreaban los movimientos de los ojos y de la cabeza, y se les pidió que identificaran varios símbolos aleatorios en el tablero.

Sonaba una alarma si desviaban la mirada de la carretera más de dos segundos. Los que tuvieron una puntuación baja repitieron el ejercicio hasta que sus puntuaciones mejoraran.

Los investigadores evaluaron a los participantes de ambos grupos un mes tras completar el programa. En promedio, el grupo de FOCAL+ dio unas 16.5 miradas largas, en comparación con 28 en el grupo de control.

Tras seis meses, el grupo de FOCAL+ daba 15.7 miradas largas, en comparación con 27 en el grupo de control.

Los investigadores también equiparon los vehículos de los participantes con cámaras con el fin de evaluar su conducción durante un año.

Los conductores del grupo FOCAL+ daban alrededor de un 76 por ciento menos de miradas largas que el grupo de control. La tasa de accidentes y casi accidentes en el grupo de FOCAL+ fue de un 3.4 por ciento, frente a un 5.6 por ciento en el grupo de control.

Aunque los conductores adolescentes tienen cuatro veces más probabilidades de sufrir un accidente que los conductores adultos, los adolescentes con TDAH tienen el doble de probabilidades de sufrir un accidente que los adolescentes neurotípicos, anotó el estudio.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 30 de noviembre de la revista New England Journal of Medicine.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el TDAH.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. National Institutes of Health, news release, Nov. 30, 2022

Comparte tu opinión